Logo El Confidencial
NOTICIAS

La Navidad de Nieves Álvarez

Quien más y quien menos vive estos días con un poco de estrés y locura, es lo que tienen las fiestas. Regalos, cenas, invitados... y hasta

Foto: La Navidad de Nieves Álvarez
La Navidad de Nieves Álvarez
Autor
Tags
    Tiempo de lectura2 min

    Quien más y quien menos vive estos días con un poco de estrés y locura, es lo que tienen las fiestas. Regalos, cenas, invitados... y hasta las más glamourosas de nuestras celebrities tienen que ponerse al tajo para que todo esté listo en la fecha señalada. La top Nieves Álvarez sabe que no hay nada peor que pasarse los días de fiesta sin nada preparado, y por eso en su casa todo está ya medido hasta el más mínimo detalle para pasar las fiestas en familia.

    A pesar de su gran vinculación con Italia, este año Álvarez no se irá con su familia al país transalpino. El padre de su marido Marco Severini falleció este año y tanto nieves como su esposo han preferido optar por una celebración tranquila sin salir de casa. Eso sí, todos los famliares, ya sean de la bota o de la piel de toro, están más que invitados.

    Cuando decimos que Álvarez lo tiene todo calculado para las fiestas, nos referimos a todo-todo, como decían en aquel anuncio de televisión. Y el menú es uno de los pilares fundamentales. Ella no piensa poner un pie en la cocina, porque de eso se va a encargar su marido Marco. Como buen italiano, tiene una maña asombrosa a la hora de ponerse a los fogones, y Nieves ha decidido confiar en los expertos. Lo que es seguro es que no servirá el tradicional y manido cordero: lo suyo es la creatividad, por lo que los invitados de Nieves y Marco tienen asegurada una velada de buena y sorprendente gastronomía.

     

    Pero los que más disfrutan durante estas fiestas son los niños y en ellos se centra casi siempre la atención del resto de la familia. Para ir anticipándoles el espíritu de paz y alegría de estas fiestas, los pequeños de Nieves ya pueden disfrutar en su casa del árbol de Navidad con sus consiguientes bolas, espumillones y el resto de adornos típicos. Aun quedan dos semanas para la Nochebuena, pero en este hogar ya se respira ambiente de Navidad.

     

    Esta es la segunda ocasión en la que los pequeños mellizos disfrutan de las fiestas navideñas, y su hermano mayor Adriano se encarga de que no hagan ninguna trastada. Brando y Bianca son demasiado curiosos, por lo que quieren estar cerca del árbol, pero el primogénito sabe de los peligros que encierra el abeto y prefiere tener a sus hermanitos vigilados: todo debe estar perfecto desde ahora y hasta el seis de enero, cuando llegarán los Reyes Magos. Lo que es seguro es que no les traerán carbón.

    Noticias
    Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
    0 comentarios
    Por FechaMejor Valorados
    Mostrar más comentarios