Alicia Keys revoluciona el Teatro Real
  1. Noticias
NOTICIAS

Alicia Keys revoluciona el Teatro Real

Alicia Keys, siempre tan sonriente y amable con la prensa y los fans ha sido el motivo de decepción de algunos sin saberlo y no en

Foto: Alicia Keys revoluciona el Teatro Real
Alicia Keys revoluciona el Teatro Real

Alicia Keys, siempre tan sonriente y amable con la prensa y los fans ha sido el motivo de decepción de algunos sin saberlo y no en el plano musical. Al menos así ha sido para algunas de las doscientas personas que ayer por la noche se quedaron con las ganas de verla cantar en directo su tema estrella Looking for paradise junto a Alejandro Sanz en el madrileño teatro Real.

La cantante neoyorquina dio un recital para presentar The element of freedom, su último disco, al que se accedía mediante invitación (Vea imágenes del concierto). Aunque se repartieron todas las invitaciones, hubo quien se quedó a las puertas. “No nos moverán”, gritaba una fan que no pudo acceder al recinto ante la Policía Municipal. Y es que según relataban los que se quedaron sin ver a la artista, nacida en el barrio de Hell’s Kitchen, uno de los más marginales de la ciudad de los rascacielos, la organización había distribuido más invitaciones que localidades tiene el teatro.

“¿Quién nos devuelve la mañana que nos hemos tenido que coger en el trabajo para recoger las invitaciones?” se quejaba otra de las que se quedó sin ver a su ídolo. Según explicaron los afectados a Vanitatis, las invitaciones, que eran gratuitas, se entregaban por sorteo y los ganadores debían ir a recogerlas para canjearlas dos horas antes del inicio del concierto en la puerta del teatro.

Tres horas antes de que Alicia Keys se subiera al escenario la cola para recoger las invitaciones ya rodeaba el edificio. No es de extrañar que cerca de doscientos se quedaran sin una entrada que sí disfrutaron los invitados VIP. (Ver álbum)

Entre esos rostros conocidos estaba la presentadora Sara Carbonero y buena parte el once inicial del Real Madrid. Cristiano Ronaldo, Raúl con Mamen, Iker Casillas o Sergio Ramos. Incluso el religioso Kaká, que confiesa que no le gustan demasiado los saraos nocturnos, acudió a escuchar el nuevo disco de la cantante. Rafael Van Der Vaart acompañado de su esposa Sylvie, visiblemente recuperada tras serle diagnosticado un tumor en el pecho, y el bailaor Joaquín Cortés también se dejaron ver por el concierto.

Todos ellos ajenos al mosqueo generalizado que imperaba entre quienes esperaban a las puertas en plena plaza de Oriente a que finalizara el concierto, el primero de una artista pop en el real teatro que normalmente acoge recitales de ópera.