El ex de Carmen Tello hace marqués a su hijo
  1. Noticias
NOTICIAS

El ex de Carmen Tello hace marqués a su hijo

Miguel Ángel de Solís y Martínez de Campos, actual marqués de la Motilla y primer marido de Carmen Tello, la fiel amiga de la duquesa de

Miguel Ángel de Solís y Martínez de Campos, actual marqués de la Motilla y primer marido de Carmen Tello, la fiel amiga de la duquesa de Alba, acaba de cederle el marquesado de Valencina -el mismo título que llevó la actual pareja del exmatador de toros Curro Romero durante su matrimonio- a su hijo Miguel Ángel de Solís y Tello, tal y como recoge el aviso del BOE con fecha de 9 de febrero. Se trata de una de las primeras concesiones de títulos nobiliarios que Alberto Ruiz Gallardón, exalcalde de Madrid, dispone, siempre en nombre del rey Juan Carlos, como ministro de Justicia.

 

El tercero de los hijos que tuvo el matrimonio, cuya separación hizo temblar los cimientos de la burguesía sevillana, es un joven de 27 años que será el encargado de ostentar el marquesado de Valencina, el segundo de los títulos ligados históricamente a la Casa de la Motilla, que hace referencia al municipio de Valencina de la Concepción, en la provincia de Sevilla. Una tierra donde los Solís y Martínez Campos son reconocidos por su influencia social, así como por poseer una de las mayores fortunas del sur de España. 

 

Miguel Ángel de Solís y Martínez de Campos renuncia así al título que ha llevado hasta ahora al adquirir el marquesado de la Motilla,a la muerte de su padre, Fernando Solís y Atienza, fundador del Banco de Andalucía, actualmente absorbido por el Banco Popular. Fue entonces, con el fallecimiento del anterior depositario, cuando el interés por esta familia de rancio abolengo andaluza volvió a generarse en la prensa de sociedad. Los hermanos decidieron denunciar a Miguel Ángel Solís debido a unas discrepancias relacionadas con el testamento del padre fallecido: no estaban de acuerdo con que éste mantuviera el mayorazgo, a fin de no resquebrajar el patrimonio familiar.

 

Pero antes, la separación del actual marqués con Carmen Tello, que no ha logrado casarse por la Iglesia con el maestro de Camas debido al no de Concha Márquez Piquer, y la boda de Matilde Solís, una de los once hermanos, con el primogénito de la duquesa de Alba, Carlos Fitz-James Stuart, duque de Huéscar, habían conseguido situar a esta familia en lo alto de la picota informativa. Este verano pasado, el fulgor volvió al palacio de los Solís, en la sevillana calle Cuna, el mismo que Carmen Tello abandonó al decir separarse del que fuera su marido, gracias a la boda de su hija Carmen con Agustín Aranda, a la que acudió lo más granado de la sociedad sevillana. Un acontecimiento que sirvió para demostrar que los títulos nobiliarios siguen sirviendo como pasaporte a una mejor vida social mejor.