Logo El Confidencial
LUIS MIGUEL RODRÍGUEZ NEGOCIA CON SU MUJER

Las otras amigas del "rey del desguace" y su divorcio millonario

El último acompañante de Carmen Martínez Bordiú, con el que se deja ver muy a menudo, estaría iniciando los trámites de divorcio de su mujer

Foto: Carmen Martínez Bordiú y Luis Miguel Rodríguez durante la feria taurina de Olivenza (I.C.)
Carmen Martínez Bordiú y Luis Miguel Rodríguez durante la feria taurina de Olivenza (I.C.)

“Muy buena persona, algo pícaro y con un gran poder de seducción”. De esta manera definen a Luis Miguel Rodríguez, conocido popularmente como el “rey del desguace”, algunas de las mujeres que forman parte de su agenda desde hace años. El último compañero de Carmen Martínez Bordiú, con el que se deja ver muy a menudo, de hecho viajaron juntos a Olivenza el pasado fin de semana (ver fotos), podría estar iniciando los trámites de divorcio de su mujer María Asunción Fernández, una decisión que, según algunas de las personas que componen su entorno, podría ser el paso previo a la formalización de su noviazgo con la nieta de Franco.

A pesar de intentar mantener un perfil bajo ante la prensa y no querer acaparar portadas en compañía de su última amistad, Luis Miguel Rodríguez es un hombre al que siempre le ha gustado disfrutar de la compañía de muy conocidas féminas de las altas esferas de este país. Entre sus amigas se encuentran damas tan dispares como Mari Luz Barreiros (exmujer de Jesús Polanco), Adriana Rothlander (exmujer de José Frade), Bárbara Rey o la hasta hace pocos meses abogada de Carmen Martínez Bordiú, Teresa Bueyes.

Mariluz Barreiros en un acto de Mensajeros de la Paz
Mariluz Barreiros en un acto de Mensajeros de la Paz
Quienes le conocen desde hace años destacan de él su predisposición para ayudar a sus amistades; así ocurrió con Mariluz Barreiros cuando aún estaba casada con el dueño del grupo Prisa. “Cuando la esposa de Polanco decidió abrir en Valdemorillo (Madrid) el Museo Barreiros de automoción, dedicado a la memoria de su padre, ahí estuvo Luis Miguel, ayudando en todo. Él se convirtió en su mejor apoyo, hasta el punto que algunas personas vieron en ese vínculo algo más que una simple amistad”, señala a Vanitatis una persona del círculo cercano al empresario. Una duda que se ha planteado en más de una ocasión dado su carácter de hombre cercano y halagador. “Luis Miguel es el tipo de hombre que te hace sentir bien, es capaz de coquetear con una farola, admira la belleza femenina, como la de su amiga Bárbara Rey, a la que todavía frecuenta, y es muy adulador, lo que a veces puede provocar los celos de la mujer que en ese momento comparta su vida”, comenta una amiga de Rodríguez.

Celos que pudo sentir en primera persona la propia Carmen Martínez Bordiú durante la fiesta homenaje que el empresario ofreció a Teresa Bueyes, abogada de la nietísima hasta hace sólo un par de meses, en la finca que tiene en Toledo. “El distanciamiento de Carmen y Teresa puede tener su origen en los lazos de amistad que durante años ha mantenido la abogada con Luis Miguel”, comenta una de las personas que asistieron a la fiesta. Sin embargo, durante aquella velada la atención de “el rey del desguace” estuvo centrada en una mujer mucho más joven que Carmen, una miss, a quien Bordiú, que hasta el momento no se ha pronunciado sobre su relación con Rodríguez, pudo ver como una rival.    

Un imperio a dividir     

Luis Miguel Rodríguez en la plaza de Las Ventas (I.C.)
Luis Miguel Rodríguez en la plaza de Las Ventas (I.C.)
Durante los meses en los que la amistad entre Carmen y Luis Miguel se ha ido fortaleciendo, el propietario de Desguaces La Torre, ha continuado casado con María Asunción Fernández, con quien hasta la fecha comparte un patrimonio millonario. Una decisión en la que según su entorno primaban los intereses económicos por encima de los emocionales. “Luis Miguel ha estado pasando una cantidad importante de dinero a su mujer; entre ellos llegaron a un acuerdo económico evitando separarse legalmente, puesto que estaban casados en régimen de gananciales. De esta manera, él podía hacer su vida, pero no podía contraer matrimonio con otra mujer”, señala un amigo de la pareja. Sin embargo, esta situación podría variar en los próximos meses, tal y como ha adelantó ABC, dando vía libre al noviazgo en ciernes entre el empresario y Bordiú. “En estos momentos la pelota está en el tejado de María Asunción. Será necesario firmar muchos acuerdos antes de llegar a una decisión, ya que hay mucho dinero en juego y no quieren hacerlo por lo contencioso. En eso están de acuerdo los dos: sólo se divorciarán si hay pacto”, concluye esta fuente.

Este podría ser el paso previo para que Luis Miguel y Carmen puedan hablar abiertamente de una relación que comenzó como la de dos amigos que acudían juntos a la romería de la Candelaria y que puede concluir como la formalización de un noviazgo. Mientras tanto, el empresario compagina una agenda en la que no faltan fiestas a las que acuden un nutrido grupo de mujeres con sus proyectos empresariales, que le están llevando a ser el hombre fuerte de los desguaces en toda Europa.

 

Noticias
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
5 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios