Logo El Confidencial
permanece en un hospital de ibiza

El gran susto de Mar Flores: su marido, ingresado por malaria

Un fin de semana como otro cualquiera en Ibiza acabó complicándose para la exmodelo y el empresario Javier Merino

Foto: Mar Flores y Javier Merino, en una imagen de archivo (Gtres)
Mar Flores y Javier Merino, en una imagen de archivo (Gtres)

Un fin de semana como otro cualquiera en Ibiza acabó complicándose para la exmodelo y el empresario Javier Merino. El matrimonio acudía a la isla, como muchos fines de semana, dispuesto a descansar en la casa que ambos poseen allí. Sin embargo, el viernes Merino empezó a sentirse mal y se dirigió a la unidad de urgencias del hospital Can Misses  con fiebre alta. Una vez en el hospital, los médicos le diagnosticaron malaria de tipo cuatro, según informaba el Diario de Ibiza. Las comparaciones con el ébola acabaron asustando a la modelo que, según ha contado su círculo a Vanitatis, no se ha separado del lado de su marido, con el que los médicos están "siguiendo los protocolos que suelen seguirse con este tipo de enfermedades". También aseguran que el empresario se encuentra "estable dentro de la gravedad" y que la modelo está más tranquila tras conocer que su marido no ha contraído el tipo uno de este virus letal. 

La malaria de tipo cuatro, denominada plasmodium ovale, es un parásito menos peligroso que el de tipo uno, por lo cual Merino permaneció solamente un día en urgencias y poco después fue trasladado a observación para controlar que todo estaba correcto y suministrarle el medicamento oportuno. Al parecer, Merino había regresado de un viaje por Kenia y Sudán, a donde fue por motivos profesionales. Esa habría sido la causa de que haya contraído el virus.

Mar Flores y Javier Merino a bordo del G-One (GTres)
Mar Flores y Javier Merino a bordo del G-One (GTres)

Un verano relajado tras la tempestad

El pasado mes de septiembre, Mar Flores y Javier Merino coronaban unas idílicas vacaciones en Ibiza con la inauguración de la sala Fortuny que poseen en Madrid. Los amigos del matrimonio son tantos que la sala se llenó de caras conocidas como las de Luis Medina, Luján Argüelles y Vania Millán. Anteriormente, Flores y Medina habían disfrutado de un verano en las playas de Ibiza a bordo de uno de los yates que posee el empresario tras ser precintado su G-One, el barco que usaba habitualmente, por la Agencia Tributaria. Este hecho tuvo que ver con los problemas a los que se enfrentó Merino por impago de 120.000 euros derivados de los impuestos por esa embarcación, que acabó recuperando en el mes de marzo. El entorno del empresario aseguraba a este portal que “nunca se lo deberían haber embargado” y que se trataba de una medida “ejemplarizante”.

Ahora, Ibiza se ha convertido en un escenario muy diferente para el matrimonio, que ha pasado uno de los mayores sustos de su vida debido a la malaria. Sin embargo, parece que el percance de salud no ha llegado a mayores y Flores y Merino podrán volver a Madrid esta semana y reanudarán su relación vacacional con una Ibiza que siempre les ha dado más alegrías que disgustos.

Noticias
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
4 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios