Logo El Confidencial
HABLA SOBRE LA ENTREVISTA A BÁRBARA REY

Los secretos de 'Tómbola', al descubierto en un libro

Fue uno de los programas que marcaron un antes y un después en televisión, también de los más criticados. Su creador adelanta qué aparecerá en su próximo libro

Foto: Imagen de archivo del programa 'Tombola' (Telemadrid)
Imagen de archivo del programa 'Tombola' (Telemadrid)

Fue uno de los programas que marcaron un antes y un después en televisión. Se convirtió en el estandarte de la prensa rosa y en el padre de algunos programas que le sucedieron después, como Salsa Rosa o ¿Dónde estás Corazón? Ahora, 10 años después de desaparecer de la parrilla, un libro sobre sus interioridades dará mucho que hablar. Sus altas cuotas de audiencia, la presiones recibidas, los reproches de la competencia por pagar con dinero del erario público a los famosos, las críticas que se arrojaron en el Parlamento y los mitos que circularon sobre los periodistas y los rostros conocidos que acudieron al plató es el hilo argumental de La vida es una Tómbola (Punto Rojo), la obra que Ángel Moreno, ideólogo del formato, saca a la venta en diciembre. Vanitatis adelanta en exclusiva los secretos mejor guardados del exitoso programa, entre los que se encuentran el famoso veto a Bárbara Rey.

Portada del libro 'La vida es una Tómbola'
Portada del libro 'La vida es una Tómbola'

El creador de uno de los programas de mayor éxito de la televisión apunta a este medio que son muchas las cosas que se han contado a lo largo de estos años sobre Tómbola, pero que “ya es hora que alguien contase toda la verdad”.

"Tómbola nace porque teníamos un programa en Canal 9 los viernes por la noche y decidimos hacer un especial con la vida de los famosos. Estaban Mariñas, Carlos Dávila y el Padre Apeles. Sin estar previsto Mariñas se bajó los pantalones en mitad del programa. Ese día tuvimos un 48, 3% de audiencia. Al día siguiente el director de Canal 9 me llamó para pedirme un programa los jueves sobre famosos. Nos dio una semana de plazo y sin más nació Tómbola”, relata Moreno en conversación con Vanitatis.

Poco podían imaginar sus productores cuando comenzaron que el formato llegaría a alcanzar cuotas de pantalla del 55% de audiencia convirtiéndose en la gallina de los huevos de oro de periodistas y famosos. "Teníamos un presupuesto de diez millones de pesetas para hacer el programa más otros siete millones para pagar a los invitados. Aquí es donde se cae el mito de que sacábamos dinero del erario público como se nos acusaba. Las cadenas se forraron porque el programa era muy rentable. Tan rentable que Telemadrid nos solicitó grabarlo y emitirlo en viernes porque estando grabado podían meter más publicidad", asegura Moreno. En cuanto a la polémica que generó el programa, indica que "recibíamos críticas, pero con algunas de las cosas que escucho ahora, Tombola era un convento de Carmelitas".

Ángel Moreno, junto a su exmujer Nieves Herrero (Gtres)
Ángel Moreno, junto a su exmujer Nieves Herrero (Gtres)

El veto a Bárbara Rey

Ángel recuerda cómo mucha gente ganó dinero gracias al programa. En la lista de los mejor pagados aparecen Carmen Ordoñez y el Padre Apeles, aunque quien apareció en más emisiones fue Sonia Monroy. Sin embargo, si de algo se ha hablado y se ha especulado durante los últimos años ha sido sobre la no entrevista a Bárbara Rey.

A este respecto, Moreno señala que "nosotros la contratamos para que se sentase en el sillón en un momento en el que no se dejaba de hablar de Mario Conde. Ese día Bárbara salió de su casa y en el aeropuerto de Barajas anunció a todos los periodistas que la esperaban que esa noche contaría absolutamente todo en Tómbola. A primera hora de la tarde comencé a recibir llamadas, eran del director de Canal 9, pero venían de más arriba. En ellas se me anunciaba que si Bárbara pisaba el plató del programa lo cerraban. Cuando Bárbara llegó a las instalaciones la metimos por la puerta de atrás para evitar a los fotógrafos. Nos reunimos en un despacho y le dijimos que no salía, pero que se le pagaría el caché. Ella se puso como una furia, no sé si iba a soltar la bomba atómica, pero un racimo de bombas seguro. Aparecieron dos señores que se identificaron y tras hablar con ella cinco minutos la convencieron y los tres se marcharon. Después de aquello a Bárbara le dieron un programa de cocina en Canal 9".

Mar Flores y sus condiciones contractuales

A lo largo de sus años de emisión, Tómbola tuvo infinidad de entrevistas que dieron mucho que hablar. Entre ellos el asunto de Mar Flores y sus fotografías con Alessandro Lequio. “Con nosotros trabajaba su hermano Pepe y tras la publicación de las imágenes en la revista Interviú pactamos con ella una entrevista en la que entre sus condiciones estaba que fuera sin público y sin colaboradores. Nosotros aceptamos y los periodistas se cogieron un gran cabreo. Pero aquello fue un pelotazo. La siguiente vez que vino al programa pidió perdón a los contertulios”.

En otras ocasiones era el comportamiento de los propios personajes lo que generaban el interés. Es el caso de Ricardo Bofill. "Era un espectáculo. Lo curioso es que el último día que vino dijo que estaba en una clínica de desintoxicación en la que sólo le dejaban beber zumo de tomate. En el descanso estaba con un cubata en la mano".

Los colaboradores más controvertidos del corazón

Antonio Sánchez Casado, Paloma Barrientos y Jesús Mariñas
Antonio Sánchez Casado, Paloma Barrientos y Jesús Mariñas

Un capítulo aparte merecen los colaboradores. A quienes no le cuesta mucho definir con pocas palabras. Sobre Karmele Marchante dice lo siguiente: “Karmele sólo es amiga de Karmele. Comenzó siendo periodista y ahora es un personaje”. Sobre Mariñas, que es “indomable”. De Lydia Lozano que “es la reina de la fiesta, se lo pasaba bomba con su minuto de gloria. Siempre le ha gustado chupar cámara”. De Ángel Antonio Herrera, que “era el verso libre”. Y sobre Jimmy Giménez Arnau, dice que es “un encantador de serpientes. Me regaló un perro y con el tiempo me enteré que lo había comprado otra persona”.

De ‘Tómbola’ a una película porno

Otra de las anécdotas que relata en el libro es la confusión que llevó a emitir en sustitución de Tómbola algo que no se debía y que tuvo sus consecuencias. "En verano nos gustaba hacer el programa en exteriores. Una de las emisiones decidimos hacerla desde Altea con la mala suerte de que por la tarde se anunciaron tormentas para la noche. Fue comenzar el programa y a los diez minutos tener que suspender. Llamamos a las cadenas para que el espacio fuese sustituido, con la mala suerte que en Canal Sur el señor que dio al botón se equivocó y metió una película porno".

Noticias
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
4 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios