Sonia Castedo: "Mi marido está orgulloso de mí, no quería que dimitiese"
  1. Noticias
ENTREVISTAMOS A LA EXALCALDESA DE ALICANTE

Sonia Castedo: "Mi marido está orgulloso de mí, no quería que dimitiese"

Ha sido la más controvertida alcaldesa que ha tenido Alicante, pero cuando se enfada lo hace en gallego. Nació en la tierra de Castelao

Foto: Sonia Castedo, en el plató de 'Un tiempo nuevo' junto a la presentadora Sandra Barneda
Sonia Castedo, en el plató de 'Un tiempo nuevo' junto a la presentadora Sandra Barneda

Ha sido la más controvertida alcaldesa que ha tenido Alicante, pero cuando se enfada lo hace en gallego. Nació en la tierra de Castelao y tiene la casa llena de ‘meigas’. A la famosa isla desierta se llevaría para releer Los pilares de la Tierra. También un reproductor de DVD para ver de nuevo En el nombre del padre. Se reconoce como una mujer impulsiva, a quien le cuesta mentir y que no tolera la deslealtad. Dimitió en Facebook y asegura que más de un cuchillo de los que lleva en la espalda se lo clavó quien consideraba un amigo. Sonia Castedo, exalcaldesa de Alicante, afirmó en el programa Un tiempo nuevoque los periodistas tergiversan las declaraciones. Así pues, debemos agradecerle que nos haya concedido esta y que no nos pida ver la edición del texto antes de ser publicado (el lector se sorprendería de saber qué personajes de medio pelo se creen con ese derecho). Doblemente imputada por corrupción, se ha visto obligadaa dejar su cargo, se ha apartado de la política y está a punto de estrenarse como empresaria.

PREGUNTA: “No soy mujer de términos medios. O me adoran o no me soportan”. Así le gusta presentarse.¿No es esa una forma muy estresada de vivir?

R: Lo es, pero llevo viviendo casi toda mivida estresada. Nunca he vivido una vida tranquila, por un motivo u otro y desde jovencita. Voy muy al límite, también porque me gusta. Estoy acostumbrada. Doy lo mejor de mí cuando trabajo bajo presión, a eso me refiero con ir al límite, e intento sacar lo mejor de las personas con quienes tengo que trabajar. No a todos les gusta trabajar bajo presión ni estar al límite, pero es mi manera de hacer las cosas, tanto a nivel profesional como personal.

P: ¿A su hija mayor [12 años] le exige tanto?

R: En este preciso instante estaba tomándole la lección. A pesar de que tiene una edad en que ya puede decirme que ha estudiado, yo le pido que me lo demuestre. Lesupone presión, pero se ha acostumbrado.

P: Su cuenta de Twitter reza: “Un nuevo camino desde lo que fui hasta lo que puedo ser”. ¿Qué cree que puede llegar a ser?

R: No quiero que suene prepotente, pero, posiblemente, lo que quiera ser. Dentro de mis límites. Si me planteo hacer algo es porque sé que mis posibilidades me permiten tener éxito.

P: Concretemos, ¿qué hay en su horizonte inmediato?

R: Convertirme en empresaria. He formalizado una sociedad y voy a comenzar a sacarla adelante. Ya he puesto los 3.000 euros y está inscrita en el Registro Mercantil. Se llama Nuevo Espacio Empresarial SL. Quiero destacar en el mundo empresarial, no solo en Alicante;no quiero encerrarme en una zona concreta, ni siquiera en la comunidad valenciana. Se trata de una empresa de servicios para cubrir todos los ámbitos posibles, una consultoría que abarque inversión, temas jurídicos y comunicación. Aunque quiero separarme de lo inmobiliario; es un sector que ha tocado techo y para que vuelva a funcionar se necesitan años de reciclaje y reestructuración. No tengo edad ni ganas de empezar desde cero en eso. Pero he decidido que no quiero especializarme en un solo sector porque si entra en crisis, estás muerta. Para levantarlo me patearé la calle, trabajaré las horas que haga falta y me rodearé del mejor equipo de personas que lleguen adonde yo no llego: abogados, economistas o ingenieros.

P: Fue dejar la política y abrirse cuenta en Twitter. Ya ha comenzado a ser activa en la red social más importante. Por cierto, cuidado si vuelve a saludarla Encarna Sánchez…

R: (Risas) Yo te lo explico. Me saluda alguien que se hace llamar Encarna Sánchez y le contesto dándolelas gracias. Le doy mi “agradecimiento eterno”. Ojo. Claro que pillé la ironía y contesté del mismo modo. Por lo visto, no todo el mundo captó mi ironía. Por eso añadí, para aclararlo, que “de momento con los muertos no me comunico, pero todo se andará”.

P: ¿Quién le ha hecho más daño en los últimos meses?

R: En primer lugar, la oposición. Llevaban años con una persecución implacable, antes de las elecciones. Comenzó en 2008 cuando me nombraron alcaldesa a través de la 'dedocracia'. Y, evidentemente, gente de mi partido,aunque no me ha sorprendido. Te das cuenta de personas que estaban a mi lado no porque les interesase como persona, sino solo como alcaldesa.

R: No, Madrid está muy lejos de Alicante. Ellos defienden una marca, les da igual Sonia Castedo o Pepito Pérez. Defienden la marca PP y si entienden que la marca está resultando atacada, debo respetar que tomen determinados planteamientos. Si no, me salgo del PP y me presento con otro partido. Y de la gente de Valencia solo tenía contacto con el presidente Fabra. Se ha portado bien conmigo. Respetó el acuerdo que teníamos: le dije el día que quería irme, que no quería que nadie lo supiese y que si se filtraba, no dimitiría. Y lo respetó. Debo decir que nunca nadie, ni desde Madrid ni Valencia, me dijeron que dimitiese.

P: Pero Alberto Fabra trazó la línea roja: un imputado no puede ocupar un cargo público.

R: Sabía que con las líneas rojas que había establecidas nunca iba a ser candidata, pero no me pidieron dimitir. Es más, en Madrid me dijeron que no había ningún problema en que aguantase hasta el fin de la legislatura.

P: ¿Cabe en Alicante un partido municipalista fundado por Sonia Castedo o sumarse a otra formación que ya exista?

R: No. Hay personas que me lo siguen pidiendo por la calle. Pero eso es pan para hoy y hambre por la mañana. Misituación judicial me resulta muy incómoda. No lo estoy pasando bien y un nuevo partido no lo va a modificar. ¿A qué voy a jugar? ¿A estropear la mayoría que podría sacar el PP en Alicante? No merece la pena. Lo mejor es que me aparte de la vida política. A día de hoy pienso esto. Si mi situación actual se aclara y termina, quizá en unos años me podría plantearme volver. He disfrutado mucho de mi vida de alcaldesa, pero también lo he pasado mal. Y, sobre todo, mi familia.

P: ¿Qué ha sido lo peor?

R: El acoso mediático a nivel nacional. Ha sido acoso. A mí no me acusan de nada económico, no me acusan de haberme llevado nada, así que no puedo yo ocupar más espacio en los medios que Jaume Matas. ¿Por qué se habla de mí y no del alcalde de Lugo?

P: ¿Qué cree que ha hecho mal?

R: Confiar en gente que no debía. Me equivoqué absolutamente. Me he dado cuenta de que en política no tienes amigos,solo compañeros de viaje temporales. Creí que eran amigos y mucho de ellos ni siquiera eran leales. En eso me equivoqué. A veces pienso que tendría que haberme ido antes para ahorrarle a mi familia lo que han pasado. Confiaba en que todo se iba a aclarar antes, no que se alargase cada vez más. Hasta que fui consciente de que no se iba a aclarar hasta que yo me fuese.

P: Deme algún nombre.

R: No puedo.

P: Alguno de ellos seguro que está en la foto de aquella Nochevieja de 2008 en Andorra. Aquella ‘fiesta del pijama’.

R: Sí, alguno de ellos. Y alguno de los allí presentes la filtró.

P: ¿Qué sintió cuando vio publicada la foto? ¿Vergüenza? No porque evidencie la buena relación entre políticos y empresarios, algo que no es nada nuevo, sino por lo íntimo de la foto.

R: No, ninguna vergüenza. No estamos haciendo nada raro. ¿Quién no tiene fotos así y mucho peores? ¡Que yo me quito las medias para dormir!(risas). Me sentí invadida en mi intimidad. Vergüenza me dan las conversaciones que se han filtrado, eso sí, mucha. Una cosa es cómo hablas tú en privado con alguien y otra ver esas conversaciones privadas. Piensas qué mal suena y qué posibilidades de interpretación hay en lo que dices. Cómo no me va a dar vergüenza.

P: Tampoco sonó bien cierta frase que le dijo a un representante de la oposición en un pleno. Se habló de cadáveres políticos y usted respondió: “Esta muerta huele mejor que usted”. ¿No cree que se le calentó la boca?

R: No, en absoluto. El problema es escuchar el corte fragmentado o sin el recorrido completo que lleva a esa frase. Yo llevaba aguantando insultos en ese pleno y en otros. Continuamente desde que el tema saltó a nivel nacional por IU en Alicante, que se toman la cervecita con los reporteros de La Sexta y veo cómo pactan con ellos los reportajes en la calle. Alicante es una ciudad pequeña y aquí todo se sabe. Yo contesté de la manera que sabía que le iba a molestar. Esa persona, el señor Miguel Ángel Pavón, portavoz de IU en el ayuntamiento de Alicante, tiene una falta de higiene muy importante. Esto no solo lo digo yo, sino funcionarios del ayuntamiento y gente de fuera. Él me dice que soy una muerta viviente y yo le contesto eso.

P: ¿Qué cambiaría de usted misma?

R: Mi carácter. Soy muy impulsiva. He aprendido a controlarme en los últimos años;a veces me trae problemas.

P: ¿Y qué es lo que menos soporta en otro?

R: La deslealtad. La odio con toda mi alma. Me da verdadero asco quien traiciona a otro por sus propios intereses.

P: ¿Qué le parece su monumento en Verdegás? La obra es de 2008 pero ha trascendido ahora. ¿Se identifica más con el poema o con la efigie? Porque no acaba de parecerse mucho…

R: Con ambas cosas porque lo hicieron los propios vecinos de esa partida. He trabajo mucho con las partidas porque me enternecen. Están en el campo, lejos de la ciudad y procuré trabajar mucho para ellas. Un vecino hizo una poesía, otro la escultura y me da igual parecerme o no. Me importa el cariño.

R: Se siente orgulloso de mí. Me decía que siguiera aguantando, que llegase hasta el final. No quería que tuviese sensación de perdedora y él también quiere devolver una por una lo que he tenido que ir recibiendo.

P: ¿Qué ha sido lo más impulsivo que ha hecho por amor?

R: Salía con mi marido y cuando decidimos casarnos, porque quería tener un hijo con él, lo hicimos en un mes. Nos casamos un 3 de junio y la niña nació en febrero.

P: Qué tradicionales. Usted es muy del PP.

R: Lo hice también por mi familia, ya vivíamos juntos sin estar casados y aunque no son de mentalidad cerrada sabía que les gustaría así. Tenemos valores tradicionales, pero dentro de una mentalidad abierta. Hay muchas cosas que no comparto con el PP.

R: Los derechos de las parejas homosexuales. Me he levantado dos veces de un pleno para no votar cosas con las que no estaba de acuerdo. Ni me planteo si tienen o no derecho a casarse y adoptar. Me parece injusto siquiera plantearlo. Y el aborto… Yo no soy quién para mandar en el cuerpo de nadie. Cada uno toma las decisiones que considera sobre su cuerpo. También te digo que yo no lo haría. Pero creo que la mujer tiene derecho a decidir si ha sido violada o si su hijo viene con malformaciones severas lo que ella considere.

P: Presumo que no es usted de misa dominical.

R: No, no lo soy. Cuando era alcaldesa acudía a todos los actos religiosos porque sí soy creyente y no me cuesta. Pero no suelo ir a misa.

P: Hábleme del octavo mandamiento. ¿En qué ocasiones miente?

R: Es raro que yo mienta. Puedo llegar a hacerlo por evitarle un daño a alguien.

P: ¿A quién admira?

R: No soy nada mitómana. Todos tenemos nuestras miserias. Sinceramente, creo que no admiro a nadie.

P: Y de toda la historia del PP, ¿quién cree que ha sido o es la persona más relevante?

R: Soraya Sáenz de Santamaría. Me encanta: tiene los pies en el suelo, es una mujer muy inteligente, muy actual y está rompiendo esquemas en el propio partido.

P: Y preparada para suceder a Mariano Rajoy, llegado el caso.

R: Sin duda. Está preparada para aspirar a todo aquello que ella quiera.

P: ¿Cuál es su tesoro más preciado?

R: Mis hijas. Por ellas he hecho todo lo que he hecho.

P: Dígame algo de usted, algo personal que los lectores no se esperen. Por ejemplo, una extravagancia.

R: Colecciono brujas. Figuritas. Tengo cientos, por toda la casa. Llevo coleccionándolas muchos años. Es que soy gallega, hay que entenderlo.

Sonia Castedo Tania Sánchez Mariano Rajoy
El redactor recomienda