Logo El Confidencial
SE FUE CON SU FAMILIA A CENAR

Rafa Nadal celebra su triunfo en el Open Madrid con un 'sarao' privado en Tatel

El tenista, nada más conseguir su quinto Mutua Open Madrid, recogió sus bártulos, se puso guapo y se marchó a su propio restaurante a cenar con los suyos. Tenemos dos vídeos que lo demuestran

Foto: El tenista Rafa Nadal en una imagen de archivo. (Gtres)
El tenista Rafa Nadal en una imagen de archivo. (Gtres)

Rafa Nadal está cosechando muy buenos resultados sobre tierra batida en su regreso a las pistas tras una temporada centrado en la recuperación de sus lesiones. El manacorí ha regresado pisando fuerte y golpeando la pelota con decisión, algo que le ha granjeado un nuevo título para colgar en su palmarés personal, logrando el pasado lunes 15 de mayo su quinto Mutua Madrid Open -que se suma a sus 10 premios de Montecarlo y sus otros 10 en el Torneo Godó-. Y, como no podría ser de otra forma, la ocasión bien merecía la pena una celebración por todo lo alto.

Con ello, el tenista, nada más alzarse como vencedor de la convocatoria, recogió sus bártulos, convocó a su séquito de ayudantes y a su familia y puso rumbo al madrileño paseo de la Castellana, enclave de lujo y exclusividad en el que el tenista levantó uno de los restaurantes mejor valorados por los paladares más exigentes, Tatel, el cual comparte la propiedad con Pau Gasol y Enrique Iglesias y que poco a poco se expande por el mundo seduciendo a propios y extraños.

Rafa Nadal celebra su triunfo en el Open Madrid con un 'sarao' privado en Tatel

Al tenista no se le ocurrió un lugar mejor para celebrar su último triunfo con los suyos que en su propio restaurante, hecho a medida para él y sus compañeros de aventura empresarial. Vanitatis ha tenido acceso en exclusiva a dos vídeos de la fiesta de celebración de Nadal y su familia en Tatel Madrid. El primero de ellos -el que se encuentra por encima de estas líneas- muestra cómo el deportista llega engalanado y engominado al local ante una oleada de flashes que iluminan sus pasos. Él, cauto, prefiere no pararse a comentar la jugada que le ha hecho de nuevo campeón, ni tampoco hacer promoción de su restaurante, a sabiendas de que este gesto podría acaparar más atención en su negocio y traer nuevos clientes a la sala.

Rafa Nadal celebra su triunfo en el Open Madrid con un 'sarao' privado en Tatel

Tampoco lo hizo en el interior del restaurante, donde medio centenar de clientes se sorprendieron por el revuelo que se generó al repararse de su presencia. Entró con la intención de no hacer demasiado ruido, de no molestar a los comensales que disfrutaban de las propuestas gastronómicas que su chef había ideado, de no mediar palabra con nadie que no formase de su amplio séquito, en el que se encontraban también sus padres, pero no Xisca Perelló, su novia, quien no ha podido estar junto a él en las gradas como nos tiene acostumbrados. Eso sí, los intentos de Nadal por no ser el centro de todas las miradas se echaron al traste cuando la gente comenzó a abandonar sus platos, se levantaban de sus asientos y rompían en aplausos para felicitar al manacorí por el triunfo.

¿Tienes un dispositivo móvil iOS o Android? Descarga la APP de Vanitatis en tu teléfono o tablet y no te pierdas la actualidad de nuestros famosos. Para iOS, pincha aquí, y para Android, aquí.

Noticias

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios