Logo El Confidencial
se ha sometido a varias rinoplastias

El escalofriante caso de la nariz mutante de Isabel Preysler

Isabel Preysler lleva cerca de treinta años luchando contra la edad. ¿Un pacto con el diablo?No, cuestión de retoques, operaciones, rellenos e inyecciones. Una lección de cómo detener el tiempo

Foto: Isabel Preysler en un fotomontaje elaborado por Vanitatis.
Isabel Preysler en un fotomontaje elaborado por Vanitatis.

Isabel Preysler lleva cerca de treinta años luchando contra la edad. Retoques, operaciones, rellenos e inyecciones han conseguido durante su vida adulta que el tiempo no pase por ella. Sin embargo, aunque siempre ha estado muy bien asesorada, lo cierto es que como todo mortal tiene un talón de Aquiles: la nariz. Siempre cambiante, parece que la madre de Tamara Falcó y Ana Boyer se resiste a llevarla de una única manera, habiendo llegado a pasar varias veces por quirófano para transformarla en la última década. Te contamos las claves de estos cambios.

Aunque parecía que hace algunos años por fin había encontrado su estilo deseado de nariz, lo cierto es que durante los últimos tiempos la hemos visto cambiar cada poco tiempo.

Isabel Preysler, durante los Goya en febrero de 2016. (Gtres)
Isabel Preysler, durante los Goya en febrero de 2016. (Gtres)

Marcando ángulo del entrecejo

En los premios Goya del año pasado (febrero de 2016) apareció con una imagen renovada luciendo una nariz recta que parecía salir directamente de la frente. Sin embargo, poco le ha durado el bienestar al mirarse al espejo y ha vuelto a cambiar. Mientras que en la operación anterior optó por una nariz muy recta, ahora ha decidido marcarse mucho más el ángulo del entrecejo luciendo un estilo mucho más parecido al de su juventud.

Isabel, en una imagen de este último junio.
Isabel, en una imagen de este último junio.

Algo muy poco frecuente según nos explica el doctor José Vilar Sancho, médico especialista en cirugía plástica, reparadora y estética y experto en este tipo de intervenciones: “No es habitual que las mujeres se operen tantas veces la nariz. Lo normal es que las mujeres se sometan a una rinoplastia en toda su vida”.

Su secreto: las rinomodelaciones

"Aunque muchas veces el maquillaje dificulta saber hasta qué punto se ha retocado alguien la nariz", apunta el doctor, lo cierto es que en el caso de Isabel "algunos cambios resultan más evidentes que otros", por lo que podrían dividirse en dos tipos. Por un lado, rinoplastias, que el doctor consultado calcula que se habría sometido a dos o tres a lo largo de su vida, y rinomodelaciones, más sutiles.

👃 #isabelpreysler #preysler #mycream #villameona

Una publicación compartida de Preyslerfamily nophotoshop (@preyslernofame) el

Por ello, en esta última ocasión descarta que pueda tratarse de un nuevo paso por quirófano, más bien de algún tipo de rinomodelación “en la que le habrían marcado el ángulo fronto-nasal y la superficie de las alas, y la punta se la habrían redondeado un poco”, apunta el experto consultado por Vanitatis. “Igual que te inyectas rellenos en los pómulos o en los labios, lo haces en la nariz para aumentarla”, explica.

Isabel Preysler en 2002. (Gtres)
Isabel Preysler en 2002. (Gtres)

No se retoca la nariz por problemas de edad

“La nariz es, junto con las orejas, la única cosa que una vez que está operada no cambia con la edad. De hecho, se mantienen mucho más firmes al paso del tiempo”, explica. “La punta de la nariz que suele caerse según avanzan los años, en el caso de las operadas no pasa. Se mantiene más en su sitio”. Lo de Isabel es, por tanto, por simple voluntad, no por necesidad de reconstrucción.

Isabel Preysler en la década de los 80. (Gtres)
Isabel Preysler en la década de los 80. (Gtres)

Existen dos tipos de rellenos: el ácido hialurónico, que al cabo de un año se reabsorbe, y la hidroxiapatita, que dura mucho más tiempo y que está indicada para aumentar el tamaño de la nariz, sobre todo para casos de falta de proyección de puntas (para narices caídas) o en caso de narices partidas.

Esta podría haber sido la última técnica que habría elegido Isabel para levantar la punta de la nariz y así ver más rejuvenecido el rostro.

De hecho, esta fórmula es una de las más utilizadas por el doctor Vilar Sancho, ya que, tal y como apunta, una nariz con la punta hacia arriba siempre da más aspecto de juventud y frescura en el rostro y encima evitando pasar por quirófano y largos postoperatorios.

Para quitar estos rellenos tendría que pasar por el quirófano. “Le da más alegría a la cara que un estiramiento” concluye.

¿Volveremos a ver a Isabel con esta extraña y última nariz o, por el contrario, volverá a retocársela próximamente?

¿Tienes un dispositivo móvil iOS o Android? Descarga la APP de Vanitatis en tu teléfono o tablet y no te pierdas nuestros consejos sobre moda, belleza y estilo de vida. Para iOS, pincha aquí, y para Android, aquí.

Noticias
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
4 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios