se han casado en la finca del piloto

Cristina Camacho, la misteriosa nueva mujer de Sete Gibernau

Pocos saben de la boda del expiloto, que se ha celebrado este fin de semana en Vulpellac, en la masía familiar del novio. Gibernau sienta cabeza tras años de fracasos sentimentales

Foto: Sete Gibernau y su ahora mujer, Cristina, en un torneo de tenis en Barcelona.
Sete Gibernau y su ahora mujer, Cristina, en un torneo de tenis en Barcelona.

Nadie conoce a la novia y nadie sabe nada de la boda. Tan íntima ha sido que ni algunos amigos de Sete Gibernau sabían este lunes que se había casado dos días antes. La misteriosa novia de la misteriosa boda. Porque amigos del novio ni siquiera podían decir algo de la novia, Cristina Camacho, una joven de 26 años (18 menos que él, que tiene 44).

Agobiado por Hacienda

Hace un tiempo que decidió sentar la cabeza, agobiado por Hacienda y por sus fracasos sentimentales. Este fin de semana se ha confirmado la nueva vida de Sete Gibernau: con sus superíntimos como testigos, el exmotociclista se ha casado con una joven misteriosa de nombre Cristina Camacho. Discreta y muy tranquila, así describen a la novia quienes saben de ella.

[Vea aquí en exclusiva las fotos de la boda secreta de Sete y Cristina Camacho]

Ha sido en su finca de Vulpellac, en el Empordà más idílico, y solo han asistido sus familiares y algunos amigos. Gibernau salió muy quemado de la prensa de colorines tras su boda y divorcio de la modelo Esther Cañadas. Así que ahora, de nuevo enamorado, ha decidido hacerlo todo de otro modo.

Fernando Verdasco y Sete Gibernau.
Fernando Verdasco y Sete Gibernau.

Dos años y medio de prisión

La masía familiar ha sido el escenario de la boda, según adelantó 'OK Diario', y de la celebración posterior. La familia de la novia se ha alojado en un hotel cercano, situado en Peratallada. Pocos fotógrafos de la zona sabían del enlace, pese a que suelen buscar cualquier boda o bautizo para sacarse algún extra, sobre todo en verano, cuando la actividad aumenta en el Empordà.

Vista aérea de la finca y el circuito de Sete Gibernau en Girona. (Google)
Vista aérea de la finca y el circuito de Sete Gibernau en Girona. (Google)

La boda se ha celebrado en un difícil momento para el piloto, quien se enfrenta a una posible condena de dos años y medio de prisión por un supuesto delito de fraude fiscal. Al parecer, Gibernau cometió el citado delito en el ejercicio de 2006, tal como le pide la Abogacía del Estado. Es la Abogacía del Estado el órgano encargado de las demandas de la Agencia Tributaria y responde a la deuda del piloto tras haber defraudado 774.000 euros en su declaración del IRPF y su patrimonio del citado año.

Raoul HigueraRaoul Higuera

Ha sido un complejo comienzo de año para el piloto, como decíamos, y esta boda ha roto con la mala racha. No es la primera de Gibernau, quien ya probó suerte con la ex top model Esther Cañadas, un matrimonio que apenas duró un año. La pareja se divorció en 2008. Gibernau ha sido acusado por Hacienda por informar de que había fijado su domicilio fiscal en Châtel-Saint-Denis entre el año 2000 y el 2006, a pesar de que este último año residió en Esplugues de Llobregat con su novia por aquel entonces, la modelo Esther Cañadas. Así que Cañadas fue una de las personas llamadas a declarar durante el juicio para que corroborara la versión de Gibernau.

Sus otras parejas

Gibernau superó el divorcio de Cañadas con una nueva novia, la también modelo Laura Barriales, una famosa presentadora de televisión y modelo que goza de gran prestigio en Italia. Nacida en León, llegó a Italia para trabajar como modelo y su ascenso tuvo lugar en poco tiempo. La joven había sido imagen de varias citas deportivas en Italia, además de ser fiel seguidora de los campeonatos de Moto GP y de Jorge Lorenzo, su compatriota y el rival en la pista de Valentino Rossi.


La pareja rompió pronto, en 2011. Y desde entonces no se le conocían relaciones. En 2014, Sete decicía abandonar la vida pública y sentar cabeza, algo que le ha costado su tiempo.

El peso de la exmodelo en la vida del expiloto es grande, puesto que fue durante su relación con ella cuando él decidió crear un circuito en su finca de Vulpellac, una iniciativa que topó con los vecinos, quienes intentaron, sin suerte, frenar su construcción. Allí, en la finca con gran circuito de motos, se ha casado este fin de semana Sete Gibernau con su misteriosa novia, una joven tan discreta que ha logrado conquistar su corazón quemado.


¿Tienes un dispositivo móvil iOS o Android? Descarga la APP de Vanitatis en tu teléfono o tablet y no te pierdas la actualidad de nuestros famosos. Para iOS, pincha aquí, y para Android, aquí.

Noticias

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios