Logo El Confidencial
a la casa de mamá isabel

¡Ya viven con Preysler! La mudanza 'a lo Casillas' de Ana Boyer y Fernando Verdasco

Antes de casarse el 8 de diciembre en Bahamas, la pareja se ha mudado a casa de Isabel Preysler. Su forma de hacerlo ha resultado barata y sorprendente

Foto: Verdasco y Ana Boyer en un montaje de Vanitatis.
Verdasco y Ana Boyer en un montaje de Vanitatis.

Se siguen quemando fechas para la boda del otoño. Hace dos semanas, Ana Boyer y Fernando Verdasco anunciaban en su particular boletín oficial, la revista '¡Hola!', la fecha en la que habían decidido pasar por la vicaría. El próximo 8 de diciembre la pareja se dará el 'sí, quiero' en una isla de Bahamas ante un reducido grupo de familiares y amigos y las imprentas de su revista de cabecera echarán humo ese fin de semana para cerrar un número que se prevé obtenga ventas millonarias.

Boda aparte, hace unos días se confirmaba otro de los acontecimientos que se anunciaban como previsible antes del enlace: no es otro que la mudanza del ático que la pareja disfrutaba en el madrileño barrio de Chamartín a la casa de Isabel Preysler en Puerta de Hierro. Y lo sorprendente no es la mudanza en sí, sino la manera en que se produjo.

Hace unos días, el número 71 del madrileño paseo de la Habana, normalmente tranquilo, presentaba un ajetreo fuera de lo normal. Los vecinos del inmueble, con apellidos tan ilustres como Falcó Fernández de Córdoba o Koplowitz, a buen seguro notaron el trajín de cajas en el ático. Sin embargo, lejos de lo que pudiera pensarse, no se trataba de una gran empresa de mudanzas la que se encargaba del traslado. Quizás por aquello de ahorrar para la boda en Bahamas, la pareja prefirió hacerse 'un Casillas', en el argot de la profesión. Famoso por su espíritu ahorrador, el exguardameta blanco hizo correr ríos de tinta cuando decidió hacer él mismo, para ahorrarse el porte, la mudanza de su casa de Boadilla con la única ayuda de una pequeña furgoneta de un amigo.

 Ana Boyer y Fernando Verdasco. (Gtres)
Ana Boyer y Fernando Verdasco. (Gtres)

Siguiendo su ejemplo, Ana Boyer y Verdasco emularon el pasado miércoles al cancerbero del Porto F.C. y se encargaron ellos mismos de la mudanza de su ático de 303 metros cuadrados. La pareja prefirió ocuparse personalmente de vaciar los dos dormitorios, dos baños y el salón con que cuenta la vivienda, incluidas las plantas del jardín de más de 100 metros cuadrados. Para ello, a pesar de la dimensión de la tarea, solo contaron con la ayuda un par de personas del servicio de la casa de Isabel Preysler y una pequeña furgoneta de reparto color roja.

Mudanza floral y enseres en el propio coche

Lejos de la parafernalia de una gran mudanza, a media tarde una furgoneta Nissan blanca, utilizada por el servicio de Isabel Preysler desde hace años, salía de la casa cargada con la vegetación del ático. Este era su segundo viaje, después de otro que había realizado con más plantas a primera hora de la mañana. A pesar de la discreción de la maniobra y de haberse preocupado de tapar con plásticos la carga, a simple vista se podían ver arbustos, plantas, maceteros... y decoración floral en general, que a buen seguro servirá para redecorar el jardín de Isabel en Puerta Hierro.

Más tarde era la furgoneta roja, con un par de personas, la que salía de la casa, dando paso 10 minutos después a Fernando Verdasco y Ana Boyer, que trasladaban el resto de cosas, entre las que se entraban las cojines de los sofás, edredones y distintas piezas de menaje en su vehículo particular, un Peugeot 3008 color blanco.

Las escenas que narran a continuación los fotógrafos presentes a la llegada de la casa de Isabel Preysler no tienen desperdicio: Fernando y Ana decidieron evitar a toda costa ser captados en una maniobra tan mundana como la de la mudanza echando mano de cuanto tenían cerca. Al parecer, las imágenes de Ana Boyer intentando taparse con varios cojines o de Verdasco tapando su cara con las manos mientras conduce al volante ponen de manifiesto que se trata de una pareja que resulta ser alérgica a los flashes (casi siempre).

Verdasco y Boyer en la portada de '¡Hola!'.
Verdasco y Boyer en la portada de '¡Hola!'.

Futura mudanza

La pareja se encuentra ya instalada y vivirá en casa de Isabel hasta que el próximo 8 de diciembre se den el 'sí, quiero'. La nueva residencia servirá a la futura novia para estar más de cerca de su particular 'wedding planner', su hermana Tamara Falcó, quien se encarga de todos los preparativos de la boda. Serán unas semanas en las que Ana no tendrá más remedio que hacer de tripas corazón, vista la nula relación que mantiene con Vargas Llosa y los rumores que hablaban de su negativa a que fuera invitado. Será escasamente un mes, ya que el futuro de la pareja tras la luna de miel está en Qatar, donde el jugador tiene fijada su residencia y donde, una vez casada, Ana Boyer podrá vivir junto a Verdasco sin problemas.

Ambos iniciarán una nueva vida en Doha, ciudad a la que el madrileño se mudó el año pasado después de recibir una oferta de la federación catarí de tenis a través de su presidente, Nasser Al-Kelaïfi (dueño del Paris Saint Germain), para ejercer como imagen de su escuela de tenis. El dinero ahorrado con la mudanza será pecata minuta comparado con la cantidad que el tenista recibirá por su nuevo empleo; eso sin contar con sus beneficios acumulados de casi 12 millones de euros a lo largo de la su carrera.

Noticias

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
4 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios