Ana Boyer y Verdasco se casan, pero ya están de luna de miel dando la vuelta al mundo
  1. Noticias
LA PAREJA HA ANUNCIADO SU BODA

Ana Boyer y Verdasco se casan, pero ya están de luna de miel dando la vuelta al mundo

La hija de Preysler y el tenista acaban de dar a conocer sus planes de boda para el año que viene. Eso sí, ya están viajando por todo el planeta como si fuese su luna de miel anticipada

Foto: Ana Boyer y Fernando Verdasco en una imagen de archivo. (Gtres)
Ana Boyer y Fernando Verdasco en una imagen de archivo. (Gtres)

Ana Boyer y Fernando Verdasco van a iniciar ahora su viaje más especial, el que les llevará al altar para jurarse amor eterno en una boda que será especialmente mediática, como así han vendido en el kiosco rosa de este miércoles vía exclusiva y luciendo la mejor de sus sonrisas. Están felices y enamorados y no tienen reparos en llevar tanto romanticismo a todos los rincones del mundo, porque la pareja formada por la hija de Isabel Preysler y el tenista están recorriendo el planeta de punta a punta, aunque acaban de hacer parada en Madrid para tomarse un breve respiro antes de hacer de nuevo las maletas.

placeholder Portada de la revista '¡Hola!'
Portada de la revista '¡Hola!'

Pero, lejos de lo que se pueda considerar, lo cierto es que tan solo Ana Boyer está de vacaciones, ya que está siguiendo los pasos de su futuro marido en sus encuentros deportivos. Después de sacar con éxito sus estudios en Derecho, la joven no ha encontrado un oficio en el que desee emplear su tiempo, por lo que ahora está acompañando a su chico por toda la geografía para arroparle desde las gradas en sus grandes encuentros. Así, les hemos visto en ciudades tan distantes como Nueva York, Los Cabos, París, Milán, Barcelona, Miami, Venecia y, ahora, Madrid.

Una particular vuelta al mundo que, en su caso, podría ser una luna de miel anticipada a la boda, si no fuese porque el tenista debe sudar la gota gorda sobre la pista para continuar siendo un referente en el mundo del tenis. Eso sí, Verdasco ya se está asegurando un futuro más allá de la raqueta, porque ha levantado su veto a la prensa del corazón y ya participa en las jugosas y bien remuneradas exclusivas del kiosco rosa. Una labor que podría entenderse como la vía de financiación del clan Preysler y, en ocasiones especiales como el anuncio de su boda, también del propio Fernando Verdasco.

Así de unidos se muestran ambos en las redes sociales y es que se han convertido en inseparables:

#EEUU🇺🇸

Una publicación compartida de Ana Boyer Preysler (@anaboyer) el

🥗🌮 @anaboyer

Una publicación compartida de Fernando Verdasco (@ferverdasco) el

Bodas
El redactor recomienda