Logo El Confidencial
un crimen de rancio abolengo

Truculento triple homicidio en una familia aristocrática austriaca

El conde Tono Goëss ha sido detenido por el asesinato a tiros de su padre, su hermano y su madrastra

Foto: Tono Goëss, el presunto culpable. (Facebook)
Tono Goëss, el presunto culpable. (Facebook)

Podría ser la trama de un episodio especialmente sangriento de ‘Falcon Crest’, pero lamentablemente estos hechos no son ficción. Todo ocurrió en un tranquilo y elegante castillo rodeado de viñedos, en un apacible pueblo al norte de Viena que se preparaba para las tradicionales celebraciones navideñas. Nada hacía presagiar que poco después de las dos de la tarde del pasado jueves, cinco disparos de escopeta causarían una alarma sin precedentes en la localidad de Schloss Bockflieb, en la Baja Austria.

Poco después la policía descubría al señor del castillo, el conde Tono Goëss (54) junto a tres cadáveres ensangrentados: los de su padre Ulrich (92), su madrastra Margherita (87) y su hermano pequeño Ernst (52). El presunto asesino se entregó sin ofrecer resistencia tras admitir el triple crimen. Antes había ordenado a una doncella que avisara a una ambulancia.

Los motivos de este triple asesinato en esta familia de la aristocracia austriaca aún no están del todo claros aunque había rumores en el pueblo sobre desavenencias familiares desde hace tiempo. El conde también había comentado en público más de una vez sus quejas sobre las difíciles relaciones con la familia, por ejemplo, las peleas por la gestión de la bodega que dirigía junto a su hermano. Años antes, otra hermana había dejado Austria para convertirse a la religión islámica.

[LEER MÁS. Crimen de la CAM: la estrategia del hijo para apartar a sus hermanas de la empresa]

Según ha trascendido, en una carta encontrada por la policía en la escena del crimen, Tono dejó escrito lo difícil que había sido vivir durante años bajo la "presión de su padre", lo que le había llevado a desarrollar "un profundo odio" hacia él. Las disputas por la herencia de una fortuna cada vez más menguante junto a su hermano Ernst también han podido ser otra de las causas del triple asesinato.

El conde –considerado según declaraciones de los vecinos del pueblo como una persona muy educada y sociable– se encuentra actualmente detenido en la prisión de Korneuburg a la espera de un informe psiquiátrico y toxicológico.

La truculenta tragedia ha conmocionado a la pequeña localidad austriaca, donde la familia era muy querida y estaba muy involucrada en actividades benéficas y relacionadas con la Iglesia.

Los condes de Goëss se encuentran entre las familias más antiguas y respetadas del país, poseen numerosas propiedades y están emparentados incluso con los Habsburgo. La historia de la familia se remonta a diez siglos atrás cuando sus antepasados llegaron a Austria procedentes de Portugal donde pronto empezaron a ocupar altos cargos como gobernadores, cardenales y obispos.

Noticias

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios