Logo El Confidencial
se llama irfan y nació en suiza

Rahim Aga Khan y su mujer, Kendra Spears, padres por primera vez

El pasado 11 de abril, Rahim Aga Khan y la princesa Salwa se convertían en padres de un niño llamado Irfan. El pequeño nació en Suiza y es nieto del Aga Khan

Foto: La boda entre el príncipe Rahim y Kendra Spears
La boda entre el príncipe Rahim y Kendra Spears

Un nuevo miembro se ha sumado a la familia del Aga Khan. El pasado 11 de abril, un día antes que naciera la segunda hija de Andrea Casiraghi y Tatiana Santo Domingo, venía al mundo en Ginebra (Suiza) el príncipe Irfan, el primer retoño del príncipe Rahim Aga Khan y su esposa, la bella modelo Kendra Spears, quien tras su boda y como es tradición, adoptó el nombre árabe de Salwa Aga Khan.

Aunque el pequeño vino al mundo hace ya casi una semana, no ha sido hasta este viernes cuando, mediante un comunicado enviado por la secretaría del Aga Khan, se ha hecho pública la noticia. “El príncipe Rahim y la princesa Salwa están encantados con la llegada de su primer hijo, un niño llamado Irfan, nacido en Ginebra, el 11 de abril. Los dos, madre e hijo, se encuentran bien de salud”, rezaba el anuncio realizado en la web The Ismaili. El embarazo de Kendra Spears fue comunicado en octubre de 2014 y hasta la fecha de hoy no se habían tenido informaciones acerca de él.

Kendra Spears ejerciendo de modelo (Gtres)
Kendra Spears ejerciendo de modelo (Gtres)

Una boda con polémica

La pareja celebró su boda el 31 de agosto de 2013 en Ginebra, ciudad que por entonces estaba de rabiosa actualidad ya que solo unos días antes se había hecho público que el enclave suizo sería el nuevo lugar de residencia para la infanta Cristina y su familia. Un traslado que a todos sonó a exilio y que generó dudas sobre cuáles serían las nuevas funciones de la hermana del Rey. Una vez en Ginebra, doña Cristina seguiría trabajando para la Fundación La Caixa pero, además, compatibilizaría esta labor con un puesto en la organización internacional AKDN (Aga Khan Development Network), en la que precisamente también trabaja el príncipe Rahim.

Dada la buena sintonía entre ambas familias se dio por hecho que a pocos días de instalarse en su nuevo destino, Cristina ya tendría su primer compromiso: la boda del príncipe Rahim. Sin embargo, su presencia en el enlace nunca llegó a confirmarse. Aquel enlace no solo estuvo marcado por la posible presencia de la familia real española. Además la identidad de la novia también generó revuelo. Kendra Spears era una popular modelo estadounidense que debía abandonar su carrera profesional y convertirse al Islam si quería obtener el título de princesa. Como nuevo miembro de la familia a la que los ismaelitas consideran descendientes directos de Mahoma, la joven debía olvidarse de todo lo que tuviese que ver con las pasarelas para centrarse en las fundaciones de la familia en la que acababa de entrar a formar parte.

Casas Reales

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
2 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios