Así manipula Carole Middleton a la duquesa de Cambridge
  1. Casas Reales
familia real británica

Así manipula Carole Middleton a la duquesa de Cambridge

Desde que Kate se convirtió en madre, Carole ha dejado un tanto de lado su empresa especializada en productos para fiestas, y dedica toda su atención a que George y Charlotte crezcan felices

Foto: Carole Middleton junto a sus dos hijas: Kate y Pippa (Gtres)
Carole Middleton junto a sus dos hijas: Kate y Pippa (Gtres)

Mucho se ha hablado durante años de la sobreprotección de Carole Middleton a sus hijos, sobre todo a Kate. Que si se había mudado a Anmer Hall para supervisar la crianza de George y Charlotte, que si se entrometía en la relación de los duques de Cambridge…. Los insistentes rumores que apuntaban que Carole es una verdadera metomentodo y que eso había causado una grave crisis matrimonial con su marido, Mike Middleton, provocaron que la propia madre de Kate enviase un comunicado en el que negaba todas esas informaciones. Sin embargo, el desmentido de Carole no ha servido para mucho y las voces en contra de la consuegra del príncipe de Gales ya vuelven a estar en todos los medios.

Y es que Carole parece no aceptar que sus hijos ya tienen una edad y que desean 'volar libres'. Por este motivo, siempre quiere estar en contacto con ellos y, aunque en muchas ocasiones les ayuda dándoles buenos consejos, es un “tanto agobiante”. Así lo aseguran fuentes cercanas a los Middleton, quienes no dudan en afirmar que para lograr sus objetivos “en ocasiones se hace la víctima”.

Desde que Kate se convirtió en madre, Carole ha dejado un tanto de lado su empresa familiar especializada en productos para fiestas, y dedica toda su atención a que George y Charlotte crezcan felices. Por ese motivo, cuando nació la pequeña princesa, su abuela materna se mudó temporalmente a Anmer Hall para que no le faltara de nada. Y es que una niñera, un ama de llaves, una enfermera de noche, un cocinero y un surtido de oficiales de seguridad no eran suficientes para asegurar la comodidad de su nieta.

Pero la duquesa de Cambridge no es la única que vive bajo la supervisión de Carole. Pippa también le 'rinde cuentas' a su madre. El último ejemplo de esto es que controla cada uno de los hombres con los que sale su benjamina. Pippa está tan presionada que incluso conversó con su hermana para que le presentara a “hombres ricos, de buen estatus y familia que pudieran convencer a su madre”. Asimismo, le rogó a Kate que la ayudara a encontrar un “buen trabajo con el que no pague muchos impuestos”. Ante estas peticiones, la duquesa de Cambridge entró en furia y le dijo que ella no podía “conseguir unicornios”. Esta pequeña rencilla fraternal habría provocado un gran distanciamiento entre Pippa y Kate, quienes hasta entonces habían estado muy unidas.

La obsesión de Carole por 'casar bien' a sus hijas ha sido uno de los temas más comentados en Reino Unido. Según aseguran las malas lenguas, ella habría actuado como 'celestina' para que la relación de Kate con Guillermo funcionara. Es más, cuando la pareja rompió en 2009 porque el príncipe no daba un paso más en su noviazgo, Carole fue quien consoló a Catherine asegurándole que “Guillermo volverá”. Y así fue. El duque de Cambridge pidió perdón a su ahora esposa y varios meses después sellaban su amor con una boda.

A pesar de que, actualmente, Guillermo y Kate forman uno de los matrimonios más estables de la realeza, a Carole siguen persiguiéndole los adjetivos de “interesada o calculadora”. Tanto es así que la duquesa de Cambridge y su hermana son conocidas por una sector de Inglaterra como “las glicinias” porque son bellas, huelen bien y gozan de una innata capacidad para trepar.

Encuesta embebida

Descarga la appde Vanitatisen tu móvil o tablet y no te perderás nunca la actualidad del corazón en España.

Carole Middleton Kate Middleton Cambridge Duques de Cambridge
El redactor recomienda