Logo El Confidencial
en la boda de su hermana

Beatriz de York no consigue el 'efecto Pippa Middleton'

Nunca aparece en las listas de las más elegantes, es más, en muchas ocasiones se la ha criticado de manera severa por sus estilismos. Hoy estaba feliz en la boda de su hermana

Foto: Eugenia York, con su madre. (Getty)
Eugenia York, con su madre. (Getty)

No todos los días puede ser Nochebuena ni la lotería toca cada vez que juegas. Los fenómenos a veces solo pasan una vez, aunque soñemos en voz alta que nos gusaría que se repitiesen. Pues eso mismo ha pasado con Beatriz de York. La prensa inglesa estaba jaleando a la hija mayor del príncipe Andrés y Sarah Ferguson para que diera 'la campanada' en la boda de su hermana, pero no ha ocurrido así.

Hoy todo el mundo pensaba que podría producirse lo que en la boda de Kate Middleton y el príncipe Guillermo, que llegara una dama de honor, en su caso, Pippa Middleton, y robara el plano a su hermana. O, sin que ellos sean conscientes del paralelismo (igual España les queda un poco lejos informativamente para ciertas cuestiones), que apareciera una Telma Ortiz, guapa y estilosa, que se conviritera en la réplica de su hermana, Letizia.

[LEE MÁS: Telma Ortiz, 10 años del juicio que perdió pero con el que salió ganando]

No hemos asistido ni muchísimo menos al deseadísimo 'efecto Pippa Middleton' y mira que se había caldeado el ambiente con posados de las dos hermans en los que, como dos folclóricas, se echaban piropos la una a la otra, con una Sarah Ferguson arrobadísima en las redes sociales con su futuro yerno (según ultimamos esta crónica ya lo es) y con un príncipe Andrés un tanto eclipsado por lo que parecía un matriarcado en toda regla.

Eugenia y su madre, entrando en la capilla de San Jorge. (Getty)
Eugenia y su madre, entrando en la capilla de San Jorge. (Getty)

Beatriz, para qué engañarnos, no es el epítome de la elegancia y la sofisticación (tampoco es que sea necesario). Es más, en muchas ocasiones ha sido objeto de críticas sin medida por la elección de sus estilismos y sus tocados (como Amaia Montero dijo: "A la #victoriasecret de Malú, ojalá todas fuéramos tan guapas y sobre todo tan delgadas como tú"). En fin, no todo puede ser perfecto.

Veredicto del día de hoy, que tampoco podemos remontarnos a la primera papilla: aprobado raspado. Podía haber ido mucho peor, habida cuenta de sus antecedentes, la elección de su modelo de Ralph & Russo no la convierte en Inès de la Fressange, pero tenía un pasar... Estaba correcta.

[LEE MÁS: Todos los detalles del vestido de la novia y la tiara de Eugenia de York]

Madre e hija, saludando. (Getty)
Madre e hija, saludando. (Getty)

Hablamos de un traje con chaeuta entallada, escote asimétrico, falda tableada (quizás lo más discutible) y un tocado color púrpura de Sarah Cant que podría haberse puesto la jequesa de Qatar. El pelo suelto, natural, con raya al lado, el maquillaje, discreto, y los zapatos y el clutch, grises y a juego. Lo más importante: la hemos visto felicísima. No es para menos. Adora a su hermana, quien, por cierto, ha sorprendido, pero para muy bien...

Casas Reales

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
3 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios