Logo El Confidencial
FAMILIA REAL BRITÁNICA

Los tres homenajes 'secretos' del look de Kate Middleton en su cena con Trump

En su cena con Donald Trump en Buckingham, el vestido de la duquesa ha quedado esta vez en un segundo plano, dando el protagonismo a tres especiales homenajes

Foto: La duquesa de Cambridge junto al secretario del Tesoro de Estados Unidos. (Cordon Press)
La duquesa de Cambridge junto al secretario del Tesoro de Estados Unidos. (Cordon Press)

Mucho se ha hablado durante años de la visita de Estado de Donald y Melania Trump a Reino Unido. Que si la reina no quería, que si la Casa Real británica iba a hacer todo lo posible para que no se llevara a cabo... Pero la diplomacia manda -al igual que el título-, así que a la reina Isabel II y a su familia no le ha quedado más remedio que recibir al presidente estadounidense a pesar de que ha hablado de forma desfavorable sobre Lady Di, la duquesa de Cambridge o recientemente de Meghan Markle, a la que calificó de "desagradable".

Pero ahí estaban los Windsor al completo -a excepción de la duquesa de Sussex, que se encuentra de baja maternal- para ofrecerle a Trump una solemne cena de Estado en el palacio de Buckingham. En esta ocasión, Kate Middleton, quien suele ser la gran protagonista de este tipo de eventos, tenía ante sí a una gran rival. Nada más y nada menos que a Melania, admirada alrededor del mundo por su estilazo. Pero la duquesa de Cambridge no ha defraudado optando por el color temático de la velada: el blanco. Y es que tanto ella como Melania, la reina y la duquesa de Cornualles se han decantado por este tono.

Kate ha estrenado un vestido de Alexander McQueen con escote redondo, manga corta, cintura marcada y falda de vuelo. Un diseño con el que se ha convertido en una auténtica princesa de cuento. Pero quizás el vestido ha quedado esta vez en un segundo plano, pues Kate ha estudiado al milímetro su look, homenajeando a tres grandes mujeres de la familia real británica.

La duquesa de Cambridge junto al secretario del Tesoro de Estados Unidos. (Cordon Press)
La duquesa de Cambridge junto al secretario del Tesoro de Estados Unidos. (Cordon Press)

Las dos órdenes de Isabel II

Fue el pasado 29 de abril, coincidiendo con el octavo aniversario de matrimonio de los duques de Cambridge y la incorporación de Kate a la familia real británica, cuando Buckingham Palace comunicó que la reina Isabel había decidido otorgarle a su nieta política la Real Orden Victoriana. Con este regalo de Isabel II, Kate pasó a formar parte de los miembros de la Corona que ya están en la orden como la duquesa Camilla, a quien su suegra se la concedió siete años después de su enlace con el príncipe Carlos. Su hija Ana es la gran maestre, Carlos no forma parte de ella porque es miembro de la Orden de la Jarretera -de mayor categoría-, mientras que Andrés de York y Eduardo de Wessex fueron nombrados en 2011. Cabe destacar que la soberana decidió condecorar primero a su nuera Sofía de Wessex, en 2010, antes que a su propio hijo.

Tan solo un mes y unos pocos días después hemos podido ver a Kate luciendo por primera vez la famosa banda de la Real Orden Victoriana, que es azul con los laterales rojos y blancos. Asimismo, llevaba su lazo de la Family Order, que se le otorgó en diciembre de 2017. Se trata de una orden familiar de la que Isabel II es la máxima representante y solo pueden formar parte de ella mujeres de la familia que hayan realizado grandes labores para la monarquía. Es quizás a nivel sentimental mucho más importante que la Real Orden Victoria, pero ambas no dejan de ser dos ejemplos de que la duquesa de Cambridge es querida y respetada por la soberana, quien ve en ella al futuro de la Corona.

La duquesa de Cambridge junto al secretario del Tesoro de Estados Unidos. (Getty)
La duquesa de Cambridge junto al secretario del Tesoro de Estados Unidos. (Getty)

La tiara de Lady Di

Siguiendo la estela de los últimos eventos de largo a los que ha asistido, como la cena de Estado ofrecida en honor a Guillermo Alejandro y Máxima de Holanda, la duquesa ha coronado su cabeza con la Cambridge Lover's Knot Tiara, la favorita de su difunta suegra. Creada con diamantes de talla brillante y perlas en forma de gota por la joyería Garrard, la diadema data de 1913. Fue un encargo expreso que realizó la reina Mary, esposa de Jorge V, ya que desde bien pequeña había admirado una tiara de su abuela, la princesa Augusta de Hassel-Kassel, de características similares a esta y quería poseer una parecida.

A su muerte, la reina Mary dejó la tiara a su nieta, la reina Isabel II, quien cedió el uso a su nuera, Lady Di. La madre del príncipe Guillermo lució la joya en numerosas ocasiones y llegó a convertirse en su favorita. Tanto es así que la utilizó para el mítico reportaje realizado por Mario Testino para 'Vanity Fair'. Cabe recordar que años después comentaría durante una entrevista que el movimiento oscilante de las perlas le provocaba dolor de cabeza. Tras su divorcio del príncipe de Gales en 1997, la tiara regresó a la Corona británica y no fue hasta diciembre de 2015 cuando Kate la rescató.

Pendientes de la reina madre

Como hemos dicho, Kate ha querido homenajear a las mujeres de la familia Windsor con su look, al que no le ha faltado detalle. Si la orden que lucía con orgullo tenía que ver con Isabel II y la tiara con Lady Di, los pendientes también escondían un particular homenaje, en esta ocasión a la reina madre. Y es que la duquesa de Cambridge eligió de nuevo los pendientes de zafiros que pertenecieron a la bisabuela de su marido y esposa de Jorge VI.

Los duques de Cambridge llegando a Buckingham. (Reuters)
Los duques de Cambridge llegando a Buckingham. (Reuters)

Casas Reales

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
11 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios