Logo El Confidencial
ACTIVISTA

Esmeralda de Bélgica, una princesa incómoda para Felipe y Matilde

La hija del rey Leopoldo III y su segunda esposa, la princesa Lilian, fue detenida en Londres en una sentada en Trafalgar Square

Foto: Esmeralda de Bélgica, en una imagen de archivo. (EFE)
Esmeralda de Bélgica, en una imagen de archivo. (EFE)

Con un océano de por medio, la actriz estadounidense Jane Fonda y la royal Esmeralda de Bélgica eran detenidas por manifestarse contra el cambio climático. Una eligió las escalinatas frente al Capitolio, uno de los emblemas del poder político de su país, y la otra, la plaza de Trafalgar Square de Londres. Mujeres repletas de inquietudes -la una, descendiente de la aristocracia de Hollywood, y la otra, hija del rey Leopoldo III y su segunda mujer, la princesa Lilian-, ambas han abrazado diversas causas a lo largo de su trayectoria a las que han prestado su voz, que en el caso de la segunda no siempre ha sido cómoda para su familia y sobre todo para su sobrino, el actual rey Felipe.

Esmeralda de Bélgica, de 63 años (18 menos que la ganadora de dos Oscar), anunció su detención a través de Twitter la semana pasada: "Hoy junto a muchos manifestantes fui arrestada y puesta bajo custodia policial. La emergencia climática nos llama a todos a presionar a los gobiernos para que actúen con urgencia", manifestaba la hermana de padre del rey Alberto de Bélgica, quien prestó declaración en una comisaría, en cuyas dependencias pasó cinco horas privada de libertad.

Jane Fonda, detenida en Washington. (EFE)
Jane Fonda, detenida en Washington. (EFE)

Todo sobre su detención

Una experiencia de alto valor simbólico que ella misma contó con todo lujo de detalles después: "Tuve que esperar mucho tiempo en la calle. Había tanta gente arrestada que no había suficientes vehículos para llevarles. Esperamos durante una hora y media y, afortunadamente, no llovía. La policía nos dijo que entendían perfectamente nuestras reivindicaciones, que ellos también tenían hijos, pero que habían recibido órdenes y que estaban obligados a detenernos. (...) Me llevaron en un furgón con otros manifestantes a una comisaría de policía. Hubo un interrogatorio, nos tomaron las huellas dactilares, nos hicieron una foto y nos tomaron una muestra de ADN. Después me llevaron a una celda. Todo el proceso duró cinco horas".

Esmeralda de Bélgica, con el duque de Alba en Oviedo. (Limited Pictures)
Esmeralda de Bélgica, con el duque de Alba en Oviedo. (Limited Pictures)

El pasado domingo, también tenía lugar una manifestación similar de unas seiscientas personas en los jardines del Palacio Real de Bélgica, también con la misma organización, Extinction Rebellion, en la que se pidió al rey Felipe que declarara una emergencia climática. Un brindis al sol porque el monarca no tiene esas prerrogativas, que supondrían que se saltara los límites establecidos por la Constitución.

En los Premios Princesa de Asturias

Esmeralda de Bélgica, que tiene una más que notable trayectoria como periodista, se llevó un gran revés sentimental cuando su hermano, el príncipe Alejandro, y ella intentaron convertir el castillo de Argenteuil, en Waterloo, en un museo en honor a sus padres, algo que el Estado belga no les permitió y que acabó vendiendo en 2004 a un particular, Jean-Marie Delwart, un millonario empresario que pagó 7,8 millones de euros. El lugar donde vivieron Leopoldo III, fallecido en 1983, y su mujer, la princesa Lilian, que murió en 2002, está ahora a la venta por 20 millones de euros. El rey y su segunda mujer (la primera, la reina Astrid, perdió su vida en un accidente de tráfico el 29 de agosto de 1935) se habían instalado allí cuando su hija tenía cuatro años y dejaban el palacio de Laeken.

Juan Luis Arsuaga y Salvador Moncada, miembros del jurado del Premio Princesa de Asturias de Investigación Científica y Técnica 2018. (EFE)
Juan Luis Arsuaga y Salvador Moncada, miembros del jurado del Premio Princesa de Asturias de Investigación Científica y Técnica 2018. (EFE)

Felizmente instalada en Londres con su marido, el científico hondureño Salvador Moncada, con quien se casó el 5 de abril de 1998, estuvo presente el año pasado en los Premios Princesa de Asturias, a los que está vinculada porque su marido ganó este galardón, cuando aún se llamaban Príncipe de Asturias, en la categoría de Investigación Científica y Técnica en 1990, junto a Santiago Grisolía (y es miembro del jurado en la misma categoría). Dos décadas más tarde, en 2010, fue nombrado Sir por la reina Isabel II y en 2017, doctor honoris causa por la Universidad Autónoma de Madrid.

Casas Reales

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios