Logo El Confidencial
FAMILIA REAL BRITÁNICA

El duque de Edimburgo también tuvo una Meghan: su historia de amor frustrada

Antes de comprometerse con la hoy reina Isabel II, Felipe de Edimburgo perdió la cabeza por una actriz estadounidense, al igual que le ocurrió a Harry con Meghan

Foto: El duque de Edimburgo junto a Meghan Markle, en una imagen de archivo. (EFE)
El duque de Edimburgo junto a Meghan Markle, en una imagen de archivo. (EFE)

Cuando el príncipe Harry dio a conocer su relación con Meghan Markle, no todo fueron sonrisas dentro de la familia real británica. Los medios británicos desvelaron como el duque de Edimburgo, marido de Isabel II y abuelo de Harry, intentó disuadir a su nieto de la idea de comenzar una relación seria con la estadounidense.

[LEA MÁS: The Crown - La trágica vida de la madre del duque de Edimburgo, Alicia de Battenberg]

"Uno sale con actrices, no se casa con ellas", le dijo Felipe de Edimburgo a Harry, según informó una fuente real. A pesar de los consejos de su abuelo, Harry se dejó llevar por sus sentimientos y desoyó las palabras del duque de Edimburgo. Hoy es un hombre felizmente casado y padre de un hijo.

Meghan y Harry, en una imagen de archivo. (Reuters)
Meghan y Harry, en una imagen de archivo. (Reuters)

Las palabras de Felipe de Edimburgo llaman, sin embargo, la atención si tenemos en cuenta un capítulo de su vida ocurrido durante su juventud, cuando contaba con 17 años de edad.

Antes de comprometerse con la hoy reina Isabel II, Felipe de Edimburgo perdió la cabeza por una actriz estadounidense, al igual que le ocurrió a Harry con Meghan. Según cuenta el experto en realeza Philip Eade, autor de una biografía dedicada a los años de juventud del príncipe Felipe, este, a la edad de 17 años, era un apuesto joven que contaba con mucho éxito entre las mujeres y uno de los mejores partidos de la época para cualquier mujer en edad de casar. Podríamos decir que, por aquel entonce, era el soltero de oro.

El príncipe Felipe, hoy duque de Edimburgo, en una imagen de archivo. (Getty)
El príncipe Felipe, hoy duque de Edimburgo, en una imagen de archivo. (Getty)

Philip Eade cuenta que en 1938 el futuro duque de Edimburgo visitó Venecia junto a su tía Aspasia. Allí fue donde conoció a Cobina Wright, una joven modelo, cantante y actriz estadounidense, "alta, rubia, con enormes ojos azules y una sonrisa devastadora" que fue una estrella de la Fox. Cobina y Felipe de Edimburgo intimaron y se hicieron inseparables durante aquellos días.

El amor creció dentro del corazón del príncipe Felipe, pero Cobina regresó a Estados Unidos para continuar con su carrera y aquel se quedó hundido, hasta tal punto que el hoy abuelo de Harry decidió cruzar el Atlántico en busca de la actriz.

Cobina Wright. (Getty)
Cobina Wright. (Getty)

"El productor de Broadway Gant Gaither más tarde afirmó que Philip le había escrito apasionadas cartas de amor a la actriz y que quería desesperadamente casarse con ella", cuenta Philip Eade. Sin embargo, Cobina no compartía ese entusiasmo. Su acercamiento al hoy esposo de Isabel II durante su estancia en Venecia fue más propiciado por su madre que por una voluntad propia: "Cobina no quería un hombre que su madre hubiera elegido para ella".

[LEA MÁS: Felipe de Edimburgo, el encontronazo que tuvo con uno de los amigos de Lady Di]

El duque de Edimburgo pudo haber vivido una apasionada historia de amor como la de su nieto Harry. Pero en su caso no pudo ser. Quizás, esa tristeza le ha marcado de por vida y quizás por ello relacione el amor a una actriz con fracaso. Quizás de todo esto surja el llamativo consejo que le dio a su nieto Harry: "Uno sale con actrices, no se casa con ellas".

Casas Reales

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios