Logo El Confidencial
EVITAN ENCONTRARSE

Sarah Ferguson y el duque de Edimburgo: cronología de una 'falsa' reconciliación

La exmujer del príncipe Andrés de Inglaterra sigue manteniendo una excelente relación con la reina Isabel II, pero todo parece indicar que sigue sin tratarse con su suegro

Foto: Sarah y su hija Beatriz, junto a su exsuegro, en la boda de Eugenia de York. (Reuters)
Sarah y su hija Beatriz, junto a su exsuegro, en la boda de Eugenia de York. (Reuters)

Cuando se hicieron públicas las fotos oficiales de la boda de Eugenia de York y Jack Brooksbank, lo más comentado no fue el vestido de la novia, ni muchísimo menos... Lo más significativo era ver en una misma imagen a Sarah Ferguson con su exsuegro, el duque de Edimburgo, con quien mantiene diferencias irreconciliables desde hace muchos años.

Tanta animadversión parece tener el marido de la reina Isabel II, retirado ya por voluntad propia de la vida pública, que incluso se especuló con la posibilidad de que no acudiera a la boda de su nieta para no coincidir con la otrora conocida como 'Fergie'.

[LEE MÁS: Eugenia de York: lo que desvelan las fotos oficiales (algo que parecía impensable)]

La imagen servía para evidenciar que había habido un acercamiento y que el sentido común se había impuesto al orgullo. Hubo quienes se atrevieron a decir que habían dejado atrás sus diferencias y la propia Sarah Ferguson se deshacía en elogios hacia el que fuera su suegro e incluso llegaba a afirmar que le recordaba a su padre.

Ahora, en pleno verano, el centro de operaciones de la familia real británica es Balmoral, en Escocia, donde la reina Isabel II pasa sus vacaciones y ejerce de anfitriona de todos sus familiares e incluso del primer ministro, Boris Johnson, quien también recalará allí en un momento delicado para el país por el Brexit y suyo propio, pues tiene pareja, pero se está divorciando de su mujer.

Foto familiar de la boda de Eugenia de York. (Alex Bramall).
Foto familiar de la boda de Eugenia de York. (Alex Bramall).

En Balmoral ha estado unos días Sarah Ferguson, quien sigue manteniendo una gran relación con su exmarido, el príncipe Andrés, pero se ha marchado antes de que llegara el duque de Edimburgo, lo que pone sobre la mesa otra vez la nula relación que existe entre ellos.

Seis años en Balmoral

Según ha publicado 'Daily Mail', Sarah abría llegado el sábado de la semana pasada y se tuvo que marchar antes de lo previsto ante la inminente llegada del que fuera su suegro: "Los años anteriores, la duquesa se marchaba el día antes de que llegara el marido de la reina. En esta ocasión, él llegó varios días antes de los esperado, lo que es bastante extraño, así que la duquesa se marchó".

Aunque estaba previsto que pasaran algunos días más juntos todos los York (sus dos hijas incluidas), Sarah fue fotografiada en el aeropuerto de Aberdeen, en Escocia, cogiendo un vuelo de British Ariways con destino a Londres.

Se da por hecho que desde que la duquesa de York se separara del príncipe Andrés en 1996, el marido de la reina británica no ha querido estar bajo el mismo techo que ella (la boda de su nieta fue una excepción). Sin embargo, la reina Isabel II permitió hace seis años a Sarah participar de las vacaciones familiares en Balmoral y siempre que se las ha visto juntas en público han evidenciado una gran sintonía personal.

Casas Reales

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
2 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios