Logo El Confidencial
CONFIRMA QUE VIVEN JUNTOS

Sarah Ferguson y el príncipe Andrés, ni contigo ni sin ti: su extraña relación

En una fiesta de amigos, Fergie afirmó que está viviendo con su ex, al que denominó "el príncipe más guapo de todo el mundo"

Foto: Sarah Ferguson, en una imagen de archivo. (EFE)
Sarah Ferguson, en una imagen de archivo. (EFE)

Una fiesta, estar en confianza y una absoluta falta de timidez han sido los ingredientes que le han hecho falta a Sarah Ferguson para confesar cuál es su verdadera relación con el príncipe Andrés. Casi desde el momento de su separación, en 1996, la pareja ha estado acompañada por continuos rumores de reconciliación, provocados principalmente por la buena sintonía que han mantenido a lo largo de estos años, compartiendo vacaciones o momentos familiares.

Y ahora, por fin, la duquesa de York ha confesado que viven juntos en Royal Lodge, aunque sin especificar la naturaleza de esa convivencia. Ha sido en casa del empresario estadounidense Ernie Boch Jr, al que Sarah dedicó un brindis de lo más peculiar, haciendo esta particular confesión y aprovechando para desmentir que su hija Eugenia esté embarazada.

Un discurso del que los medios británicos no han tardado en hacerse eco, aunque no poniendo el acento en que vivan juntos, sino en las palabras que Fergie le dedicó a su ¿ex?: "Es el príncipe más guapo de todo el mundo". Eso sí, parece que los lectores de estas publicaciones no se lo creen del todo, alegando que llevan "años diciendo lo mismo".

Cierto es que, aunque les han acompañado desde hace años, los rumores de reconciliación han sonado mucho más fuerte en los últimos meses. Su viaje familiar a Baréin, donde disfrutaron de la Fórmula 1 todos juntos, la boda de Lady Gabriella Windsor, a la que acudieron con su hija Beatriz y Edo Mapelli, dando así su bendición al italiano, o el día grande del príncipe Andrés en Buckingham, pasando revisión a las tropas, han sido solo algunos de los últimos acontecimientos familiares en los que ha aparecido juntos y en muy buena sintonía. Y ahora ha sido ella misma la que, copa en mano, ha confesado que comparten casa.

Aunque es una forma de vida por la que las parejas recién separadas cada vez optan más por las situaciones económicas o familiares, no creemos que ni las dificultades monetarias ni el cuidado de sus hijas sea el motivo para que compartan techo. Claro que tampoco Sarah Ferguson especificó en su 'speech' qué es lo que pasa de puertas para adentro. Y lo más importante, nos quedamos con las ganas de saber por su propia boca si hay 'reboda', una opción a la que han apuntado muchos medios británicos.

Sin embargo, y según apunta un sector de la prensa, un nuevo enlace entre Andrés y Fergie no sería posible ahora mismo. Y la razón tiene nombre de príncipe, en concreto el de Felipe, duque de Edimburgo y marido de Isabel II, quien mantiene una muy complicada relación con la que fuera su nuera. Comentan que el duque, que ahora tiene 98 años, no soportaría que su hijo favorito se casara de nuevo con Sarah, a la que detesta por el comportamiento un tanto reprochable que tuvo después de su separación. Así pues, la pareja estaría esperando a que Felipe faltase para pasar de nuevo por el altar.

Las tres negaciones

Pero hasta llegar aquí, no solo han pasado 20 años, sino también muchos rumores de toda índole acompañando a la pareja, además de algunos escándalos protagonizados por la que fuera nuera de la reina Isabel. Como decíamos, prácticamente desde su separación empezó a hablarse de reconciliación, aunque las habladurías siempre se encontraban con un muro, normalmente algún portavoz de Sarah Ferguson que desmentía tajantemente que se hubieran dado otra oportunidad. Concretamente han sido hasta tres veces -como San Pedro con Jesucristo- las que negó en público que hubieran reconsiderado su situación sentimental.

Sarah Ferguson y el príncipe Andrés en Ascot. (EFE)
Sarah Ferguson y el príncipe Andrés en Ascot. (EFE)

La primera vez fue en 2013, cuando unas fotos revelaron que Sarah y el príncipe Andrés compartían unos días de vacaciones junto a sus hijas y nada menos que en Balmoral, la residencia de verano de la reina Isabel II. Incluso 'The Telegraph' llegó a asegurar que estaban preparando la renovación de los votos matrimoniales. Pero no. Un portavoz de Sarah salió al paso desmintiendo las informaciones y explicando las fotografías con la "excelente amistad que tenían por el bien de sus hijas".

La segunda vez fue en noviembre del año pasado, unas semanas después de la boda de la princesa Eugenia. Sarah habló claro de su ex en una entrevista a la periodista Frances Hardy: "Estoy muy orgullosa de él. Le apoyo y siempre lo haré. Aunque no somos una pareja, creemos el uno en el otro. Los York somos una familia unida. Lo hemos demostrado. Respetamos profundamente la posición de cada uno y su manera de pensar y nos escuchamos". Y solo hace unos meses, precisamente tras la estancia familiar en Baréin, los medios volvieron a la carga, asegurando que había reconciliación. Otra vez desmentido y otra vez a través de los portavoces: "Solo son buenos amigos".

Pero también uno y otro desmintieron en su momento que se fueran a reconciliar y no con palabras, sino con hechos. Los dos parecieron tener algo más que una amistad con diferentes personas. En 2014, al príncipe Andrés se le relacionó con la modelo croata Monika Jakisic -ex, a su vez, de George Clooney-, existiendo incluso rumores de boda, algo que el Palacio de Buckingham tuvo que desmentir. Por las mismas fechas, Sarah Ferguson tuvo una especial amistad con el empresario español Manuel Fernández, con quien se vio durante casi dos años. A la vista está que ni un romance ni otro salieron bien y ahora hay vía libre para que, 23 años después, sean de nuevo una pareja feliz.

Sarah Ferguson y el príncipe Andrés en la graduación de la princesa Beatriz. (Getty)
Sarah Ferguson y el príncipe Andrés en la graduación de la princesa Beatriz. (Getty)

Casas Reales

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios