Logo El Confidencial
FELIZ ANIVERSARIO

Dos años de la boda de Meghan y Harry: el cuento de hadas que acabó en pesadilla

Los duques de Sussex celebran este martes su segundo aniversario de boda alejados de la institución y disfrutando de su relativa privacidad en Los Ángeles

Foto: Meghan Markle y el príncipe Harry, recién casados. (Reuters)
Meghan Markle y el príncipe Harry, recién casados. (Reuters)

El 19 de mayo de 2018, millones de espectadores en todo el mundo presenciaban el 'sí, quiero' de Meghan Markle y el príncipe Harry. Una boda que marcaba un antes y un después en la historia de la familia real británica. Era la primera mujer afroamericana, divorciada, extranjera y conocida por su profesión que se convertía en una más de los Windsor. Mucho se ha hablado de aquel 'soplo de aire fresco' que suponía la llegada de Meghan a la vida del nieto de la reina Isabel, con un pasado controvertido en el que no habían faltado las polémicas por, entre otras cosas, su alocada vida nocturna.

Es habitual que los enlaces reales se describan como cuentos de hadas. En este caso, eran muchos los ingredientes que tenía esta unión para que la boda -llena de guiños a la interracialidad de la pareja- se considerara el broche de oro a una bonita historia de amor. Él, un príncipe muy querido en su país, que perdió a su madre, Diana de Gales -quizá la mujer más famosa del mundo-, con solo 12 años. Ella, una mujer independiente, feminista, orgullosa de sus orígenes y con una carrera profesional a la que estaba dispuesta a renunciar por amor. Una boda real en la que los ojos de medio mundo estaban puestos, ya que además entre los 600 invitados que asistieron había numerosas celebrities que la hacían aún más atractiva.

Meghan Markle, el día de su boda con el príncipe Harry. (Reuters)
Meghan Markle, el día de su boda con el príncipe Harry. (Reuters)

Pero su primer aniversario ya lo celebraron con una imagen totalmente diferente a la que se tenía de ellos el día de su boda. La privacidad del nacimiento de Archie, solo dos semanas antes, la polémica reforma de Frogmore Cottage y otras cuestionadísimas decisiones de la pareja hicieron que ambos cayeran en picado en las encuestas de popularidad, además de que se convirtieron en objeto de muchas y demoledoras críticas por parte de los medios.

Meghan seguía siendo protagonista de los titulares, pero eran muy pocos los que se referían a ella de forma positiva. Su decisión, saber exactamente lo que quería y seguir su propio camino fueron rasgos muy alabados cuando la pareja anunció su compromiso. Pero solo unos meses después se convirtieron en sus características más criticadas. De hecho, a día de hoy la prensa británica ve a Harry como un hombre débil y manipulado por una actriz estadounidense que siempre tuvo ideas y ambiciones por encima de su posición.

Meghan Markle y el príncipe Harry en Sudáfrica, en una imagen que para muchos es la definición perfecta de su relación. (EFE)
Meghan Markle y el príncipe Harry en Sudáfrica, en una imagen que para muchos es la definición perfecta de su relación. (EFE)

Pocos imaginaban aquel 19 de mayo de 2018 que, solo dos años después, la pareja estaría fuera de la Casa Real y viviendo en Los Ángeles, mucho más cerca del mundo 'hollywoodiense' al que Meghan había renunciado que al círculo real al que supuestamente debía lealtad tras salir de la capilla de San Jorge, ya convertida en duquesa de Sussex y nieta política de Isabel II. Pero lo cierto es que la pareja va a celebrar este aniversario como realmente quiere: alejados de la institución y disfrutando de la relativa privacidad que les da su nueva vida.

Es un misterio si, como es habitual en fechas señaladas en la vida de los Windsor, habrá o no alguna manifestación pública de este aniversario. En 2019, su cuenta oficial de Instagram publicaba fotografías inéditas y un agradecimiento por los mensajes de apoyo y cariño recibidos en el primer año de su vida en común. Pero como todo lo que les rodea, también su relación con las redes sociales es muy diferente a la del año pasado, ya que este perfil está inactivo desde el 31 de marzo, cuando dejaron de ser oficialmente miembros de la Casa Real. Eso sí, la pareja buscó la manera de que hubiera imágenes de Archie para celebrar su primer cumpleaños, hace solo unos días. Por eso, tampoco se descarta que encuentren la forma de compartir públicamente su segundo aniversario de boda, reclamando esa parte de protagonismo perdida desde hace unas semanas y que, según algunos medios, Meghan quiere recuperar.

Meghan Markle y el príncipe Harry, el día de su boda. (Reuters)
Meghan Markle y el príncipe Harry, el día de su boda. (Reuters)

Casas Reales

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios