Nuevo problema para Felipe de Bélgica: rencilla familiar por culpa de un antepasado
  1. Casas Reales
LA DIVISIÓN DE LOS BELGAS

Nuevo problema para Felipe de Bélgica: rencilla familiar por culpa de un antepasado

Mientras el hermano del monarca ha defendido a Leopoldo II durante el movimiento Black Lives Matters, su tía Esmeralda conmina a Felipe a pedir disculpas por las acciones de su antepasado

Foto: El rey Felipe y el príncipe Laurent, en una imagen de archivo. (Reuters)
El rey Felipe y el príncipe Laurent, en una imagen de archivo. (Reuters)

Su fama le precede y es que Laurent de Bélgica parece aprovechar casi cualquier ocasión para generar cierta polémica, aunque eso le suponga cosechar muchas críticas. Y la última ha venido a cuenta del movimiento antirracista Black Lives Matter, que también ha provocado ciertos incidentes en el país de los valones. Su objetivo ha sido especialmente la figura de Leopoldo II y todas sus representaciones en los espacios públicos, ya que el monarca es el símbolo del colonialismo belga en el Congo y de las prácticas esclavistas y genocidas que allí se dieron, con la muerte de al menos unos diez millones de nativos, según han calculado varios historiadores.

Y parece que el príncipe Laurent no está muy de acuerdo en que los ataques se centren en su antepasado, a pesar de que la historia es la que es y los datos están ahí, incluyendo la amputación de manos a los esclavos que se rebelaban o desobedecían. En una entrevista a la agencia belga Sudpresse, el hermano del rey Felipe no ha dudado en defenderlo: "Él nunca fue al Congo, así que no veo cómo pudo haber hecho sufrir a la gente. Deberías ver lo que Leopold II ha hecho por Bélgica. Tenía parques construidos en Bruselas y muchas otras cosas". Y lógicamente, sus declaraciones no han sido especialmente bien recibidas en el país.

Laurent de Bélgica, en las celebraciones del Día Nacional. (EFE)
Laurent de Bélgica, en las celebraciones del Día Nacional. (EFE)


Ahora bien, no es el único dolor de cabeza que, por el mismo asunto, su familia le está dado al rey Felipe de los belgas. El otro viene de su tía paterna, Esmeralda de Bélgica, la hija pequeña del rey Leopoldo III con su segunda esposa, la princesa Lilian. Esmeralda, periodista de profesión, no ha dudado en ponerse del lado de los manifestantes, afirmando incluso a la cadena belga RTBF que su sobrino debería pedir perdón por las atrocidades perpetradas por su ancestro: "No importa si fue él quién ordenó los crímenes. Leopoldo II era el jefe del Estado en el momento de la colonización, que es un periodo y un sistema de explotación que debe ser denunciado".

Pero si Felipe ya está acostumbrado a las excentricidades y salidas de tono de su hermano, no lo está menos a las polémicas protagonizadas por su tía Esmeralda. Hace solo unos meses, llegó a ser arrestada por la policía de Londres mientras participaba en una manifestación contra el cambio climático, formando parte, como embajadora de WWF, del movimiento Rebelión contra la Extinción, que aboga por la desobediencia civil no violenta para presionar a los gobiernos para que tomen medidas contra la crisis climática. De momento, el rey belga no se ha pronunciado sobre ninguna de las dos posturas.

Los destrozos que ha sufrido la estatua de Leopoldo II en Bruselas. (Reuters)
Los destrozos que ha sufrido la estatua de Leopoldo II en Bruselas. (Reuters)
Laurent de Bélgica Rey Felipe de Bélgica
El redactor recomienda