El lujo de ser Meghan Markle: 4 millones en regalos y favores desde que conoció a Harry
  1. Casas Reales
DUQUESA DELUXE

El lujo de ser Meghan Markle: 4 millones en regalos y favores desde que conoció a Harry

El libro 'Finding Freedom' desvela la generosidad que muchos de sus amigos han tenido con los Sussex desde el principio de su relación

Foto: El príncipe Harry y Meghan Markle, en la boda de Misha Nonoo. (Reuters)
El príncipe Harry y Meghan Markle, en la boda de Misha Nonoo. (Reuters)

Es muy posible que los autores de 'Finding Freedom', el libro sobre Meghan Markle y el príncipe Harry, se hayan dado cuenta de que su trabajo ha tenido el efecto contrario. Aunque la intención de la biografía era que se conociera la versión de los duques de Sussex sobre su salida de la Casa Real británica y los motivos que les llevaron a tomar la decisión, los tabloides están exprimiendo cada palabra impresa en sus 320 páginas para precisamente lo contrario: sacar a la luz los posibles aspectos negativos de la pareja.

Y uno en el que han puesto el foco en los últimos días es en la generosa cantidad de regalos y favores que han recibido en los últimos cuatro años. Obsequios en forma de estancias en impresionantes casas, vuelos en aviones privados o carísimas habitaciones de hotel, entre otros privilegios. Unos gestos que, en principio, no tendrían por qué ser algo negativo, más bien al contrario: podrían indicar lo queridos que son en su círculos de amigos, que los consideran más que merecedores de disfrutar de tales favores. Pero los medios británicos, como casi todo lo que concierne a Meghan Markle, no parecen estar muy de acuerdo.

placeholder Harry y Meghan, en uno de sus últimos compromisos oficiales. (Reuters)
Harry y Meghan, en uno de sus últimos compromisos oficiales. (Reuters)

No nos tenemos que ir muy lejos para ver un claro ejemplo. La casa en la que han estado alojados durante cuatro meses en Los Ángeles, que pertenece al productor Tyler Perry, podría costar más de 12.000 euros al mes según el valor del alquiler en la zona. Pero, según el 'Daily Mail', se alojaron gratis gracias a la influencia de su amiga en común, Oprah Winfrey. También se ahorraron un buen dinero durante su estancia en la mansión de Vancouver, en Canadá, conseguida de nuevo a través de un amigo en común con el propietario. Aunque su valor en el mercado se calcula en unos 16.000 euros al mes, ellos pudieron alojarse durante cuatro meses por un coste muy inferior. Y no hay que olvidar Frogmore Cottage, que fue un generoso regalo de la reina Isabel con motivo de su boda y de la que no se puede calcular su precio, dadas las características y el valor histórico.

Pero Meghan Markle y Harry no solo se han alojado en impresionantes mansiones desde que comenzaron su relación. Markus Anderson, uno de los mejores amigos de la exactriz, les ha procurado los lujosos hoteles y alojamientos, empezando por la suite del exclusivo hotel Soho House, en la que Meghan se preparó para su primera cita con el príncipe, que cuesta unos 500 euros la noche y por la que no pagó un euro, gracias a su amistad. Cien euros más costaba la suite de 65 metros cuadrados con vistas a un lago en Babington House, una mansión de estilo georgiano en la que la pareja pasó un fin de semana. El mismo Anderson les proporcionó una cabaña de cuatro habitaciones en Cotswolds, una exclusiva zona en el centro del país, donde pasaron unos días durante su primer verano de casados, ahorrándoles más de 5.000 euros en el alojamiento.

placeholder Vista de Frogmore Cottage, la que sigue siendo residencia de Meghan y Harry en Reino Unido. (Getty)
Vista de Frogmore Cottage, la que sigue siendo residencia de Meghan y Harry en Reino Unido. (Getty)

Y qué decir de los jets privados, que han sido muchos y bastante polémicos, especialmente el que les proporcionó Elton John para que viajaran a Niza a visitarlo en su mansión. Pero hay muchos más: cuando se conoció la relación de Meghan y Harry, la aún actriz pudo volar a Londres desde Toronto en el avión privado de un matrimonio canadiense muy poderoso, amigo de Jessica Mulroney, otra de las grandes 'conseguidoras' de este tipo de lujos para la pareja. Después, el matrimonio Clooney puso su jet a disposición de los duques de Sussex en el verano de 2018, para que pasaran unos días con ellos en su mansión del lago Como, además de que fue el mismo avión en el que Meghan regresó de Nueva York tras celebrar la también polémica baby shower.

Precisamente, esta fiesta organizada por sus amigas supuso un auténtico dispendio, pero para el que Meghan Markle no tuvo que aportar nada de su bolsillo, ya que tanto la carísima habitación de hotel como el catering y, por supuesto, los regalos que recibió para Archie fueron costeados en esu totalidad por las invitadas, entre las que había nombres tan poderosos -y adinerados- como Serena Williams o la propia Amal Clooney.

Son solo algunos ejemplos de los favores que Meghan Markle y el príncipe Harry han recibido de sus poderosos amigos. Gracia a ellos, la pareja pudo disfrutar en total intimidad de los primeros tiempos de su relación, escapar de los paparazzi cuando era necesario o irse de vacaciones -la mayoría de las veces- sin que la prensa pudiera seguir sus cotizados movimientos.

placeholder Harry y Meghan, en uno de sus últimos compromisos oficiales. (Reuters)
Harry y Meghan, en uno de sus últimos compromisos oficiales. (Reuters)
Príncipe Harry Meghan Markle
El redactor recomienda