Alimentos prohibidos y una curiosa filosofía: la dieta de Mette-Marit para perder peso
  1. Casas Reales
LAS DIETAS DE LAS ROYALS

Alimentos prohibidos y una curiosa filosofía: la dieta de Mette-Marit para perder peso

La noruega es una de las royals que ha experimentado varios cambios de peso a lo largo de estos últimos años. Te contamos lo que hace cuando la báscula marca más de lo que le gustaría

Foto: La princesa Mette-Marit, en una imagen de archivo. (Getty)
La princesa Mette-Marit, en una imagen de archivo. (Getty)

La buena digestión es igual a la felicidad. Es una máxima que sigue la dieta Mayr, un método para conseguir una regeneración física e intestinal partiendo del aparato digestivo y de la creencia de que los alimentos y cómo se comen pueden envenenarlo y por eso afectar al resto de órganos del cuerpo humano. Aunque tiene más de un siglo de antigüedad, es una de las tendencias nutricionales del momento y es seguida por muchos rostros conocidos internacionales. Uno de ellos, Mette-Marit de Noruega, que aunque intenta llevar una dieta más o menos equilibrada durante todo el año, tira de este estricto método cuando quiere perder unos kilos.

Además de los alimentos que incluye y de los prohibidos, de los que ahora hablaremos, esta dieta se basa en el hecho de que cada uno tiene que ser consciente del proceso de alimentación y digestión. Por eso, leer, hablar o mirar el teléfono mientras se come no está permitido. La idea es que la digestión sea un proceso ligero, para lo cual se reduce mucho la ingesta de alimentos y se limita a aquellos que son alcalinos, como las verduras y el pescado. Es, precisamente, la base de los menús en casa de Haakon y Mette-Marit, aunque también incluyen carne muy de cuando en cuando, tal y como el propio heredero confesaba a un medio noruego hace unos meses. Por supuesto, los ultraprocesados, el azúcar y la cafeína están completamente prohibidos, y se reduce al mínimo la ingesta de gluten y lácteos.

La princesa Mette-Marit, en una imagen de archivo. (Getty)
La princesa Mette-Marit, en una imagen de archivo. (Getty)

Pero esta dieta se combina también con diferentes terapias, la otra parte fundamental de la filosofía del creador de este método, el doctor austriaco Franz Xaver Mayr. Y, claro, esas terapias se ofrecen solo en las clínicas Viva Mayr, de las que hay solo unas pocas repartidas por todo el mundo y además no están al alcance de todos, ya que cuestan unos 200 euros por día. Dos de estas clínicas están en Austria, hasta donde Mette-Marit se ha desplazado en varias ocasiones para un retiro detox y de regeneración del aparato digestivo, tal y como apuntaron en su momento varios medios noruegos. Allí la princesa ha recibido tratamientos como aplicación de cintas médicas, ultrasonido abdominal o hidroterapia del colon, además de practicar disciplinas muy beneficiosas, como el yoga o el ciclismo acuático.

Quizá precisamente por estas terapias y por que es una dieta excesivamente baja en calorías, es un método que genera división de opiniones para los expertos. Es eficaz para perder peso, sí, pero algunas de las terapias que incluye se consideran un tanto agresivas. Además, otros defienden que el reducir tanto la ingesta de calorías al final resulta perjudicial para el organismo.

La princesa Mette-Marit, en las imágenes tomadas por su cumpleaños. (EFE)
La princesa Mette-Marit, en las imágenes tomadas por su cumpleaños. (EFE)

Quizá por eso, no es un método que Mette-Marit siga siempre, sino en las ocasiones en las que la báscula marca algo más de lo que a ella le gustaría. De hecho, es una de las royals a las que más hemos visto bajar y subir de peso durante los últimos años. Para el resto del tiempo, la noruega intenta mantenerse en forma con menús equilibrados y, sobre todo, haciendo mucho deporte, especialmente el esquí de fondo, algo que tiene muy fácil, ya que su casa está situada junto a una estupenda ruta que recorre con frecuencia junto a su familia. Pero, además, practica con Kinnesis, una máquina que permite un entrenamiento integral gracias a su sistema de poleas y correas.

Mette-Marit, practicando esquí. (Instagram @crownprincessmm)
Mette-Marit, practicando esquí. (Instagram @crownprincessmm)
Princesa Mette-Marit
El redactor recomienda