Carolina de Mónaco, 64 años en 10 looks extravagantes (que solo ella puede defender)
  1. Casas Reales
PRINCIPADO

Carolina de Mónaco, 64 años en 10 looks extravagantes (que solo ella puede defender)

Musa de Karl Lagerfeld y referente fashion por excelencia entre las royals, el paso de los años no hace mella en el halo glamuroso de la hija mayor del príncipe Rainiero

placeholder Foto: Carolina de Mónaco. (Getty)
Carolina de Mónaco. (Getty)

Ser hija de todo un icono de la belleza y elegancia como lo fue Grace Kelly imprime carácter y, a priori, podría también suponer cierta presión por mantener el listón alto y hacer honor a las comparaciones. Sin embargo, Carolina de Mónaco siempre ha sido una digna heredera de la consorte monegasca, aunque haciendo gala de un estilo propio, con el que se ha convertido en protagonista durante décadas.

Musa de Karl Lagerfeld y referente fashion por excelencia entre las royals, el paso de los años no hace mella en el halo glamuroso de la hija mayor del príncipe Rainiero. Siempre fiel a Chanel, los trajes de tweed y los sofisticados trajes de noche, Carolina es una mujer ecléctica, que sabe arriesgar cuando procede atreviéndose con tendencias casi opuestas: del barroquismo a los estilismos rockeros, sin perder ni un ápice de su esencia. En su 64 cumpleaños vamos a repasar los looks más sorprendentes y menos protocolarios.

placeholder Carolina de Mónaco. (Getty)
Carolina de Mónaco. (Getty)

En 1978, una jovencísima Carolina de Mónaco asistía a una cena con su entonces novio, Philippe Junot, en el restaurante Maxim’s. Eligió un mono lencero, inspirado en la estética circense, en raso blanco con sandalias metalizadas. El pijama style había llegado a la corte monegasca...

placeholder Carolina de Mónaco. (Getty)
Carolina de Mónaco. (Getty)

Año 1990, en Nueva York, la princesa posaba acompañada de su hermana Estefanía, con un minivestido negro muy llamativo. Una servilleta y tres cubiertos adornaban la zona del escote, poniendo la nota surrealista a la prenda. Solo necesitó eso, unos pendientes largos y su sonrisa para enamorar a todos los presentes.

placeholder Carolina de Mónaco. (Getty)
Carolina de Mónaco. (Getty)

Amiga fiel de su diseñador de cabecera, Karl Lagerfeld, la vemos junto a él luciendo un traje de chaqueta brillante en rojo, con efecto tornasolado. Un look impecable que se nos antoja la antesala del traje rojo de lentejuelas de Zara que se hizo viral en 2019 gracias a Heidi Klum y otras influencers como Mery Turiel. Y atención al dúo de color: rojo y morado, tendencia de este año también gracias a Versace y Bottega Veneta.

placeholder Carolina de Mónaco. (Getty)
Carolina de Mónaco. (Getty)

¿Quién dijo que las transparencias no son aptas para un estilismo royal? La princesa demuestra que sí con un maravilloso vestido de Chanel en el Baile de la Rosa de 2008 que insinuaba con elegancia. El punto divertido fue un bolsito de rosas, en honor a la cita anual más importante del Principado.

placeholder Carolina de Mónaco. (CP)
Carolina de Mónaco. (CP)

Aquí vemos el lado más setentero de Carolina, en el festival Monaco Live, celebrado en julio de 2010, bailando desenfadadamente con un pantalón de campana de print étnico y una blusa roja de satén. Los accesorios van en la misma línea. ¡Hippy princess!

placeholder Carolina de Mónaco. (CP)
Carolina de Mónaco. (CP)

El mismo año, en una exposición del artista de origen nigeriano Yinka Shonibare, sorprendió con un diseño de corte japo, muy colorido, medias de rejilla y sandalias de conchitas. Un mix a priori imposible pero que resultó perfecto. El bolso retro de boquilla puso la guinda al look.

placeholder Carolina de Mónaco. (Getty)
Carolina de Mónaco. (Getty)

Para atrevida esta creación de Lanvin que lució en la gala anual Fight Aids, en el año 2015. La silueta de la escultura de la venus de Milo de su vestido acaparó todas las miradas. Su atrevimiento tuvo su recompensa. Carolina al desnudo.

placeholder Carolina de Mónaco. (Gtres)
Carolina de Mónaco. (Gtres)

Siempre ha sentido devoción por los accesorios: pendientes grandes, brazaletes, turbantes…, pero sin duda son estos zapatos de Celine los que se llevan la palma en cuanto a originalidad. Fueron la pareja perfecta a su sobrio vestido negro de Chanel para una cena benéfica en el Museo Nacional de Villa Paloma de Mónaco en 2013. El calzado emulaba a un pie desnudo con las uñas pintadas y pertenecía a la colección primavera-verano 2013 de la firma francesa.

placeholder Carolina de Mónaco. (Getty)
Carolina de Mónaco. (Getty)

Lo de llevar un vestido de noche con zapatillas tan en boga entre las reinas del street style ya lo probó ella en 2014 en un Baile de la Rosa. Estaba convaleciente de una operación de rodilla, por eso no dudó en combinar su vestido de Chanel Couture con unas sneakers de cuña plateadas de su gran amigo Karl Lagerfeld. El resultado… perfecto.

placeholder Carolina de Mónaco. (Getty)
Carolina de Mónaco. (Getty)

Cerramos el repaso con la versión más barroca y excesiva de la hermana mayor de Alberto de Mónaco. Nadie como ella para dejar sin palabras a los asistentes al Baile de la Rosa 2017 con su diseño de Chanel Alta Costura plagado de volantes y con historia detrás. Su creador, Karl Lagerfeld, se inspiró en un modelo que lució la diseñadora austriaca Emilie Flöge, mujer del famoso artista Gustav Klimt, a comienzos del siglo XX.

Carolina de Mónaco Alberto de Mónaco Cumpleaños
El redactor recomienda