Carolina de Mónaco, con canas y la diadema de Beatrice Borromeo: manual del envejecimiento real
  1. Estilo
  2. Belleza
Blanco y negro mix

Carolina de Mónaco, con canas y la diadema de Beatrice Borromeo: manual del envejecimiento real

Un momento, ¿quién es ese personaje de la familia real monegasca con el cabello cano? Así ha reaparecido la hija mayor de Rainiero, con más canas que nunca y superando la cuota de naturalidad capilar de Letizia

Foto: Carolina de Mónaco, con canas y la diadema de Beatrice Borromeo: manual del envejecimiento real
Carolina de Mónaco, con canas y la diadema de Beatrice Borromeo: manual del envejecimiento real

El Día Nacional del Principado de Mónaco siempre nos deja interesantes lecciones de estilo, algún chascarrillo real y, por supuesto, eleva la belleza royal a otras esferas. En esta ocasión, tras disfrutar del desfile de Pierre, Beatrice, Andrea, Tatiana y Alexandra, que perfectamente se podrían haber escapado de la pasarela de la Semana de la Moda de París, aparecía un viejo personaje que en su día copaba las portadas de revistas del corazón, la matriarca de los Casiraghi-Grimaldi, Carolina de Mónaco, con su look más envejecido hasta la fecha.

Desde hace meses veníamos señalando cómo el cabello castaño de Carolina se había comenzado a aclarar a pasos agigantados. ¿Diminutos reflejos? ¿Baños de color tal vez? Mientras su hija Carlota cada día apostaba más por lucir su cabello al natural, libre de cualquier tipo de coloración, parecía que Carolina se abonaba al club del 'mechas antes de que se noten los años'.

Carolina de Mónaco, con sus canas a la vista. (Reuters)
Carolina de Mónaco, con sus canas a la vista. (Reuters)

Sin embargo, en su última aparición -en un discreto segundo plano, siempre dos pasos por detrás de su hermano, el príncipe Alberto de Mónaco-, las elucubraciones se disipaban al instante. No, Carolina no estaba aclarando su cabello a base de mechas, Carolina estaba desterrando de su vida la coloración, entregándose sin reservas al avance de sus canas.

Foto: Sabemos las razones por las que Carolina de Mónaco se ha aclarado el pelo

La monegasca reaparecía con su imperturbable media melena, que no ha cambiado lo más mínimo en los últimos años, colonizada por cientos de canas, centradas principalmente en la parte frontal de su cabello. Los mechones más próximos al rostro se ven prácticamente blancos, mientras que la parte posterior de su cabello mantiene su castaño claro natural.

Detalle de las canas de Carolina de Mónaco en sus sienes y patillas. (Reuters)
Detalle de las canas de Carolina de Mónaco en sus sienes y patillas. (Reuters)

Carolina no es la única royal que ha decidido apostar por dejar su cabello al natural sin ocultar sus canas. Además de Letizia, Meghan Markle también ha aparecido tras el confinamiento con los mechones de sus sienes llenos de canas. La tendencia entre la aristocracia parece ser dejarse de coloraciones y lucir su cabello al natural y, a poder ser, oscuro.

Sin embargo, las canas de Carolina de Mónaco no le han terminado de jugar una buena pasada. A su look para este importante día, Carolina le sumaba una de las diademas más trendy del momento, una diadema trenzada de terciopelo negro de Jennifer Behr. La firma ya ha coronado la testa de actrices como Nicole Kidman, influencers como Alexandra Pereira y, además, es la marca preferida de su nuera Beatrice Borromeo.

Carolina de Mónaco, Beatrice y Alberto,  antes del concierto del pasado septiembre. (Palais Princier)
Carolina de Mónaco, Beatrice y Alberto, antes del concierto del pasado septiembre. (Palais Princier)

Ya vimos la diadema Lorelei Headband (277,44€) en color ocre decorando la melena de la mujer de Pierre Casiraghi en el concierto que se celebró en el Palais Princier el pasado mes de septiembre y parece que Carolina le pidió referencias a Beatrice. La pasión de la italiana por las diademas de esta firma es tal que, mientras Carolina lucía la Lorelei en el acto del Día Nacional de Mónaco, ella llevaba la diadema Rachel (184,34€), también de terciopelo y en color Mulberry.

Andrea Casiraghi, Tatiana Casiraghi, Beatrice Borromeo-Casiraghi (con la diadema de Jennifer Behr), Pierre Casiraghi y Alexandra de Hanover. (Cordon Press)
Andrea Casiraghi, Tatiana Casiraghi, Beatrice Borromeo-Casiraghi (con la diadema de Jennifer Behr), Pierre Casiraghi y Alexandra de Hanover. (Cordon Press)

El éxito de la marca en la familia monegasca no queda ahí, porque Tatiana Santo Domingo lucía la diadema Katya (277,44€), una enorme lazada, también de tercioplelo.

Las tres diademas de Jennifer Behr en el Día Nacional de Mónaco.
Las tres diademas de Jennifer Behr en el Día Nacional de Mónaco.

El efecto del tocado en ambas ha sido radicalmente distinto. La suma de la diadema, recogiendo todo el cabello de Carolina hacia atrás, no hacía más que dejar a la vista sus canas y avejentar su edad, poniéndole muchos más años de los suyos; no olvidemos que Carolina, a pesar de ser abuela de seis nietos, tan solo tiene 63 años.

Bien por las canas, pero mala combinación de peinado y accesorios.

Carolina de Mónaco Beatrice Borromeo Cabello Canas Color cabello
El redactor recomienda