Cinco habitaciones donde despertarte con energía
  1. Estilo
IDEAS DE VIAJE

Cinco habitaciones donde despertarte con energía

¿Quieres supervitaminarte y mineralizarte? Te hemos preparado un menú energético: Ampurdán, San Francisco, Apulia, la Sierra de las Nieves y Amsterdam

placeholder Foto: Hotel Tritón de San Francisco
Hotel Tritón de San Francisco

¿Quieres supervitaminarte y mineralizarte? Imagínatelo. Abres los ojos y estásen una antigua masía fortificada en un paraje espectacular del Bajo Ampurdán. O te encuentras especialmente primaveral y no sabes por qué y resulta que te hallasen el San Francisco másflowery máspower(esta vez por separado). O enAmsterdam, quetiene preparado para ti los mejores sueños y despertares. O en unamasseriablanca con campo de golf y ruinas en el sur de Italia. Y no digamos enun rincón en Marbellaque está pensado para arrancarte decuajo el estrés. La energía no se crea ni se destruye, cierto, pero se transforma. Vamos a ello.

Pinchaaquí para ver la galería

1. EN EL HOTEL CON ELAPODO DE UNAMUJER: LAMALCONTENTA (EN GERONA)

Ya el Ampurdán, aunque sea el Bajo, es un regalo sin envolver, poblado de ecos de Dalí y Gala, antiguo asentamiento griego, y preciosidades medievales en un continuo Pinterest. La Malcontenta está justo ahí, en una vieja masía fortificada en el paraje que se conoce como Torremirona (zona de Castell-Palamós). ¿Malcontenta? Suena a copla y no sin razón. Historia la hay: una mujer que lo tuvo todo pero sobre la que cayó una maldición de tintemitológico: nada la satisfacía. ¿Por qué? "Todo lo comparaba con la luna",cuentan desde estehotel que “pretende ser la casa que ella soñó”. Y tú en una de sus habitaciones.

placeholder

SI TE QUEDAS DENTRO: En el hotel, tienes salón biblioteca, restaurante con cocina del Ampurdán puesta al día, bar, sala de masajes, piscina exterior y bicicletas. En la habitación, minibar, televisión de plasma, equipo de música y DVD. Las hay con y sin terraza, y algunascon jardín privado (aceptan mascotas).

SI SALES: puedes disfrutar de la playa de Castell, con fama de ser la única virgen de la Costa Brava, tomar alguna de las vías verdes o visitar S’Alguer, una pequeña y muy pintoresca cala de pescadores. Cerca te quedan los históricos Pals y Peratallada.

2. EN UN NUEVO HOTEL DEL VIEJO SAN FRANCISCO: EL TRITÓN

Hippy happy, quizá sería la palabra que mejor define este refugio hotelero de San Francisco. El Tritón es una elegía al fashion más setentero y por momentos psicodélico, que al final no es otra cosa que mostrar el alma. Si de algo se jacta este hostel para enamorados de la vida es de "su espíritu independiente"y algo contestario, comocorresponde.Dicen sus propietarios que tiene ascensores y que ellos tocan música pero que no hay relación entre una cosa y la otra. Han decorado sus habitaciones casi explosivamente: en amarillos, verdes y rosas brillantes, sin más medida que lo icónico. Y los empleados llevan su propia ropa y no uniformes. Para que sepas dónde te metes. No esperes, te advierten, "un hotel clónico", sino "un oasis creativo".

placeholder

SI TE QUEDAS DENTRO: te servirán un vino por la noche y un café o té por la mañana. El gimnasio te abrirá sus puertas las 24 horas. Verás patitos de goma nadando en la fuente del vestíbulo o a Romeo, el perro conserje del hotel, dándote la bienvenida. Tienes 140 habitaciones para elegir.

SI SALES: estás junto a la plaza más importante de la ciudad, la Union Square, a las puertas de Chinatown. Ya la decoración del hotelte lo hará notar. Recuerda que esel barrio chino más antiguo de toda América del Norte (1840).

3. EN EL ACOGEDOR HOTEL DWARS DE ÁMSTERDAM AL ESTILO ‘DIY’

Desde que nuestras abuelas dejaron de hacer ganchillo y se cansaron del croché, no habíamos vivido un furor del ‘háztelo tú mismo’ como el de ahora. El Dwars tiene mucho de esto. De artesanía por los rincones. Y jugando a que sus habitaciones sean las más cosy, con un punto coqueto que no tiene la palabra equivalente en español (‘acogedoras’). Claro, están decoradas por la tiendavintage y de segunda mano Things I Like Things I Love. De las nueve habitaciones una es para ti.

placeholder

SI TE QUEDAS DENTRO: estarás entre muebles antiguos ymodernos, entre paredes de ladrilloy evocaciones de verde mar, y mucha madera. Puede parecerte una cabaña. Bucolismos al margen, no faltan el wifi,lamáquina de café o el servicio de té a tu disposición.

SI SALES: en la ciudad holandesa, el aburrimiento no solo no existe sino que está prohibido ymal visto. Si te echas a la callevívelo todo, que hablando de Ámsterdames mucho. Ah, y no te dejes la bici.

4. ENTRE LOS PINOS, NARANJOS Y LIMONEROSDEL HOTEL SHANTI-SOM DE MARBELLA

Jardines tropicales, aroma de pinos, limoneros y naranjos, el arrullo del agua. Confabulado todo para "volver a un estado de paz total, dejando atrás el estrés de nuestra vida e inspirarnos". Este es el propósito y el sueño de Kezia Jacobsen, profesora de yoga, maestra de reiki y alma de la fundación Ashiana, que ha reunido en el Hotel Shanti-Somlas antiguas tradiciones y los rituales de los baños de Oriente. El retiro ha sido construido con materiales ecológicos: techos de madera, tejados de paja de Sudáfrica y suelos de mármol, y según los principios del feng-shui.Gran parte de la inspiración es balinesa.

placeholder

SI TE QUEDAS DENTRO: puedes asistir a clases de yoga, meditación y apoyo personal, apuntarte a tratamientos corporales, relajantes o depurativos. Irte de retiro osimplemente disfrutar del paisaje amenizado con fuentes, riachuelos y cascadas. Dentro pero fuera hay un huerto ecológico que abastece de fruta y verdura a surestaurante, Samsara.

SI SALES: casi puedes tocar el maravilloso Parque Natural de la Sierra de las Nieves.Con una mano, porque la otra te servirá para alcanzar la Costa del Sol. No solo Marbella: también los encantadores pueblos de Ronda, Mijas y Casares. El hotel está en la carretera de Marbella a Monda, un pueblo blanco con castillo.

5. CON VISTAS AL ADRIÁTICO YLAS RUINAS DE EGNATIA EN UNA MASSERIA DEL SUR DE ITALIA

Una masseria es una granja en Italia,un complejo ruralalejado de las voces y los ecos de la urbanización. La Masseria Cimino, una finca agrícola del siglo XVII, tiene mar (el Adriático), club de golf (San Domenico) y ruinas, las de la antigua ciudad romana de Egnatia (s. VI a.C.). La rodean huertos y olivos seculares, yestá levantada en blancoen un alarde cuidadosamente mediterráneo. Tiene 15 habitaciones repartidas entre el edificio principal y la vieja torre.

placeholder

SI TE QUEDAS DENTRO: tendrás una terracita, vistas al azul del mar, al verde del green o al color de la piedra del recinto arqueológico. De piedra es la base de las camas y de hierro forjado su cabecero.Podrás degustar un desayuno bufé y una cena con platos tradicionales de la región de Puglia. La piscina, con su cenador y sus tumbonas, te espera.

SI SALES: te encontrarás al lado de Savelletri,pueblo de pescadores de la costa de Apulia, y a solo 300 metros de la playa. No olvides visitar la evocadora ciudad de Monopoli (por nuestra infancia y sus juegos)o la blanca de Ostuni. ¿Otros nombres para el recuerdo? Cisternino, Fasano y Alberobello, esta última con suscuriosas y antiguas viviendas llamadas trulli, ejemplo fantástico de arquitectura popular.

San Francisco Marbella Noticias de Italia Ámsterdam Girona Historia
El redactor recomienda