Logo El Confidencial
El kit imprescindible

Guapa de vacaciones: cómo cuidar la piel durante los viajes

Se acercan los días de preparar las maletas y comenzar a viajar, pero si te esperan largas jornadas en avión, coche o tren, tu piel va a sufrir y así es como puedes protegerla

Foto: Cuidado de la piel durante los viajes. (Imaxtree)
Cuidado de la piel durante los viajes. (Imaxtree)

A menudo hablamos de los cométicos en talla mini que podemos subir a la cabina del avión o qué productos no pueden faltar en tu maleta de viaje, pero ¿qué pasa con el durante?

Los aires acondicionados y la presurización de las cabinas resecan enormemente la piel, acelerando su envejecimiento, por no hablar de la fatiga por no dormir lo suficiente o los estragos que el estrés causa en nuestro rostro. Piel seca, bolsas y ojeras, labios cuarteados… Stop. Estas vacaciones cuidarás tu piel como se merece con el kit y la rutina de viaje definitivos. Bon voyage!

Hidratación: uno de los quid de la cuestión

El aire acondicionado -a veces proveniente de Invernalia- es una de las mayores agresiones a las que se expone nuestra piel cuando viajamos. Las cabinas de los aviones, por ejemplo, funcionan con un circuito de aire que no se renueva, lo que es aun más nocivo para nuestra salud. El aire acondicionado elimina la humedad del ambiente, algo que afecta directamente al agua presente en nuestra piel.

Además de resecarla, la piel pierde luminosidad y elasticidad, favoreciendo la aparición de rojeces o dermatitis en las pieles más sensibles. Por otro lado, al tacto también la notaremos más áspera como consecuencia de esa falta de agua. La piel es un órgano inteligente y al sentirse seca, aumenta la producción de sebo para mantener su correcta hidratación, lo que termina engrosando nuestro rostro, obstruyendo los poros y... ¿lo adivinas? Aparecen los granitos.

Pero el aire acondicionado no solo nos afecta en la cabina del avión, también lo hace al viajar en coche o en tren. Ese frío chorro que durante horas incide sobre tu piel también la reseca, por no hablar de las contracturas que puede generar al caer sobre el cuello o los hombros.

Para proteger la piel de la agresión del aire acondicionado en el caso de que no puedas quitarlo y, además de mantener una correcta hidratación bebiendo agua o zumos a lo largo del día, puedes utilizar productos cosméticos, evitando aquellos que tengan perfumes, ya que resecan más la piel.

Imprescindibles, y damos gracias a que existan, son las brumas hidratantes o aguas termales. Su aplicación es tan sencilla que puedes pulverizarlas en cualquier lugar al que vayas y repetir la acción todas las veces que quieras, manteniendo la piel hidratada y refrescada.

1. Super Aqua-Lotion de Guerlain (45 €). Loción hidratante e iluminadora que potencia la hidratación de la piel repulpándola. Rehidrata tu piel en cualquier momento del día sin acabados grasos ni la sensación de llevar capas y capas. 2. Spray Agua Termal de Avène (10,90 €). Calma, suaviza y desensibiliza la piel.

Un momento ideal para la mascarilla

¿Qué es lo que necesita una mascarilla para hacer efecto? Tiempo. Exacto. Justo lo que tenemos de sobra cuando viajamos -siempre y cuando no seamos quienes conducimos-. Cuando vas a viajar, sobre todo si se trata de un vuelo de varias horas, puedes aprovechar esas horas muertas sentada para dejar que los beneficios de una mascarilla hidratante hagan su trabajo en profundidad.

Las mascarillas del tipo parche o hidrogel son además muy fáciles de aplicar y no manchan, porque el exceso de producto lo aprovecharemos para cuello y escote, que también sufren. Lo ideal es que puedas reclinar el asiento para estar más cómoda y que la mascarilla no se mueva, aguantando un mínimo de 20 minutos con ella. Si tu vuelo es corto o vas en coche y no te parece lo más cómodo del mundo, siempre puedes aplicarla antes de comenzar el viaje y retirarla para que durante el trayecto la piel absorba el producto restante.


El poder ultrahidratante de las mascarillas ayuda a mejorar notablemente el estado de la piel. Si te decantas por este tip, opta siempre por mascarillas con ácido hialurónico, alantoína (con propiedad cicatrizante y que ayuda a regenerar la piel) o ácido glicólico para que la hidratación y sensación de piel renovada sea mayor. Gènifique Hydrogel Melting Mask de Lancôme, concretamente uno de los secretos del rostro hidratado y luminoso de Julia Roberts ya que, según las propias palabras de su maquilladora Genevieve Herr, “contiene el equivalente a medio frasco de sérum”.

Medidas especialmente diseñadas para los ojos

Las bolsas y las ojeras suelen hacerse más visibles después de jornadas de estrés en las que la piel no cumple con sus funciones correctamente y la hidratación escasea, además del componente genético contra el que poco podemos hacer. Así que de los creadores de 'ponte una mascarilla durante el vuelo' llega 'ponte parches para los ojos'. La misma técnica y la misma finalidad pero con productos especialmente formulados para esta parte del rostro. Otra opción es aplicar un contorno de ojos para descongestionar y deshinchar y aplicarlo a lo largo del viaje o justo antes de aterrizar.

1. Restoring Night Eye Gels de Patchology (c.p.v.). Mascarillas para el contorno de ojos que de verdad que funcionan deshinchando la zona e hidratándola para terminar con el efecto fatiga. 2. Cooling Hydratation Sorbete Eye Gel de Dior Hydra Life (49,95 €). Contorno de ojos ultrarrefrescante que aliviará la hinchazón y te aportará una agradable sensación.

Protector solar SIEMPRE

Solemos asociar la protección solar con el hecho de estar en la calle o la playa, pero la luz que incide a través de la ventanilla del coche, tren o avión también es nociva para nuestra piel y hay que protegerse de ella. La luz a la que estamos expuestos cuando viajamos en avión es mucho más potente, piensa que te encuentras cerca de 12.000 metros más cerca del sol. Y sí, se nota, así que no te embarques sin llevar tu protector solar a mano.

El bálsamo labial es el beauty flechazo

Ya nos lo confesó Georgina Rodríguez, que fuera adonde fuera su cacao nunca la abandonaba y que si al viajar la piel se reseca, los labios aún más, terminando agrietados y cuarteados. Así que hidratarlos es algo rápido y efectivo.

Trucos extra

Spray higienizante. No, aquellos geles que desinfectaban las manos y que se hicieron tan populares en el momento de las gripes virales no han desaparecido, se han transformado en texturas mucho más cómodas y efectivas. Aunque pueda parecer que tienes un pequeño TOC, pulverízalo en el reposabrazos y la mesilla del avión o del tren y aleja los virus de tu cuerpo.

1. Dr Bronner's Organic Llavender Spray (c.p.v.). Spray desinfectante con aroma a lavanda. 2. Bálsamo labial con miel de Nuxe (9,90 €). Nutre en profundidad y repara los labios 3. Fotoprotector ISDIN Fusion Water (21,95 €). Protector solar de rápida absorción y de base acuosa con SPF50 con ácido hialurónico y antioxidantes.

Evidentemente, antes de viajar siempre puedes preparar la piel para que llegue mucho más hidratada y energizada, preparada para la jornada. Otro tip que puedes seguir o no es el de embarcar sin llevar maquillaje puesto, ya que puede aumentar la sensación de piel seca, además de cuartearse. Ese mágico momento en el que aterrizas con el maquillaje a parches puede evitarse subiendo al avión con la piel hidratada y si quieres, aplicar una base de maquillaje ligera o una BB Cream justo antes de aterrizar.

Así que, no, no hace falta llevar todo el neceser de belleza encima constantemente, con subir a la cabina tu hidratante, una bruma, un bálsamo y una buena mascarilla, que incluso puedes haber comprado en el duty free, es más que suficiente y tu piel te lo agradecerá.

Belleza

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios