Logo El Confidencial
Estrena piel

¿Por qué hacerse un peeling químico? Ingredientes, tiempos y resultados

Resuena en nuestra mente con fuerza el concepto 'peeling químico' aunque las dudas al respecto suelen hacer que lo dejemos para los profesionales

Foto: ¿Por qué incluir el peeling químico en tu rutina facial? (Getty)
¿Por qué incluir el peeling químico en tu rutina facial? (Getty)

"Tienes la piel apagada, deberías hacerte un peeling". Es una frase que se repetirá en tu vida tanto como un estribillo de Shakira, pero que, al igual que las letras de la colombiana, no siempre comprendemos del todo. Los beneficios que un peeling químico tiene sobre la piel son tan necesarios para que esta se mantenga limpia, hidratada y luminosa que es recomendable aplicar un tratamiento con sus principios varias veces a la semana.

[LEER MÁS: Así debes exfoliar tu rostro según tu tipo de piel]

La cosmetología ha evolucionado hasta desarrollar tónicos y lociones que ejerzan de peeling sobre la piel con resultados similares a los de un tratamiento estético, pero de una forma menos agresiva para poder usarlos en la comodidad de casa y sin sufrir ningún tipo de riesgo.

Cómo conseguir un tono homogéneo y una mejor textura con los peelings químicos. (Getty)
Cómo conseguir un tono homogéneo y una mejor textura con los peelings químicos. (Getty)

¿Qué es un peeling químico?

Para comprender por qué nuestra piel necesita la ayuda de un peeling químico, primero hay que identificar de qué se trata. Todos los peelings químicos contienen en su formulación ácidos, normalmente procedentes de la vitamina A y más concretamente alfahidroxiácidos (ácido glicólico, el ácido salicílico, ácido láctico y el ácido tricloro acético en baja concentración). Estos ácidos se encargan de la renovación celular, es decir, actúan ejerciendo una leve exfoliación sobre la piel, eliminando las células muertas que se acumulan sobre la epidermis. Hasta ahí podría asemejarse mucho a una exfoliación tradicional, si no fuera porque además de estas propiedades 'limpiadoras', estimula la producción de colágeno, renovando así la piel.

[LEER MÁS. Mascarillas exfoliantes: cómo incluirlas en nuestra rutina sin sensibilizar la piel]

Evidentemente, para que este efecto sea más visible y duradero y mejore la apariencia de la piel, es necesario aplicar por ejemplo un tónico con alfahidroxiácidos en nuestra rutina un par de veces por semana para que no resulte demasiado agresivo sobre la piel.

El peeling unifica el tono, devuelve la luminosidad a la piel y reduce las cicatrices del acné. (Unsplash)
El peeling unifica el tono, devuelve la luminosidad a la piel y reduce las cicatrices del acné. (Unsplash)

¿Qué efectos tiene sobre la piel?

Al exfoliar y limpiar la capa de piel muerta, desincrustando los poros y eliminando el exceso de grasa así como la polución y el resto de suciedad a la que nuestra piel está sometida a diario, el primer efecto que tiene es la de iluminarla. Al eliminar esa capa superficial, el tono se ve más uniforme y la piel está resplandeciente.

Por el otro lado, al estimular la producción de colágeno, el uso continuado de peelings químicos mejora considerablemente la textura y el tono de la piel, por lo que se recomienda para actuar frente a los primeros signos de la edad como pequeñas líneas de expresión o manchas.

Peelings químicos para restaurar la textura de la piel. (Imaxtree)
Peelings químicos para restaurar la textura de la piel. (Imaxtree)

El momento adecuado para aplicarlo es después de la limpieza y antes del sérum. De esta forma sus propiedades penetran en la piel, eliminando además los posibles restos de suciedad e impurezas y abriendo el paso a la penetración del sérum.

Tras los primeros días de uso de los peelings químicos es normal notar un ligero cosquilleo y enrojecimiento, seguido de una leve descamación. Es importante señalar que esto es normal, no es una reacción alérgica sino el proceso normal de renovación de la piel. “Ocasionan la eliminación de la epidermis sin necrosis, generando una exfoliación que va seguida de una regeneración con importantes cambios y de una nueva formación de colágeno tras su empleo repetido”, recoge la AEDV (Asociación Española de Dermatología y Venereología).

Tónicos y leches efecto peeling.
Tónicos y leches efecto peeling.

Kombucha de Youth To The People (33,95€) funciona como un tónico que usar dos días a la semana o en días alternos y siempre por la noche, después de la limpieza facial. Combina ácido láctico al 8% con ácido glicólico al 3%. Con esta fórmula se consigue mejorar notablemente la textura de la piel, que se ve mucho más uniforme, con los poros menos visibles y el tono más homogéneo. Como todos los cosméticos de la firma, en su cóctel se cuelan originales y naturales ingredientes como fermentos de té negro de kombucha y la corteza de abedul: “Actúan como prebióticos que mejoran el microbioma natural de la piel”, aseguran.

Glow Tonic de Pixi (23,55€) es uno de los tónicos más populares del mercado ya que a su función de peeling con un potente componente iluminador (ructosa y sacarosa) se le suman propiedades calmantes e hidratantes (al contener aloe vera), así como energizante, culpa del ginseng, encargado de mejorar la circulación. Contiene ácido glicólico en una concentración del 5%.

Dermaclear Micro Milk Peeling de Dr.Jart (34,95€). Actúa como una leche limpiadora ideal para las pieles más sensibles. Está formulada con leche de coco y el pantenol y glutatión. Es decir, elimina las células muertas dejando un tono y textura homogéneos además de más luminoso, pero además hidrata la piel, mejorando su elasticidad. Tiene su propio manual de instrucciones: se agita y se debe aplicar con un algodón, dejar que la queratina de su fórmula se disuelva durante un minuto y aclarar la piel con agua. Para un tratamiento más específico, recomiendan colocar un algodón suave en la piel haciendo presión sobre las células muertas y. después de 3 minutos, frotar la piel con la microgasa y lavar el rostro.

Tónicos y leches efecto peeling.
Tónicos y leches efecto peeling.

Prevage Progressive Renewal Treatmen de Elizabeth Arden (235€). Es un innovador tratamiento de 4 semanas, compuesto por cuatro fases que renuevan la piel de una forma progresiva con antioxidantes e hidroxiácidos para un resultado más visible.

Diamond Glyco Extreme Peel de Natura Bissé (178€) es un peeling enzimático de triple exfoliación compuesto con 5 alfahidroxiácidos que ofrece resultados visibles desde el primer uso. Elimina cualquier tipo de suciedad, minimiza el aspecto de los poros, ilumina y deja la piel con un agradable efecto lifting. Usado de forma continuada homogeniza el tono al actuar sobre las manchas.

Daily Refining Milk-Peel Toner de Kiehl’s (64€). Se trata de una leche limpiadora que combina lipo-hidroxiácidos con leche de almentads y un 23% de agentes emolientes para crear una fórmula que desintegra las capas de células muertas a la vez que deja la piel hidratada y reconfortada. Al tratarse de una fórmula más suave, se puede aplicar tanto de día como de noche.

El efecto glow es el daño colateral más adictivo, resultado del uso continuado de los peelings químicos. (Getty)
El efecto glow es el daño colateral más adictivo, resultado del uso continuado de los peelings químicos. (Getty)

¿Cuándo se recomienda utilizarlo?

La clave para acertar con un peeling químico es prestar atención a la concentración de sus ingredientes. Los cosméticos que se utilizan en centros estéticos contienen una mayor concentración de vitamina A mientras que los que podemos utilizar en casa no superarán el 11%.

La mejor forma de introducir los peelings químicos en nuestra rutina es a través de tónicos o lociones y hacerlo un par de veces a la semana, preferiblemente por la noche. Si se hace por el día, es obligatorio aplicar un protector solar encima ya que se trata de un compuesto fotosensible.

Los expertos siempre recomiendan aplicar los tónicos o las leches que ejercen un peeling sobre la piel a través de discos de algodón, de este modo el producto se esparce perfectamente por todas las zonas del rostro, evitando el contorno de los ojos.

Luminosidad, textura, apariencia de los puntos negros y tono homogéneo: la piel perfecta. (Getty)
Luminosidad, textura, apariencia de los puntos negros y tono homogéneo: la piel perfecta. (Getty)

En centros

Si se quiere reparar la piel porque los daños son más profundos, se debe recurrir a concentraciones superiores al 30%, espaciadas. “Para conseguir óptimos resultados, estos peelings deben repetirse con una periodicidad variable entre dos y cuatro semanas, y se aplican entre cuatro y seis sesiones”, señala la AEDV. Al tratarse de concentraciones más altas, es importante mantener la piel alejada de la exposición social además de usar fotoprotectores. “Durante su aplicación, los pacientes notan sensación de quemazón tolerable y posteriormente aparecen eritema y descamación variable que duran entre 24 y 48 horas”, concluyen desde la AEDV.

Belleza

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios