Logo El Confidencial
DUDAS Y PREGUNTAS

Neceser o nevera: ¿es necesario refrigerar los cosméticos en verano?

¿Meter el contorno de ojos al frigorífico? ¿Y el maquillaje o el gel anticelulítico? A unos les va el frío, a otros el no calor, pero ¿qué dicen los expertos?

Foto: Tonik for Unsplash.
Tonik for Unsplash.

Sobre este tema hay muchas teorías, una de las más extendidas: la que sostiene que es buenísimo guardar la cosmética en la nevera. Pero ¿es realmente así? Lo vemos con algunos expertos en la materia, productores de fórmulas de belleza que conocen realmente cómo mejor tratarlas.

NEVERA, SÍ O SÍ

Las que lo hacen defienden que mantener los productos de belleza refrigerados puede prolongar su vida útil una vez abiertos. Si bien es cierto que el calor o la humedad excesiva no benefician prácticamente a ningún tipo de crema, champú o maquillaje, también lo es que no a todos los productos cosméticos les sienta bien la oscuridad y el frío excesivo. Como pasa casi siempre, nada es blanco o negro y no se debe generalizar. Según Paola Gugliotta, máster en Dermocosmética y creadora de Sepai y APoEM: “Lo que hay que asegurar es que los productos cosméticos estén siempre guardados a lo que llamamos temperatura ambiente, que es entre 24 y 26 grados. Si en verano se espera que dentro de la casa se sobrepasen esos grados, sí es recomendable guardarlo en la nevera. Una vez pase el verano, pueden sacarse de la nevera sin que eso altere la fórmula, puesto que se hacen las estabilidades del producto, ya se prevé que el producto cambie de temperatura y mantenerse estable. Lo que sí hay que respetar es el PAO, el tiempo de apertura recomendado".

Se calcula que antes de salir de casa se aplican una media de cinco productos de belleza. (iStock)
Se calcula que antes de salir de casa se aplican una media de cinco productos de belleza. (iStock)

La doctora Mª José Martínez, de los cosméticos Archangela, añade: "El hábito de guardar los cosméticos en la nevera es algo muy recomendable. De hecho, si lo practicásemos más a menudo, la eficacia y duración de estos sería mucho mejor. En verano, si tenemos la opción de guardarlos en nevera es fantástico, porque vas a garantizar que las condiciones, conservación, estabilidad del producto sean óptimas. En algunos productos incluso, tipo tersor o tonificante, puede realzar algunas de las propiedades del producto. Por ejemplo: un producto reafirmante o incluso un producto que ayude a cerrar el poro, el frío, que contrae y que tersa, puede contribuir físicamente a que esas cualidades sean más intensas". Ana Ugidos, CEO de Bioxán, destaca: "Cuando suben las temperaturas, siempre recomiendo meter las cremas faciales y corporales en la nevera, sobre todo en zonas donde hace mucho calor. Además de la sensación agradable y placentera que produce el frescor sobre la piel, las emulsiones que poseen base aceitosa se pueden llegar a enranciar con el calor, y los principios activos pueden estropearse y verse afectados".

Haz acopio de productos de belleza a base de aceite de argán en Puro Beauty Nature. (Foto: Clemente Corona)
Haz acopio de productos de belleza a base de aceite de argán en Puro Beauty Nature. (Foto: Clemente Corona)

Un consejo que no habíamos oído nunca y nos ha parecido muy curioso de Ana Gallego, farmacéutica y creadora de Sileä: "Si guardas el contorno de ojos en la nevera, el frío te ayudará a combatir las bolsas, además el efecto vasoconstrictor hará que la piel se vea más luminosa y clara. También recomendamos guardar en la nevera una cuchara de metal y usarla para darte masajes descongestivos y reafirmantes".

Contras en principio ninguno, cuando tienes que someter un producto a estar expuesto a calor, a veces incluso en lugares donde tiene un impacto de muchísima luz, porque la luz también es un factor de deterioro, estar en un sitio cerrado, preservado de la luz y en frío como es una nevera, siempre es mejor. Puede ocurrir en algunas ocasiones que las propiedades reológicas -con reológicas nos referimos a las cualidades físicas, organolépticas, a la textura, a la densidad, a la viscosidad…- pueden ser modificadas por el frío, y esto puede hacer que en algún producto, como una mascarilla, su extensibilidad pueda cambiar, por eso deberíamos sacarla un poco antes de la nevera. O algún otro producto que necesite un determinado grado de fluidez o dureza, entonces lo sacaremos un rato antes también. En definitiva, la conservación en nevera es una buena rutina como gesto de belleza.

DEPENDE, TODO DEPENDE... O NO

Ugidos solo tiene un pero ante esta teoría que parece básica pero es clave: "El mayor inconveniente que nos encontraremos por guardar nuestros productos en la nevera es que se nos olvide aplicarlos: "Todas sabemos que si se te olvida meter el solar en la bolsa de playa y a la sombra, poco útil te será en adelante".

Según los expertos, lo peor que le puedes hacer a un perfume es dejarlo cerca de una fuente de calor o directamente en una ventana por la que entra el sol, por ejemplo. También es bastante recurrente el truco de guardar en frío todos aquellos cosméticos de los que se espera un efecto refrescante (contornos de ojos antibolsas, cremas para pies o lociones posdepilatorias). Y todas hemos sufrido alguna vez viendo nuestra barra de labios favorita derretirse literalmente dentro del bolso en un día de mucho calor. Pero, dicho todo esto y teniendo en cuenta que la discusión 'nevera sí/nevera no' se resuelve con el infalible 'nevera... depende'.

Pedro Catalá, doctor en Farmacia y fundador de Twelve Beauty, dice: "La respuesta no es tan sencilla, pero me inclino a decir que no. Los productos se formulan para estar a temperatura ambiente, lo mejor es en un armario, cerrado, alejado de fuentes de calor. Sin embargo, antes de lanzar nuevos productos, fabricantes de renombre realizan varias pruebas en frigoríficos para conservar los cosméticos para evaluar la estabilidad del nuevo producto. Una de las pruebas es dejar una muestra en una nevera (4C) y observar el comportamiento, los cambios de color, la precipitación de los ingredientes y una serie de otras variaciones a lo largo de 3 a 6 meses. Estas pruebas no son obligatorias y algunas marcas se apresuran a lanzar nuevos productos a veces impulsados por sus departamentos de marketing, por lo que en estos casos nadie sabe cómo sobrevivirá el producto a bajas temperaturas. Este test frío establece qué le puede ocurrir al producto final durante el transporte (especialmente durante los meses de invierno) y/o mientras se almacena en depósitos de logística o mensajería".

CÓMPRATE UNA NEVERA COSMÉTICA

En Corea suelen ser pioneros en temas cosméticos, desde allí llegó el Cosmetic Cooler de Idoci. Un refrigerador mini que mantenía temperaturas de 8 a 12 grados. ¿Su capacidad? 12,5 litros. ¿Suficiente espacio para tu arsenal beauty? Un truco y un secreto: se puede colgar en la pared a modo de botiquín. Hoy hay miles de opciones que te permitirán mantener tus cosméticos a una temperatura perfecta: Cómpralo aquí

Nevera.
Nevera.

Belleza

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios