Logo El Confidencial
Innovación cromática

Hay un rubio que salvará tu cabello este verano y se llama melting blonde

Término nuevo a la vista y coloración 'salvarraíces' que ya adoramos. Una nueva transición del castaño al cabello un poco más rubio, así funciona el melting blonde

Foto: Coloración melting blonde: el balayage del verano. (Imaxtree)
Coloración melting blonde: el balayage del verano. (Imaxtree)

La traducción literal es ‘rubio derretido’ y, si intentas visualizarlo, prácticamente esa es la idea: una coloración que aclare el cabello pero que sea tan fundente que no se note donde empieza. Aunque el concepto melting se puede aplicar a prácticamente todas las coloraciones, la que más ruido ha comenzado a hacer ha sido la rubia, concretamente el cabello castaño que quiere aclararse sin caer en un rubio demasiado artificial.

[LEER MÁS. Palabra de peluquero: las verdaderas tendencias que verás este verano]

Una de las primeras en vaticinar el éxito del melting blonde fue Khloé Kardashian. Después de pasar por rubios oxigenados y melenas ultralisas, la pequeña de las Kardashian (Kourtney, Kim y Khloé son las Kardashian que lo empezaron todo) se apuntó el tanto de la coloración estrella de la cuarentena y ya de paso de la primavera y del verano.

Su cabello era un color avellana repleto de pequeñísimas mechas rubias con la técnica del melting. El resultado era el de un tono cercano al bronde -entre rubio y castaño- pero con muchísima luz. Las raíces se veían oscuras pero naturales, sin una franja que señalara dónde comenzaba la coloración.

Además de la evidente felicidad de Khloé al haber encontrado el color perfecto y sentirse un poco Rachel Green, el otro inmediato efecto era el de una melena llena de matices, iluminada y con muchísimo movimiento… Hasta su piel parecía relucir. Las finas mechas esparcidas por toda la melena logran que en cada mechón haya cabellos más claros y más oscuros.

Partimos por tanto de la base de que se trata de un balayage, al basarse en los contrastes, incluyendo puntos de luz a través de mechas más claras que el cabello natural. “No es más que el paso de un tono oscuro a otro más claro y a lo largo de todo el cabello, difuminándose de manera sutil, logrando un degradado que nadie nota”, explica Georgiana Todose, especialista en color del centro SAHB (Sonia Atanes Hair Beauty).

Es decir, el cabello se aclara y se llena de luz, pero es difícil identificar a qué se debe, casi como si se tratara de una melena aclarada por obra y gracia del sol tras el verano. Pero al respetar las raíces y no aplicar un color uniforme, el cabello parece mucho más sano.

Jennifer Aniston, en una sesión de fotos para 'Friends' en 1995. (Getty)
Jennifer Aniston, en una sesión de fotos para 'Friends' en 1995. (Getty)

Cómo se logra

“Es un tono difícil de detectar por su forma tan natural, muy apropiado para todo tipo de bases naturales y para personas que no quieren un cambio muy radical. Es preferible que se haga con pincel ya que no se buscan tonos muy potentes, pero sí un aclarado más global. El resultado es un reflejo a lo largo de la melena que se pierde en ella”, señala Paul Tudor, estilista de David Künzle Fuencarral.

Y es que precisamente este tipo de retoques cromáticos, muy sutiles y naturales, se han convertido en la demanda más repetida en los salones de peluquería españoles. Tras los meses de cuarentena y el crecimiento de la raíz natural, en vez de ocultar, nada como jugar con los contrastes y aclarar el cabello con una técnica mucho más discreta para que jamás se note el truco.

Belleza
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios