¿Qué metodo elegir para arreglar tu sonrisa este curso? Brackets, Impress, Invisalign...
  1. Estilo
  2. Belleza
SONRÍE

¿Qué metodo elegir para arreglar tu sonrisa este curso? Brackets, Impress, Invisalign...

Repasamos las diferentes alternativas que existen para colocar los dientes y los problemas que solucionan cada una de ellas

Foto: El orden de los dientes, la clave de una sonrisa bonita. (Imaxtree)
El orden de los dientes, la clave de una sonrisa bonita. (Imaxtree)

Cuando llega el nuevo curso nos llenamos de propósitos, y seguro que llevas tiempo dándole vueltas al tema de arreglar tu sonrisa. Aunque normalmente asociamos la ortodoncia con los niños o los adolescentes con la boca llena de brackets y tiras de metal para colocar los dientes bien derechos, en los últimos años esto ha cambiado. Son numerosos los adultos que recurren a soluciones no solo por una cuestión de estética, sino para mejorar su calidad de vida, ya que una mala alineación de los dientes está relacionada con problemas de caries y de encías, al dificultar la higiene dental. E incluso una mala mordida puede causar cefaleas, al forzar los músculos y las articulaciones de la boca, la cara y la cabeza.

¿Cuándo hacerlo: en la infancia o de adultos?

El director médico de Propdental*, Dario Vieira, nos lo cuenta desde el punto de vista profesional: "El tratamiento de ortodoncia suele aplicarse en el periodo entre la niñez y la adolescencia ya que es el momento en el que salen los dientes y la mandíbula y maxilar están en fase de crecimiento. Por ello, es el momento en el que más sencillo será enderezar los dientes. En la edad adulta, las correcciones que son necesarias suelen deberse a que el tratamiento de ortodoncia no fue realizado a su debido tiempo. Generalmente, son los adultos los que optan por las férulas transparentes ya que es una opción más discreta. Sin embargo, ambos tratamientos son aptos tanto para niños como para adultos y será el ortodoncista quien indique cuál es la opción más adecuada", añade el experto.

placeholder Por una bonita sonrisa. (Imaxtree)
Por una bonita sonrisa. (Imaxtree)

Estas son las seis grandes técnicas de ortodoncia que existen en la actualidad:

Brackets metálicos: Es la ortodoncia de toda la vida, a base de brackets de acero inoxidable que se colocan en la parte visible de los dientes. “Los brackets son la ortodoncia metálica más conocida. Su principal función es la de mover los dientes en su posición adecuada para mejorar la masticación y evitar que las piezas dentales se crucen unas con otras. También contiene un componente estético, ya que entre sus resultados está el de conseguir una sonrisa más bonita", explica desde Propdental Dario Vieira. Provoca algunas molestias cuando se colocan y en las revisiones periódicas; también pueden aparecer pequeñas heridas o dificultades al comer pero remiten en un par de días. Duración: entre 12 y 24 meses. Precio: 1.880 a 2.720 €.

Brackets de zafiro: Una alternativa para los anteriores. Tienen la misma tonalidad que los dientes y no se desgastan ni se manchan durante el tratamiento. “La suelen elegir pacientes adultos que necesitan una solución estética alternativa a bajo coste”, señala la Dra. Nadia Sarmini, directora de Clínica Dental Bernabéu. El mantenimiento y la molestias son similares a las de los brakets metálicos. Duración: entre 12 y 24 meses. Precio: 2.740 a 3.740 €.

Técnica lingual: Este caso los brackets se colocan detrás de los dientes, por lo que no se ven al hablar o sonreír. “Es un sistema sencillo, rápido y personalizado, ya que los brackets se hacen a la medida. Va bien para defectos relacionados con la mordida y apiñamientos. La higiene también tiene que ser muy cuidadosa, a base de cepillos específicos. Puede provocar molestias en la lengua, que desaparecen en un par de semanas, y dificultades al pronunciar, aunque se corrigen con unos sencillos ejercicios”, continúa la experta. Duración: entre 12 y 24 meses. Precio: 5.000 a 5.760 €.

Invisalign: Es transparente, extraíble y cómoda. Los aligners o alineadores se fabrican a medida y son prácticamente invisibles. “Cada alineador es ligeramente diferente a los demás para ir moviendo poco a poco los dientes hasta alcanzar la posición deseada. Funciona tanto en niños como en adultos que quieran solucionar problemas de apiñamiento y malas mordidas. Los alineadores tienen que estar muy limpios, tanto por fuera como por dentro, para que la dentadura se mantenga sana. Los primeros aparatos pueden provocar presión en la boca o alguna molestia, que desaparece a los pocos días”, señala la Dra. Sarmini. "Respecto a las desventajas, el éxito de este tratamiento depende principalmente de la responsabilidad del paciente. Si no lleva las férulas durante el tiempo recomendado, el tratamiento no será efectivo", nos detalla Dario Viera. Duración: entre 7 y 24 meses. Precio: 3.300 a 5.100 €.

Geniova: Se trata de una férula que incorpora una especie de brackets unidos por un arco de níquel de titanio, es decir, “aúna las ventajas de los brackets y las férulas y reduce sus inconvenientes, ya que son rápidos, baratos, estéticos e higiénicos. También es más cómodo, ya que se puede quitar más horas que las férulas removibles”, indica Antonio Baselga, CEO de Geniova. Según Patricia López, ortodoncista de Clínica Menorca, "es un sistema ideal en pacientes adultos con apiñamiento leve o moderado que busca mejorar su sonrisa de manera estética y más rápida". Duración: 9 meses aproximadamente. Precio: desde 1.500 €

Impress: Es la última novedad en la materia de fundas que arreglan por presión la sonrisa. La diferencia entre esta y las anteriores son dos puntos que a muchas nos echaba atrás a la hora de plantearnos un retoque dental. La primera: las visitas al dentista. En este caso han pensado en el paciente y las han simplificado. El paciente enviará fotos al especialista y si este ve que la evolución es correcta no le hará visitar la consulta, un seguimiento virtual a través de la aplicación Impress. La mejor opción para realizar ortodoncia invisible a distancia.o virtual, a través de una aplicación móvil. Tratan todo tipo de problemas: dientes amontonados, dientes apiñados, rotaciones dentales, espacios interdentales, diastemas. Y el segundo beneficio del tratamiento, no menos importante, es que elimina todos los intermediarios para poder ofrecer un precio asequible. Ofrece el tratamiento directamente al paciente y el coste completo es de 1.975 € con todo incluido (los casos más sencillos y con duración aproximada 6/7 meses).

Por eso, es ya de lo más habitual recurrir a la ortodoncia para lucir una sonrisa armoniosa, pero “pasados unos meses, las personas que las utilizan notan una mejora no solo puramente física, sino también funcional, ya que se dan cuenta de que se han reducido notablemente problemas como las cefaleas, dolor en las articulaciones, dificultad para masticar...”, afirma Dra. Nadia Sarmini.

De hecho, la edad ya ha dejado de ser un impedimento para recurrir a estas técnicas. “Al alinear bien los dientes y ajustar la oclusión en un adulto se mejora la salud de las encías y el hueso que los sujeta, así como las articulaciones y los músculos de la boca, por lo que no solo se consigue una sonrisa más bonita, sino que se aumenta la longevidad de la dentadura”, explica el Dr. Javier Canut.

Como señala el Dr. Iván Malagón, “pocas personas nacen con una sonrisa perfecta. Incluso hay problemas que arrastramos desde niños, acomplejándonos, aunque cada día tienen mejor solución”. Estos son, según su experiencia, algunos de los más frecuentes:

  • Sonrisa de caballo, con los dientes muy adelantados. Tanto que incluso pueden impedir que se unan los labios completamente y hacen que aparezcan arrugas en la barbilla por la tensión muscular que provocan. Entre las causas, además de tener poco espacio para los dientes, están el respirar por la boca o falta de tono muscular en los labios.
  • Sonrisa de anciana, debido a que los dientes de arriba cubren excesivamente los de abajo, unido a unos labios muy finos y muchas arrugas verticales sobre el superior.
  • Sonrisa gingival, es decir, cuando se enseña mucha encía al sonreír y se muestran unos dientes aparentemente pequeños. Hay muchos factores que influyen, como un desgaste excesivo de los dientes o unas encías muy inflamadas.
  • Sonrisa de conejo, cuando sobresalen los incisivos, incluso llegando a apoyarse sobre el labio inferior. Da la impresión, incluso, de que falta alguna pieza aunque no sea así.
  • Sonrisa asimétrica en la que, como su nombre indica, las líneas medias de los dientes no están bien centradas. Además de que resulta inestética, provoca mala mordida y dolor de la mandíbula.

*Propdental es una red de clínicas propias, especialistas en implantología, ortodoncia invisible y estética dental, presentes en Madrid y Barcelona, dirigidas por Dario Vieira, director médico.

El redactor recomienda