8 trucos de limpieza y orden con los que ahorrar tiempo y dinero
  1. Estilo
  2. Decoración
Limpia sobre limpio

8 trucos de limpieza y orden con los que ahorrar tiempo y dinero

Convierte tu casa en un lugar más agradable siguiendo estos sencillos trucos prácticos para nuestro día a día. Logra un hogar más limpio y ordenado con solo 8 claves

Foto: Trucos de orden y limpieza para ahorrar tiempo. (RAWPIXEL)
Trucos de orden y limpieza para ahorrar tiempo. (RAWPIXEL)

El tiempo de ocio es una de esas escasas cosas que nos encanta atesorar, por eso tener que dedicarlo a limpiar y ordenar la casa no siempre nos resulta lo más atractivo. Aunque son tareas que tenemos que hacer, existen numerosos métodos que nos ayudan a realizarlas de forma más rápida y efectiva, algunos trucos que podemos poner en práctica de forma diaria, o casi, para que nos resulten más llevaderas y requieran menos esfuerzo.

La mejor táctica para ordenar es no dejar que se desordene. Esperar a que las tareas se hayan acumulado para hacerlas todas de golpe puede parecer una buena idea sobre el papel, de esta forma solo dedicamos un día a hacerlo todo. Sin embargo, a la hora de la verdad, lo que conseguimos es cansarnos en exceso y sobrecargarnos, convirtiendo las tareas de limpieza en un calvario en lugar de una llevadera rutina.

placeholder Trucos de orden y limpieza para ahorrar tiempo. (Maksim Goncharenok para Pexels)
Trucos de orden y limpieza para ahorrar tiempo. (Maksim Goncharenok para Pexels)

De la misma manera, si hacemos un poco cada vez evitando que el caos se apodere de la vivienda, seremos capaz de tener una mejor relación con nuestra casa, sintiendo que es el lugar donde podemos desconectar y relajarnos, en el que nos sentiremos más a gusto y felices. Limpiar nos llevará menos tiempo, será una tarea más sencilla y así podremos disfrutar de nuestro tiempo libre y dedicarlo a tareas que de verdad nos satisfagan.

Quédate con lo necesario

Uno de los primeros pasos para ayudarnos a que la casa esté siempre limpia es eliminar todo aquello que no usamos, que ya no nos gusta o que no nos resulta útil. Muchas de las cosas que tendemos a acumular para cuando llegue el momento adecuado se quedarán sin usar nunca, por eso lo mejor es deshacernos de ellas y buscarles una vida mejor. A nosotros no nos sirven, pero puede que a alguien le hagan la vida más sencilla, por lo que venderlas o donarlas, si están en buenas condiciones, puede ser una buena idea.

Ventila a diario

placeholder Trucos de limpieza con los que ahorrar tiempo. (Tatiana para Pexels)
Trucos de limpieza con los que ahorrar tiempo. (Tatiana para Pexels)

Aunque parezca un consejo manido, mantener la casa bien ventilada es clave para una buena limpieza. Sirve para renovar el aire que tenemos dentro, para refrescar el ambiente y también para eliminar malos olores. Una casa bien ventilada es un hogar en el que las energías fluyen, lo malo se aleja y nos quedamos con lo bueno, nos ayudará también a aclarar nuestra mente. Prueba a respirar profundamente al abrir las ventanas y notarás cómo te sientes mejor.

Haz la cama

Ahora que empieza a refrescar, comienza la temporada de fundas nórdicas y colchas más gruesas, lo que hace que nos quedemos sin excusas para evitar hacer la cama, no nos lo pueden poner más sencillo. Este gesto, que apenas lleva unos minutos, es clave para cambiar por completo el aspecto del dormitorio, haciendo que se vea ordenado al instante. Sirve también para que el momento de irnos a dormir resulte mucho más placentero, además de evitar que las sábanas cojan polvo.

Nevera limpia, cocina limpia

placeholder Trucos de orden y limpieza para ahorrar tiempo. (Max Vakhtbovych para Pexels)
Trucos de orden y limpieza para ahorrar tiempo. (Max Vakhtbovych para Pexels)

Pocas cosas nos resultan más desagradables que una nevera que no huele bien, por eso mantenerla limpia es clave para sentirnos más felices en casa. Es importante deshacernos de todo lo que no esté en buen estado, pero también limpiar de forma habitual el interior, eliminando manchas, restos de comida o elementos que puedan generar malos olores. Con este ritual seremos más conscientes de lo que tenemos en casa y a la hora de hacer la compra será más sencillo saber qué hace falta.

No acumules la ropa

Hacer la colada es una de las actividades que más pereza da, porque parece que nunca se termina, una vez que la ropa está limpia hay que tenderla, esperar a que se seque y recogerla, plancharla, doblarla y guardarla en su sitio. No dejes que la ropa limpia pase demasiado tiempo tendida una vez que está seca, porque corre el riesgo de volver a ensuciarse, lo mismo sucede con la ropa que ya está lista para volver al armario. Guárdala en su sitio antes de que se arrugue de nuevo y todo tu esfuerzo haya sido en vano.

Friega después de comer

placeholder Trucos para limpiar y ordenar ahorrando tiempo. (Ron Lach para Pexels)
Trucos para limpiar y ordenar ahorrando tiempo. (Ron Lach para Pexels)

En ocasiones nos da pereza recoger la comida justo después de comer o cenar, pero todos sabemos que dejarlo para más adelante no es buena idea. Dejar el fregadero lleno de vajilla sucia hará que toda la cocina parezca desordenada y levantarnos por la mañana y ver todas las tareas que tenemos pendientes porque no las hemos hecho el día anterior es descorazonador. Recoge la mesa, friega los platos o colocar el lavavajillas y recoge la cocina en el momento, así evitarás que se acumule el trabajo.

Despeja las superficies

Tendemos a acumular y esto hace que sea más incómodo limpiar, porque hay que quitarlo todo y volverlo a poner después. Esto se nota especialmente en el caso de las encimeras de la cocina, donde lo mejor es quedarnos con el mínimo de cosas posible. Intenta no llenarla de trastos, sobre todo de aquellos que no usas, quédate con lo importante y así la tarea será más sencilla.

Orden para ordenar

placeholder Trucos de orden y limpieza para ahorrar tiempo. (Vlada Karpovich para Pexels)
Trucos de orden y limpieza para ahorrar tiempo. (Vlada Karpovich para Pexels)

Una buena forma de hacer que la limpieza sea más efectiva es planificar cómo vamos a hacerlo, por ejemplo, limpiando primero cocinas y baños porque suelen llevar más tiempo, después zonas comunes y dejando para el final los dormitorios, pero también emplear una buena técnica para hacerlo. Conviene recoger primero todo lo que está desordenado y después comenzar a limpiar desde arriba hacia abajo, ocupándonos primero de lo que queda más cerca del techo.

Mantener la casa ordenada con estos pequeños tips que podemos hacer a diario nos ayudará a que el día destinado a la limpieza general sea más llevadero. Recuerda compartir responsabilidades para no sobrecargarte, no intentar abarcar más de lo posible y organizar un buen plan, para que no se olvide ninguna tarea. Una casa ordenada y limpia es un lugar más feliz en el que vivir.

Decoración
El redactor recomienda