Logo El Confidencial
trucos de estilismo

Lencería: guía definitiva para saber cómo llevarla en verano

En verano, las temperaturas suben y la ropa deja mucha piel a la vista. ¿Problemas para elegir la lencería? Te proponemos una guía rápida para solventarlos. ¡No renuncies a tus prendas favoritas!

Foto: Lencería: guía definitiva para saber cómo llevarla en verano

Pensar qué ponerse siempre es una tarea difícil, aunque en verano parece que se simplifica. Pero pensar en qué ponerse debajo de la ropa veraniega, sí que es complicado. Aberturas estratégicas en zonas insospechadas, transparencias inesperadas, colores y tejidos que, de repente, se transparentan o espaldas con tirantes de lo más complicados no te lo ponen fácil. Así que hemos elaborado una miniguía para que sepas responder a los problemas más habituales que te plantea tu armario. ¡Comienza el desafío!

HASTA EL OMBLIGO... O incluso más allá. No pudiste resistirte a ese vestido a pesar de que su escote no es que sea profundo, es que es abisal. Bien, pues sin llegar al nivel de Kendall Jenner, que apuesta por la opción B –es decir, fuera sujetador–, las soluciones existen. Busca opciones sencillas y de lo más prácticas. Por ejemplo, sujetadores en forma de U, perfectos para escotes en V: dejan la zona libre y te evitan tener que estar ‘remetiendo’ encajes y blondas bajo el vestido todo el rato, intentando esconderlo. ¿Otra opción? Los que separan ambas copas con una tira recta y estrecha, ideal para escotes tipo halter.

Sujetador lencero rojo, de Triumph (60 ). En versión strapless y con las copas separadas, de La Perla (c.p.v.). A la derecha, sobre la modelo, sujetador strapless con forma de U, de Fashion Forms en Asos.com (35,99 €).

¿Y BAJO TU LWD? Es un básico del verano y te lo está pidiendo a gritos. Tu vestidito blanco, ese top semitransparente o esa blusa femenina y etérea esconden poco al resto de las miradas. ¿La solución? En realidad, y en este caso concreto, el toque fashion pasa por enseñar más que por ocultar. La opción A, como Heidi Klum, indica que debes jugar al contraste y apostar por sujetadores negros que, más que ocultar, se muestren en todo su esplendor. ¿Que prefieres una opción sugerente pero más sencilla? Apuesta por lencería blanca con encajes, que se deja ver, pero resulta más elegante y menos evidente. ¿Que prefieres que desaparezca del todo? Entonces, tu opción es la lencería en color nude y en tejidos lisos.

Sujetador negro, de Hanky Panky (50 €). Braguita en color claro de encaje, de Oysho (3,99 €).

AL AIRE. Porque los vestidos de verano están hechos para lucir espalda, la zona más sexy del cuerpo femenino según un reciente estudio de la Universidad de Austin. Así que, una vez que la has puesto a punto, el problema pasa por qué llevar si no quieres/puedes dejar el pecho en total libertad. Pues las firmas de lencería trabajan duro en el tema. Adhesivos para llevar bajo el pecho, sujetadores que dejan la espalda al aire y se adhieren bajo la axila, dejando la espalda al aire, se han convertido en auténticos aliados de tu lencería de verano. Piezas perfectas, especialmente, cuando no pasas de la talla 90-95. Si este no es tu caso, quizá sea mejor que pruebes con otro tipo de vestidos...

A la izquierda y en el centro, sujetador de Fashion Forms modelo ‘go bare’ (35 €).

SIN TIRAS. Los tops en versión strapless, los top crops y los vestidos palabra de honor está claro que son para el verano. Así que si ya puedes presumir de hombros tras haber tomado los primeros rayos de sol del verano, estás de enhorabuena. Las opciones son múltiples y la tecnología lencera ofrece cada vez mejores tejidos y formas, en cuestión de sujeción sin tirantes. Aquí la opción está muy clara, y los sujetadores en versión bandeau o, si prefieres con relleno y tipo corsé, serán tu alternativa. Eso sí, conviene no engañarse: por mucha evolución en tejidos y sujeción, la gravedad es la gravedad, así que si tienes mucho pecho, te funcionarán relativamente. Solo tú puedes decidir si estás suficientemente cómoda o no.

Sujetador tipo 'bandeau' en blanco y negro de H&M (7,99 € cada uno). Sujetador 'strapless' de Intimissimi (29,90 €).

ESPALDA CRUZADA. Los tops con un único tirante al centro, o con los hombros al aire, los escotes con cortes asimétricos y otras tendencias de la moda, son ideales pero generan no pocos problemas de ‘ajuste’. ¿La solución? Pasa por sujetadores ‘multiposición’, una pieza lencera que siempre viene bien tener en el cajón, especialmente cuando se trata de vestidos con espaldas ‘complicadas’. Una opción más sencilla y ‘multiusos’, las hebillas que unen los tirantes del sujetador en el centro de la espalda. A favor: que cualquiera de tus sujetadores se puede convertir en uno de espalda cruzada. En contra: que hace que los tirantes se claven en la base del cuello. Solo tú puedes decidir si la molestia compensa.

A la izquierda, sobre la modelo, sujetador con tirante olímpico de Women’secret (19,99 €). En nude, sujetador multiposición de H&M (19,99 €). Hebillas en tres colores para cruzar los tirantes de cualquier sujetador, de Fashion Forms en Asos.com (13,99 €).

Moda

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios