Logo El Confidencial
Consejos y tips

Claves para conseguir un recibidor de revista con muebles de Ikea

No hace falta tener un gran presupuesto para conseguir una entrada grandiosa

Foto: ¿Cómo conseguir un recibidor de revista con muebles low cost? (Cortesía Ikea)
¿Cómo conseguir un recibidor de revista con muebles low cost? (Cortesía Ikea)

El recibidor de casa, el hall o el vestíbulo, da igual cómo prefieras llamarlo. Este espacio es la puerta de entrada a tu hogar, decorativa y funcionalmente hablando. Por eso, aunque cada vez sea un espacio más pequeño, es necesario cuidarlo para sacarle el máximo partido y para, no se nos olvide, sentirnos en casa nada más cruzar la puerta y no en un pasillo desangelado.

Para que tu hogar se sienta apacible, cómodo y especial, todas las estancias deben mantener tu esencia, incluido el recibidor de casa. No es normal pasar corriendo por él, al quitarse los zapatos o dejar las llaves al entrar. Si le prestas un poco de atención, conseguirás un vestíbulo genial del que te sentirás orgullosa y por el que te apetecerá pasar y recibir visitas.

3 claves son suficientes para ello y las encontramos todas en Ikea: almacenaje, detalles y funcionalidad.

¿Qué necesita tu recibidor para ser de revista?

Lo primero y casi lo más importante: orden. Un espacio ordenado es un espacio aprovechado. Y un espacio aprovechado permite perderse en los detalles decorativos posteriores.

Orden y almacenaje se dan la mano para que puedas mantener todo bajo control. Algo que sorprende de las casas nórdicas, pero que se entiende al pensar en su climatología, es que sus recibidores son siempre espacios en donde guardar abrigos y zapatos, una forma cómoda de conseguir orden y no manchar la casa con nieve o barro.

Ikea. (Cortesía)
Ikea. (Cortesía)

Puede que pienses que no necesitas hacer lo mismo, pero te prometemos que si lo haces, no te arrepentirás jamás. Por eso, te proponemos un mueble perchero + zapatero con espacio donde sentarte para calzarte al salir de casa, como ese Pinnig de Ikea.

Sé que estás pensando que ahí no te caben todos tus zapatos y los de tu familia, lo sé, los míos tampoco. Pero no se trata de tenerlos todos, sino los que más se usen en el día a día que, reconozcámoslo, suelen ser muchos menos. Además, si os ha gustado la idea, un mueble Hennes como el de la imagen superior, acompañando al perchero, puede ser el espacio de almacenaje para calzado que necesites. Estos espacios son, además de altamente funcionales, muebles decorativos, al añadir unas flores, unos libros o un espejo, como nos demuestran los decoradores de Ikea en la imagen.

Ikea. (Cortesía)
Ikea. (Cortesía)

Si tu recibidor es estrecho, entonces la clave es utilizar ambas paredes con inteligencia y diferentes alturas, tal y como se muestra en esta fotografía. En un lado, tenemos un armario Platsa seguido de un perchero con almacenaje en estanterías abiertas con cajas de fieltro, perfecto para guardar complementos como gorros, pañuelos y hasta paraguas.

Ikea. (Cortesía)
Ikea. (Cortesía)

En el lado contrario, unos zapateros Ställ que puedes reutilizar para guardar no solo zapatos y que, al tener repisa superior, puedes decorar con plantas, marcos de fotos, libros…

Ikea. (Cortesía)
Ikea. (Cortesía)

Si, por el contrario, tu recibidor no es un recibidor como tal, aprovecha la pared de entrada en toda su altura. Percheros y bancos con almacenaje se combinan perfectamente con un color de pared singular y, sobre todo, con la decoración artística superior. No deja indiferente: es original, bonito y práctico. Si quieres un detalle final, añade un escritorio como el de la imagen inferior (modelo Ingatorp) y pon encima el platito para las llaves y un jarrón con flores, para que siempre apetezca entrar a casa.

Ikea. (Cortesía)
Ikea. (Cortesía)

Por último, una idea para todas aquellas casas de grandes ciudades y pequeños espacios: un recibidor que no es uno como tal. Un armario zapatero encima de otro, formando una especie de armario para zapatos y complementos, seguido de un perchero alto para los abrigos y para dar amplitud: espejos.

Ikea. (Cortesía)
Ikea. (Cortesía)

Además, como habrás notado en todas las imágenes, en Ikea las alfombras no faltan nunca en los recibidores y es que, además de una función estética, también tiene una función práctica: evitar manchar el suelo con los zapatos de la calle. Si es que estos suecos se las saben todas.

Ocio

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios