Logo El Confidencial
Carmen Rodríguez ha alegado vivir de la familia

Gürtel: así es la vida en la urbanización gaditana desde donde la mujer de Correa saldrá a prisión

La Fiscalía Anticorrupción no se fía y ha pedido prisión inmediata sin fianza por riesgo de fuga para la que fue esposa del líder de la red corrupta del PP

Foto: Francisco Correa en la boda de Ana Aznar.
Francisco Correa en la boda de Ana Aznar.

Lejos quedan los días de colores fucsia, ornamentados de tules de Caprile y los baños en Valgrande, la urbanización más lujosa de Sotogrande frente a Valderrama, a los que Carmen Rodríguez Quijano, exmujer del cabecilla de Gürtel, Francisco Correa, está acostumbrada y tiene su residencia con su hija Paula. La rica empresaria ha sido condenada en el macrojuicio de la trama a 14 años y 8 meses de cárcel.

La Fiscalía Anticorrupción no se fía y ha pedido prisión inmediata sin fianza por riesgo de fuga para la que fue esposa del líder de la red corrupta del PP. Según ha sabido este medio de su entorno mas cercano, la ex del capo de la Gürtel “apenas si tiene para pagar la comunidad de vecinos de Valgrande”. La lujosa urbanización en la que tiene su dúplex está cercada por un muro y un circuito cerrado de televisión y según ha sabido Vanitatis se paga una comunidad alta: “Depende del piso, pero los más pequeños casi 400 y los áticos 1.000”. ¿De dónde ha sacado el dinero hasta ahora? Silencio.

La casa de la exmujer de Correa en Sotogrande. (A.G.)
La casa de la exmujer de Correa en Sotogrande. (A.G.)

De la mujer del Caprile en la boda de Ana Aznar a vivir embargada: la nueva vida de la ex de Correa

Carmen lleva una vida de "puertas para adentro" y ya no se la ve como antes, comentan vecinos de la elitista zona. El lugar, situado en el municipio de San Roque, Cádiz, de 165 apartamentos agrupados en casas de tres pisos de color albero rodeadas de césped y vegetación. Cuenta con tres piscinas, una de ellas cubierta y climatizada, gimnasio completo, spa, pádel y un green para practicar con el putt. Sus precios están de acuerdo con su situación, en la zona más exclusiva de Sotogrande por su cercanía a Valderrama. Oscilan entre los 470.000 euros de los más pequeños, que solo tienen dos dormitorios, y los 1,2 millones de los de cuatro. Vecinos con los que ha hablado este medio aseguran que “los dúplex son los más caros”, y podrían dispararse hasta 1,5 millones de euros.

La exmujer de Francisco Correa en una fotografía de 2016. (Gtres)
La exmujer de Francisco Correa en una fotografía de 2016. (Gtres)

Carmen vive en un dúplex de esta urbanización de más de 500 metros. Así lo decidió el juez tras su divorcio, que lo fijó como domicilio familiar para que viviera con su hija Paula. El inmueble está a nombre de una de las sociedades de su exmarido y fue embargado por el juzgado en 2009, en pleno estallido de la operación Gürtel. El embargo judicial, decretado para hacer frente a las posibles indemnizaciones derivadas de sus delitos, solo le impide venderlo, pero sí le permite utilizarlo, al igual que otro inmueble que Correa tiene en Sotogrande, un adosado en el puerto deportivo, donde ha pasado las últimas temporadas antes de ingresar en prisión.

Decorado lujosamente

Según ha sabido este medio, Correa pagó por el 'casoplón' de Valgrande 910.000 euros, pero luego invirtió en ella 320.317 euros en mejoras y acondicionamiento. Así consta en el informe policial del 31 de enero de 2014. Pero Correa no corrió con todos estos gastos de su bolsillo, sino que eran abonados por empresas de su trama, como ServiMadrid, Easy Concept y Ornage Market. Así, según hemos podido contrastar (y aportamos documentación de las mejoras hechas en el dúplex de Valgrande), decoró la casa familiar con materiales de los anticuarios de Volúbilis de la Milla de Oro marbellí y con cortinas y tapicerías de 16.966 euros.

Francisco Correa en un fotomontaje realizado en Vanitatis sobre los campos de golf de Sotogrande.
Francisco Correa en un fotomontaje realizado en Vanitatis sobre los campos de golf de Sotogrande.

También consiguió de la tienda de lujo marbellí Pedro Peña otros enseres valorados en 29.398,94 euros o plasmas de El Corte Inglés por 20.999 euros. La mansión donde vivía Carmen y Paula la compró Correa con una de las empresas de la trama investigadas en Gürtel: Osiris Patrimonial.

Su familia no aceptaba a su ex

Carmen aún no se cree que tenga que ingresar en prisión. Hija de uno de los empresarios condenados en la trama Malaya: Emilio Rodríguez Bugallo, un conocido constructor de Madrid, propietario de Construcciones Salamanca, que siempre vivió de lujo y falleció en 2008.

Estos mismos allegados a su familia paterna informan a Vanitatis de la precariedad que la ha tocado vivir a Carmen en esta ultima etapa del proceso judicial, “en el que sobrevive gracias a las ayudas de su madre y hermanos”. Nadie se alegra de su matrimonio con Francisco Correa. Algunos amigos de Don Emilione, como le llamaban en Marbella, nunca vieron con buenos ojos la relación de Carmencita y el máximo condenado en el caso Gürtel.

Para los amigos del padre de Carmen, "Correa dio un braguetazo con ese matrimonio”. De hecho, a partir de estas segundas nupcias, la suerte de Correa tomó vida propia. Coincide esta fase con la mayoría absoluta que consiguió el PP en el Gobierno central, en el autonómico de Madrid y en buena parte de los municipios. Carmen, su flamante esposa, fue una garantía para los negocios de Correa. Y la boda de la hija de Aznar ya la lanzó al estrellato. Poco antes de este enlace, celebraban ellos su boda oficiada por Marisol Yagüe, más tarde imputada en el caso Malaya.

Poco después encargaron a Paula, su única hija. Desde que se casaron, el matrimonio realizaba todo tipo de las operaciones en su yate Carmencita de Puerto Banús. Era su segundo despacho. Correa había empezado a transitar por el entorno marbellí con todo lo que ello significa: conducía coches de alto standing y comenzaba a relacionarse con el lujo. En la documentación incorporada a la causa figuraban las agendas personales de Rodríguez Quijano, que revela la organización de fiestas multitudinarias en Marbella y un listado de contactos entre los que se encontraba Rosalía Iglesias, la mujer de Bárcenas con residencia en Guadalmina.

Separada de Correa

En Sotogrande, la esposa del ‘capo’ de la Gürtel vive en una inmensa urbanización llamada Valgrande, inmersa en un parque de alcornocales. Allí ha estado residiendo con su hija Paula, de 14 años. Según cuenta a Vanitatis la esposa del cerebro de la trama Gürtel, Carmen Quijano tuvo dificultades para quedarse embarazada y, una vez que lo consiguió, Correa quiso asegurarse de que se llevara a cabo el mismo método que el realizado por la Casa Real para que su ‘heredera’ tuviese siempre una magnífica salud: “Que le hagan lo mismo que a la hija del Príncipe. Mi hija también es la princesa de su padre. Da igual lo que cueste. Sin escatimar”, decía Correa según cuenta a este medio una de sus secretarias de Serrano 40 de Special Events.

Madre e hija han estado siempre muy unidas. Carmen relató a sus más allegados marbellíes que se separó del presunto cerebro de la trama Gürtel en 2005 por las "continuas infidelidades" de Correa, aunque el matrimonio siguió viviendo bajo el mismo techo hasta febrero de 2009. En esta fecha, el juez Baltasar Garzón ordenó la detención de Correa. Durante su declaración ante el juez Garzón, el 11 de febrero de 2009, Carmen Rodríguez Quijano trató en todo momento de desmarcarse de su marido. Aseguró que no tenía trato con él y que estaba en trámites de separación desde hacía cuatro años. Sí admitió que fue administradora única de Special Events y Pasadena Viajes –dos de las sociedades implicadas en la trama– a petición del contable de la red y amigo de la infancia, José Luis Izquierdo. Pero aseguró: "De lo que hacía y deshacía Paco yo no sé nada". Poco tiempo después pidió el divorcio.

En los términos de su petición le reclamó a Correa una pensión de 4.500 euros mensuales para cubrir el alquiler de la casa de Valgrande, 1.500 euros para el colegio privado de la hija y más de 1.000 euros al mes para la manutención de ambas. La demanda de divorcio se presentó en los juzgados de Pozuelo de Alarcón. De esta obligación de Correa, según fuentes muy cercanas a Carmen, nunca ha cobrado, por lo que ya han pedido la ejecución de las medidas. “No ha cumplido con lo que dictaminó el juez. No le pasa nada ni a ella ni a su hija”. Según sus cuentas, desde que interpuso la demanda de separación en 2014, le adeuda casi 50.000 euros a Carmencita. Sus allegados recalcan que vive gracias a la ayuda de su madre y hermanos.

Enchufada de Galeote

Hasta la sentencia de Gürtel, la estrategia de Rodríguez Quijano ha sido siempre la de una esposa que no sabía o que desconocía los negocios de su exmarido a pesar de que gran parte de su patrimonio estaba puesto a su nombre y figuraba como administradora de las empresas de él. Frases como “Mi marido no me contaba nada de sus negocios o de sus actividades" salían habitualmente de su boca, pero el juez lo ha tenido claro. Rodríguez Quijano, años después de casarse con Correa, entró a trabajar como jefa de gabinete de Guillermo Ortega, el exalcalde de Majadahonda imputado en el caso Gürtel para el que la Fiscalía también pide penas de prisión. Después pasó a ser jefa de prensa en el Ayuntamiento de Estepona con la popular Rosa Díaz.

Todo ocurrió en el 2002. Ese año, el Ayuntamiento de Estepona ya estaba en el punto de mira. La empresa Pasadena de Francisco Correa, imputada en el caso Gürtel, hizo once servicios a la sociedad municipal por valor de 8.877,91 euros; y Special Events, la otra empresa en la que operaba, presentó tres facturas por 13.762,21 euros. A la primera edil le impusieron a dedo a la mujer de Correa en el Ayuntamiento como jefa de prensa. Según ha sabido este medio, en los archivos del Ayuntamiento no queda vestigio alguno de la relación laboral que Carmen Rodríguez mantuvo con el organismo: todos los expedientes han desaparecido misteriosamente. Uno de los concejales relata a este medio que fue Ricardo Galeote quien la impuso para el puesto. Su marido ya era proveedor municipal antes de su llegada y lo siguió siendo tras su partida. Cuentan en el consistorio “lo enchufada que estaba y ni se la podía rechistar".

Famosos

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios