Logo El Confidencial
ante un nuevo juicio

Marina Castaño, luces y sombras, 17 años después de la muerte de Cela y 30 del Nobel

El 1 de abril se abre una vista oral por una supuesta malversación de fondos de la Fundación Camilo José Cela

Foto:  Marina Castaño, en una foto de archivo. (EFE)
Marina Castaño, en una foto de archivo. (EFE)

El pasado 17 de enero se cumplían 17 años de la muerte de Camilo José Cela y el próximo octubre, el 30 aniversario de su Premio Nobel, que se lo otorgaron por una brillante carrera en la que destacaron en especial dos novelas, 'La familia de Pascual Duarte' y 'La colmena'. Esta segunda fecha será un momento idóneo para recordar la figura del escritor, que más allá de su trayectoria, tenía también una dimensión muy mediática a la que contribuyó también su boda con Marina Castaño, que tuvo lugar en la más estricta intimidad en marzo de 1991. En aquel entonces la periodista tenía 34 años (de hecho, algunos invitados creían que lo que iban a celebrar era un cumpleaños y no el enlace) y el escritor, 75. Para él era su segundo matrimonio, pues anteriormente había estado casado con Rosario Conde, con quien tuvo a su único hijo, Camilo José Cela Conde.

Tras su muerte llegaron los litigos no solo personales sino también judiciales, que a día de hoy siguen sin alcanzar su fin. De hecho, está previsto que Marina Castaño se siente en el banquillo el próximo de mes de abril por supuesta malversación de fondos públicos en la Fundación Camilo José Cela. La vista oral, que se celebrará a partir del día 1 de ese mes, tendrá lugar en la Audiencia Provincial de A Coruña y, al igual que Marina, también será juzgado (con jurado popular) Dositeo Rodríguez, exconselleiro de Manuel Fraga y expatrono de la fundación que lleva el nombre del escritor, según desvelaba Europa Press.

[LEER MÁS: Marina Castaño 'casa' a su hija Laura]

Camilo José Cela Conde. (EFE)
Camilo José Cela Conde. (EFE)

En el juicio se va a determinar si en el despido del director gerente de la fundación en 2010, Tomás Cavanna, hubo malversación de 150.000 euros. Por cierto, que él también se sentará en el banquillo por esta cuestión. Según la titular del juzgado, Paula Ventosa, se simuló la destitución, "a pesar de ser conscientes todos ellos de que no se trataba de un despido, sino que quería abandonar voluntariamente la fundación". En aquel momento, "más del 50 por ciento de sus ingresos provenían de subvenciones públicas". Y el caso se abrió después de que una vecina de Iria Flavia, donde está ubicada desde 1991, presentara una denuncia y aportó a la Fiscalía de Galicia información sobre supuestos trasvases de dinero entre la fundación y sociedades del escritor y Marina Castaño.

Una fundación rescatada

En la actualidad es una fundación del sector público de Galicia, pues tuvo que rescatarse en abril de 2010 por la mala situación financiera de la misma, porque se entendió que era esencial proteger su patrimonio, que engloba manuscritos y epístolas del autor, así como una nutrida pinacoteca. Fue en ese momento cuando la Consellería de Cultura ocupó la presidencia del patronato.

En 2014, Marina Castaño sufrió un duro revés judicial, después de que el Tribunal Supremo la condenara a entregar al hijo del escritor tres cuartas partes de su fortuna, que habían calculado en unos 8 millones de euros. Era la tercera sentencia a favor del antropólogo, que tenía que ser compensado con 3,9 millones de euros por parte de Marina Castaño por los derechos de explotación de la obra del literato, que habían sido transmitidos a dos sociedades controladas por la periodista. Asimismo, la fundación también debía hacer entrega de 1,1 millones de euros al hijo del escritor pues consideraban que habían sido vulnerados sus derechos por las donaciones que había hecho su padre en vida. Recordemos que Marina Castaño era la heredera universal designada por el nobel en su testamento de 1991 y consideraba que su hijo ya estaba compensado con una donación de un cuadro de Joan Miró.

[LEE MÁS: A la venta por 1,5 millones la finca donde se casaron Camilo José Cela y Marina Castaño]

Cela, Marina Castaño y Severo Ochoa.  (EFE)
Cela, Marina Castaño y Severo Ochoa. (EFE)

Un año antes de este revés judicial, Marina Castaño se había vuelto a casar con el cirujano Enrique Puras, por lo que perdió el marquesado de Iria Flavia, que el rey Juan Carlos le había concedido al escritor en 1996. Ahora la colaboradora de 'Espejo público' en Antena 3 tendrá que demostrar ante un jurado popular lo que declaró en un reportaje a 'Vanity Fair': "No defraudar, no mentir y no obrar con malicia. Creo que es una de mis cualidades, a lo mejor la única".

En este momento, Marina cuenta con dos puntales fundamentales, su marido y su hija, Laura, fruto de su matrimonio anterior con José Luis Fernández, con quien la viuda de Cela estuvo casada cinco años. La enésima cita judicial será en abril...

Famosos

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
3 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios