Logo El Confidencial
CAMBIOS

Pedro Cavadas se pasa a la privada: el 'doctor milagro' que lo dejó todo por un duro golpe

Al fallecer su hermano, abandonó su vida de lujos. Se marchó a Kenia y decidió dedicarse a los demás, aunque no puedan pagarle. Está divorciado y tiene dos hijas adoptadas

Foto: El doctor Cavadas recibe una condecoración por reimplantar la mano a un soldado estadounidense. (EFE)
El doctor Cavadas recibe una condecoración por reimplantar la mano a un soldado estadounidense. (EFE)

"Me cambio de hospital porque no doy abasto. Tengo más trabajo del que puedo atender". El cirujano Pedro Cavadas, conocido como el 'doctor milagro' por sus operaciones de altísimo nivel, es una celebrity en el mundo de la medicina. Esta semana explicaba así en la prensa su decisión de abandonar la sanidad pública para volver a la sanidad privada. El médico se ha incorporado al equipo de Cirugía Plástica y Reparadora del Hospital Nisa 9 de Octubre, aunque dice que seguirá siendo "un complemento" para los casos complejos. Vuelve por donde solía, tras una profunda crisis personal que le llevó a cambiar sus tres Porsches por una bicicleta.

[LEA MÁS: El primer trasplante de cara en España]

Cavadas ha pasado a la historia por ser el responsable del primer trasplante de cara en España y sus operaciones marcan hitos en las publicaciones especializadas. No suele prodigarse en televisión, aunque tampoco es reacio a aparecer en los medios (este invierno concedió una entrevista a 'El hormiguero' que se convirtió en uno de los hitos de audiencia de la historia del programa). Eso sí, cuando recuerda su pasado de rico burgués no suele sentirse cómodo. La muerte de su hermano y un viaje a Kenia le cambiaron la vida: a partir de aquel momento, decidió desprenderse de todo y dedicarse a los demás, aunque no tuvieran un euro para pagarle.

Pablo Motos y Pedro Cavadas, en un momento de 'El Hormiguero'. (Atresmedia)
Pablo Motos y Pedro Cavadas, en un momento de 'El Hormiguero'. (Atresmedia)

Divorciado y con dos hijas adoptadas en China, Ruolan (18) y Xiaodan (14), reniega de aquel doctor de bata blanca -ahora prefiere no llevar 'uniforme'- que disfrutaba con el consumo excesivo y caprichoso. Era, ha dicho en alguna ocasión, "un pobre diablo".

Dedicado a sus hijas

Así de franco es este médico, uno de los más prestigiosos y polémicos del mundo. "Siempre fui así, pero me di cuenta y por lo menos ahora he tenido la valentía de quitarme un montón de lastres. Querer tener y tener genera una situación de infelicidad continua hasta que te das cuenta. No soy yo la Virgen María, pero creo en una distribución razonable de la riqueza", declaró en una entrevista en 'El País'.

[LEA MÁS: Pedro Cavadas: "Somos unos monos cabrones"]

Cavadas trabaja entre su Valencia natal y África, donde dice que se redescubrió. Es en Kenia donde suele pasar más tiempo, pero también le gusta escapar a Tanzania, donde practica el tiro con arco, una de sus grandes aficiones junto con la caza con arco. Este médico es un hombre de ciencia, que no suele leer más que literatura especializada para poder estar al día en cirugía reconstructiva, su especialidad, y que vive dedicado a los demás y a sus hijas.

Pedro Cavadas se abraza a Samira Benhar, a quien le reconstruyó el rostro. (EFE)
Pedro Cavadas se abraza a Samira Benhar, a quien le reconstruyó el rostro. (EFE)

"Ellas siempre dicen que su papá es el más listo de todos. Pasan conmigo consulta muchas veces y, sí, han entrado cientos de veces en quirófano. Están muy acostumbradas", contaba en una entrevista en El Confidencial hace unos años.

Sus operaciones han sido criticadas por sectores médicos por ser arriesgadas. Pero él siempre dice que le "resbalan" las críticas. Porque, además, así se define: "Cada vez socializo menos con los colegas de la profesión.Yo sé que soy un tío raro, poco social, y no. No voy a esas verbenas que organizan".

Famosos
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios