Logo El Confidencial
SUCESOS

La otra vida de Blanca Fernández Ochoa: 'realities', 'coaching' y electroestimulación

La desaparición y el fallecimiento de la exesquiadora ha conmocionado al país. Tras sus éxitos deportivos hizo un poco de todo, desde participar en programas de televisión a viajes de esquí

Foto: Blanca Fernández Ochoa, en una imagen de archivo. (Getty)
Blanca Fernández Ochoa, en una imagen de archivo. (Getty)
Autor
Tiempo de lectura4 min

El cadáver de la medallista olímpica Blanca Fernández Ochoa ha aparecido en la montaña que la vio crecer, en Cercedilla. Fue la Policía Nacional quien alertó el pasado fin de semana a través de las redes sociales de la desaparición de la exesquiadora y desde entonces un sentimiento de inquietud fue creciendo entre la sociedad española. Al no constar movimientos de tarjeta y dejarse el móvil en casa, la desaparición se consideró desde el principio de "alto riesgo".

["Me voy, necesito pensar". Las palabras de Blanca Fernández Ochoa antes de desaparecer]

La desaparición de Blanca, de 56 años, fue denunciada por su familia el 29 de agosto. Desde entonces, las fuerzas de seguridad han desplegado un operativo sin precedentes en la sierra de Madrid para buscarla, después de que su hermano Luis encontrara el coche en una de las zonas favoritas de los senderistas madrileños, Las Dehesas.

Un triste final para Blanca Fernández Ochoa, que ha sido una de las mejores esquiadoras del deporte español y una pionera en el deporte femenino. Consiguió la medalla de bronce en los Juegos Olímpicos de Albertville 1992, en eslalon, convirtiéndose en la primera medalla femenina española en unos Juegos. Y casi consiguió el oro en Calgary 88, pero una caída le quitó la gloria.

Consiguió otros muchos éxitos deportivos pero se retiró en los años 90. Durante los dos primeros años después de su retirada no quiso coger unos esquíes. Ella, que se había criado en Cercedilla, a los pies del puerto de Navacerrada, le cogió aversión al deporte que tantas gratificaciones le había dado a ella y a su hermano, el también recordado Paco Fernández Ochoa.

Blanca Fernández Ochoa, en Sierra Nevada, en 1992. (Cordon Press)
Blanca Fernández Ochoa, en Sierra Nevada, en 1992. (Cordon Press)

Desde su retiro, como reveló en el diario 'As', se había dedicado a hacer "un poco de todo". "Viajes de esquí, con empresas, con amigos, doy alguna charla de coaching...". En 2007 comenzó a participar en la empresa StarDreams, dedicada al asesoramiento a directivos y ejecutivos en la mejora del rendimiento laboral, junto a otros conocidos deportistas como Almudena Cid o Fernando Romay. También regentó una tienda de deporte familiar y su nombre aparece en el Registro Mercantil asociado a una empresa en liquidación, Tibosec SL, dedicada al lavado y limpieza de prendas textiles y de piel. Últimamente se ganaba la vida como entrenadora de electroestimulación.

Pero lo que le devolvió la fama momentáneamente fue su participación en varios programas de televisión, como 'La selva de los famosos' (el antecedente de 'Supervivientes' en Atresmedia), 'Splash, famosos al agua' (en 2013) y otros formatos en la televisión vasca como 'El conquistador del Aconcagua' y 'El conquistador del fin del mundo'. Cuando alguien le preguntaba cómo se había decidido a formar parte de estos formatos, ella solía responder que no sabía "decir que no" cuando le planteaban un desafío.

Blanca y su segundo marido, David Fresneda, con sus hijos cuando eran pequeños. (Cordon Press)
Blanca y su segundo marido, David Fresneda, con sus hijos cuando eran pequeños. (Cordon Press)

La vida personal de Blanca Fernández Ochoa giraba en torno a sus dos hijos. Tras nueve años de noviazgo, el 18 de julio de 1991 se casó con su entrenador y director técnico del equipo nacional, el italiano Daniele Fioretto. Se separaron en 1994. De su posterior unión con David Fresneda, propietario de una escuela de buceo en Murcia, nacieron en enero de 1999 su hija Olivia y un año después, David. La pareja se separó en 2007.

"Cuesta arriba"

En una entrevista que concedió a Vanitatis en 2008, cuando presentaba un proyecto para relanzar la estación de esquí de Navacerrada, habló sobre su entonces reciente divorcio: "Te voy a hablar con toda sinceridad: ahora mismo, que ni me hablen de hombres. A los únicos varones que quiero ver a mi lado son mi hijo y mis hermanos. Digamos que estoy en época de duelo". Para ella, era muy duro "estar sola" con sus hijos. "Todo se me hace muy cuesta arriba".

Fernández Ochoa recibió varios importantes galardones del Consejo Superior de Deportes: en 1983 y 1988 el Premio Reina Sofía a la mejor deportista nacional y en 1981 el Joaquín Blume (para deportistas menores de 22 años). En diciembre de 1994 le fue concedida la Medalla de Oro de la Real Orden del Mérito Deportivo.

Famosos
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
5 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios