Logo El Confidencial
ESPECTACULAR

El vestidazo de Ivanka Trump que llevó su madre en 1991: ¿a quién le queda mejor?

La hija del presidente de Estados Unidos sorprendió en la fiesta de la boda de la diseñadora Misha Nonoo con un modelo de Bob Mackie

Foto: Ivanka Trump, en una imagen de archivo. (Getty)
Ivanka Trump, en una imagen de archivo. (Getty)

Se ve que a Ivanka Trump le gusta esta pieza del vestidor de su madre y, además, le parece perfecto para una boda... La asesora e hija del presidente de Estados Unidos llevó a la fiesta nupcial de la diseñadora Misha Nonoo un espectacular vestido de inspiración años 20 que ya lució su madre, la inigualable y no precisamente elegante Ivana Trump, en 1991 en un evento en Nueva York en el que posó con una leyenda del cine italiano, Gina Lollobrigida.

Sin duda, era una elección perfecta para un acontecimiento de estas caracteristicas, pues tuvo lugar en los emblemáticos estudios de Cinecittà, en los que se rodaron brillantes películas como 'La dolce vita' o 'Cleopatra'.

Este diseño de Bob Mackie ya lo había lucido Ivanka en otra boda en 2014, la del diseñador Joseph Altazurra, pero ha sido ahora cuando más poderosamente ha llamado la atención, pues no en vano lo ha escogido para uno de los grandes eventos sociales del año en Europa. Una boda, recordemos, a la que asistieron Meghan Markle (muy criticada en el Reino Unido por haber lucido un Valentino que costaba 10.000 euros) y Harry, pues la diseñadora fue quien les presentó en 2016, pero también Eugenia y Beatriz de York, amigas de los contrayentes.

Los Sussex, por cierto, se perdieron el fiestón porque tenían que regresar al Reino Unido ya que se marchan a Sudáfrica con su hijo Archie, lo que les imposibilitó también asistir a un servicio religioso en Balmoral que se convirtió este domingo en un cónclave de los Windsor.

Ivana Trump, con Gina Lollobrigida en 1991. (Getty)
Ivana Trump, con Gina Lollobrigida en 1991. (Getty)

La cita en Roma este fin de semana era de alto voltaje en lo que a términos de glamour se refiere, pues, además de las royals, asistieron modelos como Karlie Kloss y la cantante Katy Perry, sin dejar de lado a la novia, que con un vestido minimalista y clásico era el epítome de la elegancia ideal para cambiar de estado civil por segunda vez.

Ivanka había dejado el listón muy alto en la ceremonia con un modelo de la diseñadora israelí Galia Lahav, en color melocotón y con complementos en dorado, en el que la capa, una de las tendencias de la temporada, era uno de los elementos clave.

Ivanka y su marido, en la boda. (EFE)
Ivanka y su marido, en la boda. (EFE)

Antes de marcharse a Estados Unidos, también fue fotografiada por las calles de Roma con un vestido estampado, ideal para temperaturas primaverales de Zimmerman, con un precio que ronda los 900 euros, y con otro de Dolce&Gabbana con un estampado de azulejos. En ambos casos, con alpagartas de Castañer, que le daban a sus looks un guiño mediterráneo.

Ver esta publicación en Instagram

Ciao Roma! ❤️

Una publicación compartida de Ivanka Trump (@ivankatrump) el

Famosos
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios