Luismi Rodríguez subasta Ferraris y el Audi del atentado de Aznar para pagar sus deudas
  1. Famosos
200 vehículos al mejor postor

Luismi Rodríguez subasta Ferraris y el Audi del atentado de Aznar para pagar sus deudas

Van a ser cinco subastas: tres donde figuran tractores, carruajes de caballos, coches clásicos e históricos y otras dos en las que salen a la puja vehículos industriales y utilitarios

Foto: Luismi Rodríguez subasta Ferraris y el Audi del atentado de Aznar para pagar sus deudas
Luismi Rodríguez subasta Ferraris y el Audi del atentado de Aznar para pagar sus deudas

Luis Miguel Rodríguez, dueño de Desguaces La Torre, dio el salto al mundo mediático de la prensa del corazón a raíz de sus respectivos noviazgos con Carmen Martínez-Bordiú primero y Ágatha Ruíz de la Prada después. Nada se sabía de él salvo en su sector, donde su desguace en Torrejón de la Calzada, con cerca de cuatrocientos empleados, está considerado como el más grande de España y uno de los mejores de Europa en capacidad y recuperación sostenible. Pero no hace mucho llegaron los problemas.

En julio del 2018, el Juzgado de lo Mercantil nº12 de Madrid declaró en concurso de acreedores a Desguaces La Torre nombrando administrador concursal a UBsolvia SLP, como informó El Confidencial. El empresario mantenía una deuda de muchos millones de euros con diferentes acreedores, el principal, la Agencia Tributaria. Una situación muy difícil que, aunque se han ido haciendo pagos en este tiempo para reducir la deuda, arrastra desde hace unos años y que se complicó con unas ampliaciones en los terrenos del desguace que comenzaron antes de que llegaran los permisos de urbanismo correspondientes.

Ágatha y Luismi. (Cordon Press)
Ágatha y Luismi. (Cordon Press)

Cinco subastas

La situación económica actual es muy complicada y antes de que llegue una liquidación total de sus bienes y empresas por parte del juzgado, Luis Miguel Rodríguez ha querido solucionar sus deudas por medio de una enorme subasta de parte de sus bienes (coches de lujo, maquinaria, carruajes del XIX...) a través de la empresa especializada IAG Auction.

Luis Miguel ha explicado a Vanitatis las razones de esta decisión: “Son vehículos que yo vendo para hacer dinero. Quiero solucionar lo antes posible mis deudas y la manera de hacerlo es así. La subasta está promovida por mí para salir del concurso de acreedores lo antes posible. Hay camiones, tractores, coches de alta gama que no se usan. Tenía más de veinte. Si solo utilizo dos, pues el resto los vendo. Igual que los coches de colección. Si no hay museo porque está parada la obra, para qué lo quiero. Cuando ya no haya deudas y me interese alguno, pues lo compro”.

Algunos de los coches a subasta. (IAG Auction)
Algunos de los coches a subasta. (IAG Auction)

En este apartado de vehículos de coleccionista hay más de cincuenta y destaca un Hispano Suiza que es la joya de corona de la puja, según aclara José María Méndez de Castro, jefe de la subasta que se encargará de tramitar los bienes. Asegura Luis Miguel Rodríguez que “cuanto más tiempo pasa, menos valor tienen los vehículos en el mercado. Cuando vengan mejores tiempos, compraré lo que me haga falta. Lo que quiero dejar claro es que el dinero de la subasta no va a ningún juzgado ni tampoco a la Agencia Tributaria. La subasta la promuevo yo y lo que se obtenga va a las arcas de Desguaces La Torre y de ahí a los acreedores. Hay un convenio por el que tengo que pagar once millones de euros. Ahora solvento una parte y lo que me quede en cinco años. Le empresa no está en periodo de liquidación, que entonces sería cuando el juzgado se quedaría con todo. Desguaces La Torre se encuentra en fase de convenio y con la subasta soluciono parte de esas deudas”.

Algunos de los coches a subasta. (IAG Auction)
Algunos de los coches a subasta. (IAG Auction)

200 vehículos y mucha historia

Van a ser cinco subastas, cada una diferente dependiendo de la tipología. Hay tres donde figuran tractores, carruajes de caballos, coches clásicos e históricos. Y después hay una cuarta y quinta en la que se subastan vehículos industriales y de obra pública y utilitarios. José María Méndez de Castro explica a Vanitatis cómo y cuándo se realizará. “Se organizará durante cinco días a través de la página web www.iagaution.com. Las personas que estén interesadas se tendrán que inscribir en la tipología del lote por el que quieran pujar. En total, en las cinco subastas habrá unos doscientos vehículos. La de los clásicos se abrirá el 2 de julio y se cierra el 7 con un horario de 24 horas”. Los precios de salida de los lotes los marca la propia casa de subastas. “Nosotros tenemos especialistas tasadores en cada especialidad. Y en este sentido se tiene en cuenta el valor histórico”, confirma Méndez de Castro.

El Audi en el que viajaba José María Aznar cuando sufrió el atentado en 1995 y uno de los cinco camiones que utilizaba Franco para sus traslados en misiones de campaña son dos de los lotes que forman parte de esta atípica subasta, ya que Luis Miguel Rodríguez se hizo con ambas piezas hace unos años. El vehículo en el que se trasladaba el que era en aquel momento presidente del Partido Popular se mantiene exactamente igual.

Así quedó el Audi tras el atentado. (IAG Auction)
Así quedó el Audi tras el atentado. (IAG Auction)

Una vez terminada la puja, todo lo subastado permanece en las naves de Torrejón de la Calzada, se emiten las facturas a los ganadores, que son quienes retiran lo adquirido. De esta manera, Luis Miguel Rodríguez podrá hacer frente a parte de las deudas que tiene acumuladas con la Agencia Tributaria y otras empresas: “Ahora puedo pagar por ejemplo un 30% y el resto más adelante. Hacienda lo que quiere es cobrar. La subasta la promuevo yo y creo que va a funcionar muy bien porque hay material importante”.

Luis Miguel Rodríguez Desguaces La Torre
El redactor recomienda