El mundo taurino, de luto: muere Fabiola, la hija del legendario Álvaro Domecq
  1. Famosos
UNA SAGA CENTENARIA

El mundo taurino, de luto: muere Fabiola, la hija del legendario Álvaro Domecq

Madre de los rejoneadores Luis y Antonio, ha muerto en Jerez de la Frontera, ciudad gaditana de la que su padre fue también alcalde

Foto: Álvaro Domecq, padre e hijo. (Getty)
Álvaro Domecq, padre e hijo. (Getty)

Fabiola Domecq Romero fallecía el pasado miércoles y esta mañana, jueves, a las diez y media de la mañana, se celebraba una misa funeral por ella en la iglesia de Santo Domingo de Jerez de la Frontera. La misa ha sido oficiada por el obispo de Jerez, José Mazuelos.

Era la representante de una gran dinastía taurina y del mundo del caballo, una de las familias más conocidas y queridas de Jerez, a la que pertenecía por su padre, Álvaro Domecq y Díez, que llegó a ser alcalde de la localidad gaditana, su hermano Álvaro y sus hijos, Antonio y Luis Domecq , rejoneadores también. La familia es propietaria de la ganadería Torrestrella y Álvaro, hermano de Fabiola, además es director técnico honorífico de la Real Escuela de Arte Ecuestre de Jerez.

Fabiola fallecía a los 79 años en la finca Los Aguijones (Benalup, Cádiz). Estaba casada con Luis Fernando Domecq Ibarra, con el que tuvo diez hijos: Fabiola, Luis, María José, Isabel, Antonio, Valvanera, Esperanza, Patricia, Rocío y Reyes.

Un duro revés

La familia sufrió, en marzo de 1991, un durísimo golpe al perder a cuatro de sus hijas (María José, Valvanera, Esperanza y Patricia) en una accidente de tráfico. Se dirigían, en compañía de su profesora, a la finca Los Alburejos para reunirse con su familia. Aquella tragedia conmocionó a todo el mundo y la entereza de los padres al enfrentarse a una situación tan delicada también. Familia de profundas convicciones religiosas, se aferraron a su fe para poder afrontar la situación. Fabiola destacó siempre por su empatía hacia los demás y estar volcada en numerosas causas sociales.

Álvaro Domecq hijo, con Salvador Vega y Francisco Rivera, en la plaza de toros de Ronda. (CP)
Álvaro Domecq hijo, con Salvador Vega y Francisco Rivera, en la plaza de toros de Ronda. (CP)

La asistencia fue tan numerosa que muchas personas tuvieron que quedarse fuera de la iglesia de Santo Domingo, entre ellos los jinetes de la Real Escuela de Arte Ecuestre; la alcaldesa de la localidad, Mamen Sánchez, el torero Antonio Lozano y numerosos representantes de la sociedad jerezana

A principios de este mismo año, la familia Domecq vendía la que ha sido su finca más emblemática, Los Alburejos, a inversores extranjeros, protagonizando una de las operaciones económicas más importantes de los últimos años, cifrada en torno a los 20 millones de euros.

Visión de negocio

El pasado mes de julio, la finca pasaba a manos de sus nuevos propietarios y la ganadería Torresestrella era trasladada a otra propiedad de la familia, El Carrascal (en Benalup). En los últimos años, los Domecq habían empezado a gestionar a nivel turístico la finca que han vendido, realizando en ella un espectáculo llamado ‘A campo abierto’. Fue la primera ganadería en abrir sus puertas al turismo para mostrar cómo es la vida cotidiana en el campo, las labores con los toros y la pericia de los hombres que a caballo se encargan de la ganadería. El espectáculo logró ser uno de los grandes reclamos turísticos de la provincia de Cádiz, siendo visitado por más de 200.000 personas de todas partes del mundo.

Alburejos era también el refugio de muchos toreros que buscaban en el campo y en la amistad de la familia Domecq intimidad y desconectar. Entre las personas que formaban parte de su círculo íntimo, había nombres muy conocidos, desde el actor Mario Moreno ‘Cantinflas’, que trabó gran amistad con ellos por sus visitas a Sudamérica, al rey emérito, don Juan Carlos, que se alojó en ella en numerosas ocasiones.

Domecq
El redactor recomienda