Isabelle Junot, pareja del próximo marqués de Cubas: las líneas rojas de su vida personal
  1. Famosos
PERFIL

Isabelle Junot, pareja del próximo marqués de Cubas: las líneas rojas de su vida personal

Este 20 de octubre fallecía Fernando Falcó y su único hijo será el heredero del título nobiliario. Desde hace casi tres años es pareja de la hija del empresario Philippe Junot

Foto: Isabelle Junot, pareja del próximo marqués de Cubas: las líneas rojas de su vida personal
Isabelle Junot, pareja del próximo marqués de Cubas: las líneas rojas de su vida personal

La muerte de Fernando Falcó este miércoles 20 de octubre ha sido una terrible noticia para una familia que ha vivido dos enormes pérdidas en el plazo de tan solo siete meses. Primero, la de su hermano, Carlos Falcó, víctima del covid-19, el pasado 21 de marzo, y segundo, la de Jaime Hoyos de Carvajal, marido de Xandra Falcó, hija del marqués de Griñón, el pasado 3 de septiembre.

Especialmente duros son estos momentos para Álvaro Falcó, único hijo del marqués de Cubas y Marta Chávarri, que ha perdido a su padre, a su tío y al marido de su prima en poco más de medio año. Circunstancias, como decimos, complicadas en las que va a contar con el apoyo de sus familiares. Entre ellos, su prima Tamara Falcó y los hermanos de esta, con los que mantiene una muy buena relación y que están viviendo la misma situación que él. También son cruciales su círculo de amigos, entre los que se encuentra Alonso Aznar, hijo de José María Aznar y Ana Botella, quien fue una de las primeras personas en acercarse al tanatorio (al igual que sus padres). Y, por supuesto, su pareja, Isabelle Junot, quien le acompañó a la capilla ardiente, en el tanatorio de La Paz en Tres Cantos (Madrid).

Foto: Tanatorio de Fernando Falcó: de Alonso Aznar a Xandra Falcó, los asistentes

La suya ha sido una relación muy discreta y apartada casi completamente de los medios de comunicación y también de las redes sociales, en las que han dejado muy pocos rastros en los últimos meses. Álvaro tiene el perfil cerrado, de tal manera que solo sus seguidores conocen el contenido de sus posts, e Isabel publicaba una fotografía el pasado 29 de agosto, geolocalizada en cala Jondal, uno de los enclaves más chic de Ibiza. En inglés escribía: "Tú me das la sal, yo te doy la pimienta".

Ver esta publicación en Instagram

You gimme the salt, I give you the pepper. 🤝

Una publicación compartida de ιѕαbelle Jυиσɬ ☺︎ (@isabellejunot) el

Hace tan solo unos meses, el pasado abril, cuando España entera estaba bajo las estrictas normas del estado de alarma, entrevistamos a la hija del empresario Philippe Junot y la socialite Nina Wendelboe-Larsen, y pudimos constatar varios detalles muy ilustrativos de su manera de ser, que enumeramos a continuación...

El primero y principal es que es tremendamente reservada con respecto a su vida personal, no solo en lo que concierne a sus progenitores, figuras públicas y muy seguidas durante años por los cronistas sociales (no en vano su padre fue el primer marido de Carolina de Mónaco). También a propósito de su pareja, Álvaro Falcó, destinado a ser el próximo marqués de Cubas, una vez se cumplimenten los preceptivos trámites burocráticos que suelen llevar varios meses y conllevan cierta complejidad por la cantidad de documentación requerida.

El motivo de nuestra entrevista era promocionar Isa Healthy Live, una iniciativa que veía la luz hace unos meses a través de Instagram y con la que presta un servicio de coaching para desarrollar los postulados de una alimentación intuitiva. Quedaban fuera, por tanto, según acordamos con su representante, las cuestiones de carácter personal, una condición innegociable. Fue en el contexto de esas preguntas que realizamos por teléfono de una manera muy distendida y cordial (el confinamiento nos impedía encontrarnos físicamente) cuando hizo la única alusión a su noviazgo, cuando le preguntamos cómo llevaban sus recomendaciones su entorno y su pareja: "Están encantados porque antes era la que les reñía cuando comían algo que no consideraba apropiado. Ahora soy muy consciente de que es mejor hacerlo con libertad, no a escondidas. No es que antes fuera pesada, pero ya no pienso cuando le voy a poner queso a una ensalada que es nocivo, o si me apetece una napolitana me la como. Insisto, se trata de no ser rígido, de estar en paz".

¿Una madrileña más?

Otra de las cuestiones que nos dejaba claras Isabelle y que son claves para su vida futura es que se encuentra feliz en Madrid, donde está instalada tras su periplo por diversos países. Esta vida nómada le ha proporcionado una educación exquisita (eso es lo que rezumaban cada una de sus respuestas) y cinco idiomas (aunque habla un excelente español, salpica su discurso con algunas palabras en inglés o francés con la pronunciación y la prosodia de esas lenguas). "Decir que soy una madrileña más quizás es demasiado decir... pero estoy muy feliz en Madrid. No tengo sangre española, pero siempre me ha encantado. Mi abuela danesa vive en España, está encantada y ni siquiera habla español. Siempre he sido una persona que se adapta a donde ha estado. La diferencia es que en otros lugares he sabido que me marcharía, he hecho planes condicionados por eso. Aquí no, siento que he vuelto a mis raíces. De hecho, he elegido España para echar raíces. No pienso irme, para nada. Creo que la calidad de vida aquí es incomparable".

Foto: Isabelle Junot, ante su gran cambio vital: "He decidido echar raíces en España"

Pese a su enorme discreción, Isabelle sí habló de los inicios de su relación con Álvaro Falcó en el contexto de un reportaje conjunto con su madre. Eso sí, de manera tangencial, casi de puntillas. Se conocieron en la localidad suiza de Gstaad, uno de los lugares favoritos por las élites para practicar los deportes de invierno: "En realidad, lo saludé pensando que era otra persona. Otro español que tampoco sabía quién era pero que creía que iba a saludar. Así que hablamos un rato (...)". Y se reencontraron dos años más tarde en Madrid, que fue cuando tuvo lugar lo que coloquialmente llamamos flechazo: "Yo ni siquiera vivía aún aquí... Y nada, con el tiempo, me mudé, empezamos a quedar con la misma gente y poco a poco...", desvelaba a 'Vanity Fair'.

En efecto, tienen un grupo de amigos comunes entre los que se encuentran el ya mencionado Alonso Aznar, pero también Marta Ortega y Carlos Torretta, a cuyo enlace acudieron en noviembre de 2018, aunque su relación se 'oficializó' en la corrida goyesca unos meses antes. Pocas han sido las veces en las que se les ha visto juntos. Su noviazgo, sin embargo, ha suscitado un enorme interés e incluso se encontró un paralelismo entre la historia de amor de sus padres y la suya: hace casi un cuarto de siglo se relacionó sentimentalmente a Philippe Junot con Marta Chávarri, esta ya separada de Fernando Falcó y Alberto Cortina, después de que se les fotografiara juntos durante una estancia de unos días en Mallorca.

La boda y la maternidad

Aún parece prematuro pensar en la boda de Álvaro Falcó e Isabelle Junot, aunque el año pasado cuando le preguntaron sobre el asunto, echó balones fuera: "No tengo ni idea, eso hay que preguntárselo a él. Ahora no sé, es muy pronto todavía", manifestaba en unas declaraciones recogidas por '¡Hola!', en las que tampoco descartaba ser madre sin tardar demasiado: "Tengo 27 años, todavía queda... Dentro de tres o cuatro años".

Isabel, que empezó a abrirse camino en el mundo del cine en Estados Unidos ("Nueva York es mi segunda casa", nos decía a Vanitatis), está muy volcada en los últimos meses en su iniciativa de coaching, que ha pasado a ser su máxima prioridad profesional. Y se ha convertido en lo que se denomina una microinfluencer, que son últimamente muy bien valoradas por las marcas, pues estiman que llegan a un público nicho y, por tanto, de calidad, lo que es muy beneficioso para que su mensaje llegue al receptor adecuado.

Las estadísticas de su perfil de IG, según SocialBlade.
Las estadísticas de su perfil de IG, según SocialBlade.

Los datos de la herramienta de medición SocialBlade arrojan un excelente número en términos de interacción, ya que suele recibir en torno a 500 comentarios por cada uno de sus posts. Sustancialmente superior a su perfil profesional, donde tiene una modesta cantidad de followers, unos 2.500, que son los más interesados por su faceta de promotora de hábitos de alimentación saludable, lo que ella denomina "comida intuitiva": "Es una manera de tener una relación sana con la comida. Es un proceso al final del cual el cuerpo te pedirá lo que necesita. Toda la vida he sabido comer sano, evitaba el azúcar o los alimentos procesados, pero esto para mí ha sido una auténtica revelación".

Sus referentes familiares

Isabelle, que estudió en el internado Le Rosey, el considerado colegio más caro del mundo, por el que han pasado royals como Juan Carlos I o Balduino de Bélgica, y miembros de las élites financieras como la dinastía Rothschild, tiene entre sus referentes familiares a su madre y a su abuela, que son a quienes más ha elogiado en sus muy poco frecuentes entrevistas, como la que concedió a Vanitatis: "Siempre he creído en la elegancia natural, en una visión de conjunto de la persona. Depende de muchos elementos, de ser discreto, de ser un ejemplo para la gente, de cómo respondes a ciertas cosas. Es algo que trasciende lo físico. En definitiva, alguien con distinción, refinado en su estilo y en su manera de ser. Mi madre es un buen ejemplo. Y mi abuela francesa era muy elegante".

Y otro excelente referente para Isabelle es su padre, Philippe Junot, que sigue manteniendo una excelente relación con su exmujer, y con quien suele reunirse en Marbella, el epicentro de numerosas vivencias familiares felices. El empresario y promotor inmobiliario, que goza de una excelente salud a sus 80 años, que cumplió el pasado 19 de abril, tuvo tres hijos con Nina, Victoria, Isabel y Alexis, y fue padre por cuarta vez en 2005 junto a la modelo Helen Wendel, con quien tuvo a su hija Chloé. En palabras de la propia Isabelle, "es el mejor padre del mundo".

Carlos Falcó