Nuria González, la guardiana afectiva y patrimonial de Fernández Tapias
  1. Famosos
ELLA VELA POR SU TRANQUILIDAD

Nuria González, la guardiana afectiva y patrimonial de Fernández Tapias

Desde el primer momento, Nuria supo diferenciar su vida matrimonial de la relación de su marido con los seis hijos que tuvo con anterioridad

placeholder Foto: Fernando Fernández Tapias y Nuria González en una imagen de archivo. (Getty)
Fernando Fernández Tapias y Nuria González en una imagen de archivo. (Getty)

Desde que comenzó la pandemia las salidas públicas del empresario Fernando Fernández Tapias y su mujer, Nuria González, han sido escasas. Tanto es así que incluso hubo ciertos rumores sobre su estado de salud que nada tenían que ver con la realidad.

A sus 82 años se encuentra “como una rosa y con ganas de seguir trabajando”, como confirmaban a Vanitatis hace una semana desde el entorno directo del empresario. En aquel momento la actualidad informativa tenía que ver con la aparición en el BORME (Boletín Oficial Registro Mercantil) de un cambio en la presidencia Naviera F Tapias Galicia. El padre dejaba paso en la presidencia del consejo de este negocio a su hijo Juan Carlos mientras que él se quedaba como figura honorifica. Un directivo de la naviera confirmaba la noticia: “ Don Fernando ya no ostenta el cargo de presidente del Consejo, si bien ostenta el cargo de presidente honorífico del Grupo Tapias".

Foto: Fernando Fernández Tapias. (Cordon Press)

Ahora la actualidad tiene que ver con el próximo encuentro con sus hijos en el juzgado, como adelantó el diario ABC.

A raíz de estas declaraciones y de la notificación pública del Registro, la primera interpretación tenía que ver con una decisión de Tapias de jubilarse y dedicarse a tiempo completo a su familia en unos momentos en los que la pandemia marca la pauta en la vida de muchas personas y más en el caso del empresario, que forma parte del grupo de riesgo, tanto por edad como por las complicaciones coronarias que tuvo hace unos años.

placeholder Fernando Fernández Tapias en una imagen de archivo. (Getty)
Fernando Fernández Tapias en una imagen de archivo. (Getty)

Esta interpretación de abandonar la vida laboral que sigue manteniendo no se ajustaba y sí en cambio con las apariciones sociales del matrimonio. Una de las últimas veces que se les ha visto públicamente ha sido a mediados de febrero en la terraza del restaurante Arde en la plaza de la Independencia de Madrid. Al ser al aire libre y con el cumplimiento estricto de las medidas sanitarias no hubo problema para que el matrimonio abandonara la mansión de la urbanización Puerta de Hierro, donde viven con los dos hijos pequeños, Iván y Alma.

Esta aparición echaba por tierra los rumores sobre el mal estado de salud del empresario, agravado por los conflictos con algunos de sus otros seis hijos, cuatro de los cuales -Borja, Fernando, Iñigo y Sandra- ya no ostentan cargos representativos y ejecutivos en las empresas paternas.

Según informaba el diario ABC, el martes próximo habrá un encuentro en los juzgados donde los hijos mayores que tuvo con Victoria Riva de Luna, que falleció en el 2010, se enfrentarán con su padre para dilucidar algunas decisiones empresariales con las que no están de acuerdo. Incluso apelan a un supuesto deterioro cognitivo: “Es una historia muy fea porque Fernando siempre les ha facilitado la vida. Se hizo a sí mismo y todo lo que tiene se lo ha ganado con esfuerzo y trabajo. Ahora resulta que los hijos le piden cuentas. No hay explicación para este conflicto y ojalá se solucione por las buenas y no se convierta en un macro juicio mediático”.

placeholder

Fernández Tapias se encuentra tranquilo y tiene un apoyo fundamental en Nuria González, que filtra las llamadas que no tienen que ver con la vida cotidiana. Procura que en estas circunstancias complicadas con unos hijos a punto de romper definitivamente las relaciones filiales, la calma reine en su casa. La que fuera comentarista experta en moda en programas de televisión y Tapias, un hombre casado dos veces y con fama de conquistador, llevan más de veinte años juntos y son una pareja totalmente sólida.

Se casaron en el 2002, después de cuatro años de noviazgo, en la finca ‘La Peñuela”, propiedad de Fermín Bohórquez y Mercedes Domecq. Tuvieron a Iván y Alma que tienen 17 y 13 años y adoran a su padre.

Desde el primer momento, Nuria supo diferenciar su vida matrimonial de la relación de su marido con los seis hijos que tuvo con anterioridad y a los que siempre ha apoyado en todos los aspectos, más aún en momentos difíciles como han sido los divorcios.

placeholder Nuria González en una imagen de archivo. (Getty)
Nuria González en una imagen de archivo. (Getty)

Aseguran a Vanitatis que Nuria ha sido el enlace familiar y en muchas ocasiones, ante la ausencia paterna por cuestiones profesionales, era la que organizaba encuentros festivos en su casa para que los hermanos estuvieran juntos, y lo más importante, para que tuvieran un contacto directo con el padre.

En estas últimas semanas ha sido también el correo de transmisión para su marido, que hasta que todo se solucione y por consejo de sus abogados, prefiere mantenerse en silencio. Nuria González se encarga de mantener la tranquilidad en la casa en la que, por las medidas sanitarias, solo están los convivientes.

Nuria González Fernando Fernández Tapias
El redactor recomienda