esos grandes clásicos

Cuenllas, mantequería y tapas

Una tienda de productos seleccionados y extraordinarios o un restaurante estupendo. Cuenllas es uno de esos sitios que parecen de la familia, de los de toda la vida

Foto: Cuenllas, mantequería y tapas

Cuenllas es uno de esos sitios que parecen o, mejor dicho, son como de la familia, porque llevan toda la vida entre nosotros. Ángel Cuenllas fundó la tienda en 1939 como un local en el que se vendían buenos productos de la época, y ha evolucionado también bajo la batuta de su hijo Fernando hasta ser un referente donde encontrar los mejores productos, seleccionados y de primerísima calidad. Excelentes quesos, conservas de verduras, espárragos terciados, ventresca de Aguirreoa y atún rojo de Don Bocarte, patés de Lafite, y embutidos, mortadelas y gran jamón ibérico. La oferta se completa y cierra con una magnífica bodega de vinos, cavas y soberbios champanes.

A este pequeño tesoro, Don Ángel agregó primero una pequeña barra, en la que poder tomar tapas y bocadillos, y un coqueto comedor, donde disfrutar de platos clásicos bien hechos después, para mantener en una de las zonas más nobles de Madrid uno de los locales con más arraigo gastronómico oculto tras sus cristaleras y fachadas de madera.

¿Una tienda o un restaurante?, ¿una mantequería o una barra de tapas? Son dos locales contiguos que inauguran la calle de Ferraz, y un solo concepto: ¡buena gastronomía! En formato tienda y buena barra de tapas y raciones.

Tino desde la barra aconseja y recomienda siempre con acierto, buenos vinos que acompañen un animado picoteo en la barra. Una buena carta de tapas entre las que recomendar y destacar las croquetas y los soldados de Pavía, la ensaladilla y los canapés de solomillo de buey con flor de sal o el de merluza rebozada. Muy buenos también los chipirones con su cebollita o la yema de huevo con trufa negra. Isabel es la responsable de que de la cocina de Cuenllas salgan platos redondos, sabrosos y muy ricos. El equipo lo completa y dirige Andrés, siempre atento, agradable y correcto; sabe mantener la cortesía y el buen trato que se le presupone a una casa como esta.

Hay platos que forman parte de la historia y de la buena cocina de este local, como el foie fresco al Pedro Ximénez o los canelones de txangurro delicados y exquisitos, y ahora en temporada de alcachofas las hacen deliciosas con almejas.

Esta vez probamos un muy buen paté de campaña que hacen en la casa, unas deliciosas tostas de gambas de carne prieta y alioli en su justo punto. El clásico risotto de setas y trufa, cremoso, con sabor y untuoso, y un lechazo de carne suave, en su punto de cocción perfecto.

Es menester dejar siempre un hueco para los postres, pero, en este caso, en vez de dulces, probar algunas de las estupendas tablas de quesos con los que disfrutemos apurando las últimas copas de uno de esos extraordinarios vinos con los que siempre te seducen.

La tienda de Cuenllas y su restaurante se han ganado por derecho propio un lugar en el paseo de la fama del imaginario gastronómico de Madrid.

Cuenllas. C/ Ferraz 3 y 5. Madrid. Tlf: 91 547 31 33

Gastronomía
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios