Logo El Confidencial
Gastronomía en hoteles

La carta del hotel Ritz, una experiencia de lujo al alcance de todos

Más que un hotel, un palacete construido siguiendo los deseos del rey Alfonso XIII. Una auténtica joya arquitectónica en la mejor zona de Madrid. Un restaurante de lujo para todos.

Foto: La carta del hotel Ritz, una experiencia de lujo al alcance de todos

Más que un hotel, es un palacete construido siguiendo los deseos y gustos del rey Alfonso XIII. Una auténtica joya arquitectónica en la mejor zona de Madrid. Un hotel que tradicionalmente ha servido de alojamiento a los viajeros más célebres que han visitado nuestra ciudad: Su jardín, sus salones y su restaurante han sido el lugar de encuentro frecuentado por unos pocos y soñado por casi todos. Un reducto de lujo, estilo y glamour en la mejor zona de Madrid. Un lugar pensado y gestado en la Belle Époque dejó que sus estancias fueran seducidas por el lujo recatado y discreto de la época. Salones, estancias y rincones sofisticados que por ello no pasan de moda y se hacen eternos. Sus pasillos, su bar y sus habitaciones han recogido el eco de cientos de anécdotas de la historia de Madrid y del mundo. El hotel Ritz ha sido y es el icono del lujo y el estilo en Madrid.

Sentado en una de las esquinas del comedor Goya, uno tiene la oportunidad y el privilegio de contemplar despacio y pausadamente, con admiración, el salón de techos altos que amplía aún más los espacios para convertirlos en un volumen diáfano vestido y decorado con delicada elegancia. Enormes lámparas de araña que cuelgan del techo, mullidas alfombras de lana que cubren los suelos y ricos tapices que visten las paredes. Es uno de esos pocos sitios con estilo en los que uno se siente bien y redescubres ‘lo bien que se vive bien’.

La carta del restaurante, muy bien estructurada, sorprendentemente asequible, con recetas de cocina española actualizadas, con ciertas influencias de la cocina francesa, y firmada por el chef Jorge González, quien introduce además algunos platos que se sirven en medias raciones para incitar a probar más cosas sin que lo note mucho el bolsillo.

Destacar el tradicional carpaccio de carabineros, uno de los platos emblemáticos y que le han dado fama al hotel. Fina y fresca la ensalada de cardos. Más contundente un buen risotto de verduras de temporada con queso. Glamurosas las alcachofas rellenas de foie y pato. Después de buscar un calificativo que definiera lo más acertadamente el jarrete, al final solo diría ¡majestuoso! En el apartado de carnes hay que mencionar y destacar uno de los mejores steak tartar de Madrid, servido junto con unas patatas fritas estilo chuchería que, esta vez sí, nos atrevemos a incluir en el top 3 de la capital. Si prefiere probar el pescado, una gran opción es el lomo de salmón con mostaza y miel, rico, suave, con un cierto punto dulce.

Pero si comer a la carta es una opción absolutamente recomendable, el menú degustación Velázquez por solo 85 € (si tenemos en cuenta el lugar, el ambiente y el servicio) es toda una oportunidad y un acierto. Así se recorre lo más representativo de la cocina del hotel en 4 platos y 2 postres que incluyen la ensalada de cardo rojo de la huerta de Carabaña con brotes tiernos, vinagreta de cecina de León, queso curado y frutos secos; una crema de patata gallega y trufa negra con huevo poché, avellanas y torreznos; un gran lomo de rape con puerro en texturas, trufa y ajo negro, y una paletilla de cordero lechal de Pedraza con salteado de sus mollejas. De postre: un granizado de melocotón con sorbete de mango y maracuyá, y una galleta de lima con texturas de cítricos y sorbete de mandarina.

Hotel Ritz. C/ Antonio Maura 1. Madrid.

Gastronomía

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios