Restaurantes en la ciudad condal

Chiringuitos para comer en Barcelona

En Barcelona aún se pueden aprovechar los días templados y soleados de otoño para comer frente al mar. En cualquiera de los numerosos chiringuitos y restaurantes que existen junto a la playa

Foto: La Deliciosa. Barcelona
La Deliciosa. Barcelona

Barcelona es vanguardia y Gaudí. Es sol y playa. Es puerto y mar. Es el urbanismo intricado del barrio gótico y la judería y la prolongación reticular del Eixample. Barcelona es una ciudad volcada al mar de buenos restaurantes, pero también de agradables chiringuitos gastronómicos, en los que se ofrece cocina local, para disfrutarla mirando al Mediterráneo. La playa nos recuerda el verano, ese periodo de tranquilidad, vacaciones y buen tiempo que en ciudades asomadas al mar tienen la fortuna de extender hasta casi entrado el invierno y durante muchos meses del año. Para aprovechar estos días de otoño soleados aún y templados, nada como acercarse a la playa para comer en un chiringuito. Les recomendamos dos que nos resultaron muy agradables. 

Chiringuito Las Sardinitas
Chiringuito Las Sardinitas

La Deliciosa

En la misma playa de La Barceloneta, llama la atención un chiringuito colorido, levantado con materiales de desecho, reutilizados para convertirlos en un local animado y muy agradable que aprovecha su situación y contacto íntimo con la naturaleza para inventarse a base de imaginación y buen gusto; de aspecto 'vintage'. La Deliciosa es un espacio abierto al mar, donde la gastronomía tiene su razón de ser a través de una cocina sencilla, local, fácil, pero rica y bien emplatada. Recibe su nombre, al que hace honor, del apodo con el que se conocía antiguamente la playa de San Miguel.

Su comida es de inspiración y sabor mediterráneos, sin complicaciones pero rica. Su carta está muy bien pensada para desconectar un rato al mediodía y parar a comer en el mejor ambiente. Y si se hospeda cerca, no hay nada como bajar a la playa temprano para hacer un poco de ejercicio y después reponer energía con el desayuno especial a base de huevos, tomate natural, tostadas, zumo y café. A la hora del almuerzo un tentempié rápido: un buen bocata caliente. La Bella Belluci, en pan de focaccia, berenjena, tomate, anchoa y albahaca. Si prefiere tomarse su tiempo y desconectar un rato, una comida rica y ligera: la parrillada de verduras con salsa romescu. Si se acerca por la tarde, su 'afterwork' es famoso por sus cócteles y combinados.

Paseo Marítimo s/n. Playa de San Miguel.

Las Sardinitas
Las Sardinitas

Chiringuito Las Sardinitas

Muy cerca del Hotel Arts, al otro lado del puerto olímpico, junto a la playa, un chiringuito que goza de la brisa y las vistas sobre el mar azul es, como su nombre indica, el mejor lugar de Barcelona para tomar unas sardinas a la brasa, pero no solo eso. Aquí se sirven buenos arroces de carabineros, un tartar de atún con guacamole y salsa de ostras, muy fresco y rico; o una buena pieza de bacalao en sartén con almejas, delicioso. El chiringuito Las Sardinitas, así como su hermano El Chipirón, ofrece buena cocina local, basada y orientada al mar. No en vano, acuden a diario a la lonja para comprar el pescado y el marisco para luego servirlo en elaboraciones sencillas pero resultonas.

Avinguda Litoral, 36. Barcelona.

Gastronomía

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios