Logo El Confidencial
Una calle para comérsela

Carrer Parlament: los imprescindibles de la modernidad gastro en Barcelona

Entre el Paralelo y las Ramblas, muy cerca del centro -pero suficientemente lejos de él-, la calle Parlament es hoy refugio gastro de la modernidad barcelonesa

Foto: Federal Café
Federal Café

Protegido del agobiante turisteo del Born y del Gotic y al amparo de las deslumbrantes propuestas gastronómicas de los Adrià, disfruta el barrio de Sant Antoni de un momento mágico. Lo escandinavo-industrial convive con lo vintage-neorrústico y lo orgánico-saludable con lo intenso-contundente. El resultado: una oferta refrescante y necesaria, cosmopolita y afín; de repente, un montón de sitios apetecibles con cartas ultramodernas y horarios desbaratados. Desayunos, 'brunches', 'afterworks', vermuts y tapeo a cualquier hora. Os llevamos de paseo por algunos de estos cafés y restaurantes que en los últimos años han convertido al barrio en el imprescindible punto de reunión.

Federal Café

Federal Café
Federal Café

Copiando el aire de los café-bistrós de Sidney, asomó su cabeza el Federal Café para dar consuelo a sus dueños australianos, Tommy y Crick, añorantes desde hacía ya diez años de un buen desayuno en la ciudad condal. Con una carta de inspiración internacional, un 'look' limpio, fresco y joven, y un horario ininterrumpido, el Federal daba el pistoletazo de salida para que la calle Parlament se convirtiera en el lugar de encuentro más 'cool' de la modernidad barcelonesa. Muy luminoso, con líneas geométricas y abierto al exterior, seguro que tú también encontrarás tu sitio en cualquiera de los espacios que elijas para tomarte el café, la ensalada o quizá una hamburguesa de carne de canguro. Dividido en tres plantas, con una preciosa terraza en la azotea, el Federal está a reventar a cualquier hora del día. Los 'croissants' recién horneados del desayuno, las ensaladas y hamburguesas rigurosamente orgánicas o las tartas de elaboración propia convocan cada día de la semana a una parroquia fiel, rendida desde el primer momento. Te recomiendo el delicioso 'carrot cake' y el zumo de manzana ecológico y, si eres de los del 'brunch' del domingo, los huevos al horno con bacón inglés y crema 'fraîche'. Bonito detalle para nuestras queridas mascotas, los del Federal son 'dog-friendly'.
 

Café Cometa

Café Cometa
Café Cometa

Hermano pequeño del exitoso café-galería Cosmo en Enric Granados, en el Cometa puedes relajarte tomándote uno de los mejores cafés que se sirven en Barcelona. Siguiendo la onda del diseño nórdico, con tonos pastel y estética minimalista, encontrarás un remanso de paz en medio del barullo cotidiano del centro de la ciudad. Aunque orientado hacia las preparaciones saludables -no os perdáis sus originales zumos recién exprimidos o los bocadillos con verdes variados, como las espinacas o el aguacate-, otros de sus puntos fuertes son las deliciosas tartas caseras, el 'chai latte' y los batidos. Excepcional la tarta de manzana con canela, la 'carrot cake' y los 'brownies'. Pero si ya te has abandonado del todo y sientes que la tarde ya va cayendo, no dudes en empezar a pedirte una tan infrecuente en Barcelona como magnífica Estrella Galicia o un 'gin-tonic'.

El Dinàmic de BCN

Dinàmic de BCN
Dinàmic de BCN

Menos orgánico y más contundente. Menos filigranas y más intensidad. Esta es la sólida apuesta del Dinàmic. Tradicional comida catalana y gran selección de cervezas artesanales en un antiguo taller mecánico con un emplazamiento envidiable. De estética neoindustrial y altura sorprendente, la luz entra a raudales y nos permite disfrutar de esa tremenda pinta que tienen las riquísimas patatas al Provolone con cebolla caramelizada o la torrada de bacalao con olivada. Abierto de par en par al exterior, con un formidable jardín vertical y una agradabilísima terraza en la planta de arriba, nos invita a entrar y a disfrutar de este momento. No lo desaprovechemos, que la felicidad es solo eso, momentos. Los encontrarás en Facebook.

Lando

Cocina clásica europea sin complejos, sin miedo a huir de lo mediterráneo y sin miedo a retomarlo, y con una extraña querencia por las cocinas del norte, el alma de Bernard Benbassat late detrás de este proyecto gastronómico. Entre lo nórdico y lo neoyorquino, un interiorismo industrial de altos techos y bombillas desnudas nos descubre su pasado como antiguo parking, un espacio acogedor y vivido.

Lando
Lando

Si buscas una experiencia un poco más potente que las saludables propuestas de los locales vecinos, con elaboraciones más sofisticadas e intensas, con carrilleras y rabo de ternera, con yogur al curry y torrijas, aquí has acertado. Hacía falta el Lando para completar la oferta gastronómica del barrio. Además de unas tapas rematadamente modernas, nos ofrecen un ajustado menú de mediodía y otro de noche que va variando a un precio fijo. Siempre hay una propuesta vegana, eso sí, y vinos ecológicos también. Sabores tradicionales, pero con la mirada puesta en el sentir del cliente, buscando siempre el plato perfecto. Y el fin de semana la oferta aumenta con la deliciosa incorporación de pasteles caseros y platos con huevo para que tu 'brunch' del sábado sea inmejorable. No necesitas muchas excusas para incluirlo en tu agenda. Seguro que reincidirás.

 

¿Tienes un dispositivo móvil iOS Androidnbsp;Descarga la APP de Vanitatis en tu teléfono o tablet y no te pierdas nuestros consejos de moda, belleza y estilo de vida. Para iOS, pincha aquí, y para Android, aquí.

Gastronomía

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios