Penélope, pillada en un renuncio
  1. Noticias
NOTICIAS

Penélope, pillada en un renuncio

¿Imaginaba Penélope Cruz que a la revista Psychologies sólo le interesaba su faceta profesional cuando la entrevistó? La actriz española, consciente de que además de su

placeholder Foto: Penélope, pillada en un renuncio
Penélope, pillada en un renuncio

¿Imaginaba Penélope Cruz que a la revista Psychologies sólo le interesaba su faceta profesional cuando la entrevistó? La actriz española, consciente de que además de su trabajo de interpretación, interesa su vida privada, no dudó en responder a preguntas sobre su personalidad o los planes futuros de formar una familia. Y, como era de esperar, las respuestas llegaron a la imprenta.

Con su imagen ocupando de lleno la portada de la edición inglesa de la publicación, el titular 'Soy fuerte pero vulnerable' invitaba a pasar página. Al hacerlo, el periodista encargado de entrevistarla resumía que el reportaje trataba sobre "su preocupación incorregible, su instinto maternal y por qué odia los cotilleos sobre los famosos".

Ya en los kioskos, y difundido al mundo entero a través de Internet, Penélope lo leyó -"digo que no, pero lo leo todo. Si tengo media hora libre me voy a mirar Internet", asegura- y no le gustó el resultado. A pesar de que bromeaba al afirmar que consultar las noticias que surgen sobre ella en la red "es una manera garantizada de enfadarse por nada", la entrevista en cuestión le molestó, y mucho. Tanto, que sus abogados ya están estudiando qué medidas legales van a tomar.

"Siempre es una trampa compartir tus secretos"

Al parecer, cuando la actriz vio el contenido de la revista se indignó y afirmó que aunque estuvieron dos horas hablando de cine, "lo único que publicaron fueron mis comentarios sobre cosas personales". "Siempre es una trampa compartir tus secretos", apostilló. Había caído, por tanto, en 'su propia trampa'.

Aunque no ha hecho públicamente ninguna declaración, desde su agencia artística han enviado a los medios una nota de prensa en la que aseguran que se trata de una "entrevista totalmente inventada". A la espera de la 'defensa' de la prestigiosa revista, que no se ha pronunciado al respecto, ¿qué deben creer sus lectores? ¿que la publicación se inventó las respuestas de cabo a rabo? ¿o que Penélope no tenía que haber hablado de sus intimidades si no quería que trascendieran? Incluso habría que plantearle una pregunta a la propia Pé. ¿Por qué hay que matar al mensajero cuando uno mismo mete la pata?

El debate ya es de asunto público. De un público que esta semana ya sabe que la actriz quiere tener hijos algún día, que cuando sea madre lo hará bien de verdad, que no sabe si cree en el matrimonio, pero sí en la familia el amor y los niños, que es muy protectora y que, a pesar de ser toda una estrella, todavía tiene miedo al despido. ¿Qué hay de malo en todo ello?

Muchos pensarán que si la entrevista fuera inventada, llevaría alguna jugosa declaración acerca de Javier Bardem, dado el secretismo con el que la pareja lleva su relación. Sin embargo, de él sólo se pone en boca de Cruz que "es un gran actor" y "un hombre maravilloso". Hasta que lo haga la Justicia -si es que lo hace-, juzguen ustedes mismos.